Diario de información sobre la actualidad política, social, económica y eclesial
7 DICIEMBRE 2016
Búsqueda en los contenidos de la web

>Entrevista a Federico Morán, candidato a rector

"La Complutense es el futuro"

Fernando de Haro | 0 comentarios valoración: 2  21 votos
Vota 1 2 3 4 5
Resultado 2  21 votos

Las elecciones a rector en la Complutense han venido envueltas en la polémica porque no se habían reformado a tiempo los estatutos. ¿Quién llevaba razón en esta polémica, el rector Carrillo o la Comunidad de Madrid?

Lo relevante no es el reparto de culpas, sino que en un Estado de Derecho hay que cumplir las leyes, incluso si estamos en desacuerdo. En 2007, el Gobierno del presidente Rodríguez Zapatero promovió una reforma de la Ley Orgánica de Universidades que obligaba a todas las universidades públicas españolas a adaptar sus estatutos en 3 años. En general, los equipos rectorales de las universidades españolas actuaron con diligencia y respeto a la legalidad, adaptando sus estatutos a la nueva ley orgánica. Sin embargo, los equipos de gobierno de la Universidad Complutense desde 2007 a hoy (Berzosa, Andradas y Carrillo) han incumplido abiertamente la ley en este punto.

Todavía esperamos una explicación para este desafío a la legalidad que tantos perjuicios está ocasionando a nuestra universidad. Si se hubiera cumplido la ley, no habría habido ningún enfrentamiento institucional. Hemos sido testigos hace unas semanas de un espectáculo bochornoso, con unos estatutos parcialmente adaptados a la LOU que, a pesar de la no aprobación de la Comunidad de Madrid, el equipo del rector Carrillo publica en el BOCAM, con la consiguiente anulación de esta publicación por parte del Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid. Algo increíble. En consecuencia se han convocado las elecciones a rector con los estatutos vigentes, que son nada menos que de 2003. ¡Tiene mérito la cosa!

Entre los cursos 2004 y 2012 la Complutense ha perdido más de 4.000 alumnos. En el mismo periodo, redujo su plantilla docente en 162 profesores. Sin embargo, el personal de servicios (PAS) creció en 596 empleados más. ¿Ha sido una política errónea la de Carrillo en este punto?

Los datos reflejan una triste realidad. Y es que durante los mandatos de Berzosa, Andradas y Carrillo la Universidad Complutense ha ido perdiendo buena parte de su prestigio entre los potenciales estudiantes. Al tiempo que esto ocurría y que se descapitalizaba su profesorado, se ha producido un incremento notable en la plantilla del PAS por razones que los responsables aún no han explicado. De nuevo, chocamos con la falta de transparencia y planificación en la gestión, en este caso del personal.

Urge introducir mayor racionalidad en el gobierno de la UCM. De manera que su gestión obedezca a una planificación clara, previsible y conocida por todos, que permita recuperar el prestigio que corresponde a su calidad académica y asignar mejor nuestros recursos económicos.

Hay quien sostiene que la Universidad Complutense por sus dimensiones y por su situación no tiene futuro. Hay quien dice también que el liderazgo futuro lo tienen que tener las universidades privadas. ¿Cuál es el futuro real para la Universidad Complutense?

Pienso exactamente lo contrario. La UCM es el futuro. La mejor investigación española se hace en centros públicos. La UCM está en condiciones de competir plenamente con las universidades europeas que se sitúan en el rango alto. Cuenta con los mejores activos para ello: un profesorado con una altísima cualificación; un personal de administración y servicios eficiente; y un alumnado dinámico y con ambiciones profesionales. Solo hace falta que nos lo propongamos, que nos renovemos para saber explotar mejor nuestras fortalezas, como hacen otras universidades tanto españolas como europeas.

¿Qué solución hay para la deuda de la Complutense? El rector Carrillo dice que es de 39 millones.

Es increíble que en el siglo XXI aún tengamos dudas sobre la verdadera situación financiera de la UCM. Pero una vez más nos enfrentamos a dos de los males que han aquejado a nuestra universidad en los últimos mandatos: falta de transparencia y gestión defectuosa. Deberemos comprobarlo tras las elecciones, pero mucho me temo que la cifra final sea superior. Dicho esto, lo más importante es afrontar el problema con decisión.

Mire, siendo secretario general de Universidades defendí un plan de pagos a proveedores para todas las universidades públicas que finalmente se aprobó y ha sido un éxito. Ha conseguido aliviar las cuentas de todas las universidades, incluida la UCM.

Como en el caso que le acabo de referir, creo que las soluciones pasan siempre por la colaboración y los consensos. No por el enfrentamiento institucional en el que se ha adentrado la UCM en los últimos años. Con una gestión más rigurosa y buscando alianzas con las autoridades educativas y madrileñas seremos capaces de revertir la situación. Pues me consta que al Estado, a la Comunidad de Madrid y a los ayuntamientos de Madrid y Pozuelo de Alarcón les interesa una UCM saneada y pujante.

Dicen de usted que su paso como secretario general de Universidades por el Ministerio de Educación es un problema. La comunidad universitaria es muy crítica con la reforma que ha hecho el Gobierno.

Toda mi vida profesional he estado comprometido con la universidad pública en puestos técnicos, nunca como máximo responsable y nunca lo he lamentado: primero profesor e investigador, luego gestor en la UCM y finalmente en el Ministerio de Educación. En todos los lugares por los que he pasado siempre he intentado aportar lo mejor de mi experiencia. Unas veces con más éxito y otras con menos.

Mi paso por el Ministerio no ha sido una excepción. Hemos impulsado un ambicioso programa de