Diario de información sobre la actualidad política, social, económica y eclesial
4 DICIEMBRE 2016

El don de la paternidad

Vicente Agustín Morro López | 3 comentarios valoración: 3  52 votos
Vota 1 2 3 4 5
Resultado 3  52 votos
Sandro Botticelli

La festividad del Patriarca San José, día en también celebramos el Día del Padre, es un buen momento para recordar que la vida es un don, siempre un don. Para los que somos creyentes, es un don de Dios, que ha pensado con amor en cada uno de nosotros; para los que no lo son, puede ser simple fruto de la naturaleza –intencionado y calculado, o por azar o inesperado “fallo” o error-, o consecuencia de la técnica y los “avances” científicos. Hasta podría ser solo el fruto de «de la ciega evolución bioquímica del carbono», en acertada expresión de Benigno Blanco.

Lo acaba de recordar el Papa Francisco en la Audiencia General del 18 de marzo, al hablar de los niños. Todos somos hijos, y esto nos hace presente que la vida la hemos recibido de otros y no nos la hemos procurado ninguno de nosotros.

Siendo la vida un don, no puede ser otra cosa que puro don aquello que está en su origen: la paternidad y la maternidad. Parece mentira que esto, que es tan natural y evidente, haya que recordarlo constantemente en nuestra sociedad. Algo tan simple como decir ¡feliz Día del Padre!, se ha convertido, casi, en un grito revolucionario en una sociedad que menosprecia, esconde y trata de anular la figura del padre (y de otro modo, de la madre).

En este día festivo no debemos olvidar, ni mucho menos, los múltiples ataques que sufre la paternidad en este supuestamente civilizado mundo occidental: ideología de género, aborto, vientres de alquiler, parentalidad “individual” buscada, y a veces forzada interesadamente.

Ya hemos hablado en otros post sobre la ideología de género y sus nefastas consecuencias en nuestra sociedad y su ataque organizado y generalizado contra la institución familiar.

Qué decir del aborto, que deja al padre, de forma injusta e inhumana, sin la más mínima capacidad de decisión en la defensa de la vida del hijo que ha contribuido a engendrar.

También hemos alzado la voz, a diferencia de las feministas, contra la nueva esclavitud que suponen los vientres de alquiler: convierten a la madre y al hijo en mercancía, y desnaturalizan los lazos y vínculos físicos y emocionales ligados a la paternidad y maternidad naturales. Ni el dinero, la fama o el poder que utilizan con frecuencia los que "fabrican" y compran un hijo, pueden sustituir –faltaría más- lo que sabiamente la naturaleza ha construido durante milenios.

Otro serio ataque, que se recubre muchas veces de un inmerecido halo de ejercicio de derecho o de decisión personal libre, es la promoción de la parentalidad “individual”, la llamada incorrectamente monoparentalidad. Mono y parentalidad son términos contradictorios: nadie puede ser padre o madre individualmente, solo por sí mismo, pues necesita la participación de otro –progenitor real- u otros –intervinientes en técnicas y procesos de fecundación artificial-. A los efectos de manipulación del lenguaje el truco es el mismo que cuando se habla de interrupción del embarazo: se busca un término que disfrace la realidad y pueda tener buena prensa.

La monoparentalidad deliberadamente buscada, que no por casualidad es mayoritariamente protagonizada por las mujeres (90%) frente a los hombres (10%), es un intento militante, en la mayoría de los casos, de desfigurar el rostro de la auténtica familia. Es prácticamente el sueño de la ideología de género: la mujer es autosuficiente, no necesita al varón, se basta ella sola para ejercer las funciones que los antiguos roles de padre y madre –innecesarios como ellas demuestran- ejercían.

Además de estos ataques a la paternidad, más o menos directos, debemos denunciar hoy otra falsedad extendida en la actualidad: ser padre no es un derecho. Ya hemos dicho que es un don, una vocación, una misión, compartida con la madre. Es decir, es algo que se recibe, o no, y por tanto no puede ser un derecho –que por su propia naturaleza debe ser universal-. Por lo tanto, no se puede ser padre a toda costa, a cualquier precio –nunca mejor dicho-, “como sea”. Quien cree que tiene derecho a "tener" un hijo, no sabe qué es un hijo ni sabe qué es ser padre. Padre no se puede ser por ideología o militancia. Es más, quien actúa así, lo hace para satisfacer su deseo, o capricho, o el de un tercero, y por lo tanto cosifica al hijo, que nunca puede ser un medio para sentirse realizado, sino un fin en sí mismo (¡si el pobre Kant levantara la cabeza!).

En esta sociedad, desorientada antropológicamente, se inventa el "derecho" a tener un hijo y se niega precisamente el derecho de los hijos a tener un padre y una madre. Y todo esto se reviste de supuesto progreso, de ejercicio de nuevos derechos. ¿Es o no, visto lo que hemos visto, revolucionario seguir diciendo ¡feliz Día del Padre!?

>Comentar

* campos obligatorios
3Comentarios
Ignacio García-Juliá
|
El hombre invisible
Hace poco leí un artículo que llevaba por título algo así como "la mujer olvidada". Mucho se habla del papel de la mujer en estos tiempos convulsos donde la maternidad parece una "carga" e incluso una "tara" a ocultar. Pero poco se habla del "muro de silencio" que también se cierne sobre la figura del padre. Este artículo rompe una lanza en su favor y debería seguirle muchos otros. Felicito al autor por su acierto al "abrir la veda" para contribuir al reconocimiento de la figura del padre, su responsabilidad en la transmisión de la vida y el justo mérito que también merece.
José Luis Amat
|
Porque yo lo valgo
Extraordinario artículo, que me da pie a una reflexión-opinión. Creo que la vida y la maternidad, por ejemplo, son conceptos transcendentales que van más allá del hecho social. Me temo que los "anti", una vez que conforme avanza la ciencia, ven perdidos sus argumentos, creo que están girando hacia el "porque yo lo valgo", es decir, porque me da la gana, pasando por alto las razones y poniendo en la misma balanza el derecho a la vida y el aborto. Relativismo ...
Vero Polox
|
Muy necesario
El gran Vicente Morro vuelve a poner el dedo en la llaga, y esta es una llaga, una herida, profunda y antigua, que ya presenta signos de putrefacción. El olvido del PADRE está machacando la estructura social del occidente civilizado. Porque, como recuerda el RabinoSacks (otro sabio) "mientras que la maternidad tiende a ser universal, la paternidad representa un hecho claramente inusual, casi específicamente humano".

Gracias, Don Vicente. Yo también soy padre.

<< volver

sobre este blog
Vicente Agustín Morro López

Gracias a Dios, 30 años felizmente casado y padre de 5 hijos. Trabajando, por maldición bíblica, y estudiando, por amor a la sabiduría y a la Verdad. Miembro del Foro de la Familia y de la Federación Católica de Asociaciones de Padres de Alumnos de Valencia. Luchando por la vida,  la libertad y la familia. Mi lema, el del caballo Boxer (Rebelión en la granja): ¡Trabajaré más fuerte!
Búsqueda en los contenidos de la web

La imagen del día

>SÍGUENOS EN

Julián Carrón sobre los desafíos de Europa

Marcados con la N de nazareno

Persecución en Kaduna

Arte y pintura en Páginas Digital

El caballero de la mano en el pecho

David vencedor de Goliat de Caravaggio

Ministerio de educación y cultura

>Boletín electrónico

Recibe los titulares de PÁGINASDIGITAL.es en tu correo electrónico
Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja

>Últimos comentarios

El PP se ha rendido - Vicente, magnífico post. Das en el clavo, el PP ha renunciado a todo lo que ha motivado que muchísimos españoles le diéramos nuestra confianza. Hay un excelente artículo al respecto de Francisco J. Contreras  en Libertad Digital. Es muy penoso que no hayan derogado, completa, la Ley 3/2007, aquella que invertía la carga de la prueba, siendo así que el que es denunciado por discriminación hacia las mujeres tenga que probar que no lo ha hecho. En esa ley se nos impone a todos una ideología -que parte de una falsedad-, la ideología de género. Y en esa ley encontramos este artículo, que el PP no ha tenido narices de derogar al día siguiente de llegar al poder. Se comenta por sí sólo: Art. 14 de la Ley Orgánica 3/2007: (Criterios generales de actuación de los Poderes Públicos). 11. “La implantación de un lenguaje no sexista en el ámbito administrativo y su fomento en la totalidad de las relaciones sociales, culturales y artísticas”. ¡Gracias, sabio amigo! - Por JOAQUIN POLO
Poco futuro - Excelente artículo, es muy completo, se agradece. Es una pena que el ministro Wert, se haya encerrado, sin escuchar a nadie-nadie. Quien saldrá perdiendo de estos desencuentros serán, -una vez más-, nuestros hijos. - Por José Luis Amat
Tutora legal - La desprotección de las "tutoras legales" es realmente significativa... Un juez podría acogerse a esta omisión para privar del derecho de educación a los hijos adoptivos de una pareja de lesbianas...  - Por Anselmo
Gracias, gracias y gracias. - Agradezco de corazón vuestros comentarios. Para mí es un privilegio poder escribir en Páginas Digital. Me parece increíble que haya gente que se moleste en leerme y votar. Espero no defraudar a nadie. Quiera Dios que lo poco o mucho que se pueda hacer desde este blog sirva para acercar a alguien a la Verdad. - Por Vicente Morro López
- animo Vicente¡ muy b uena idea ¡¡¡ - Por benito zuazu sanchez

>DESCARGA NUESTRA APP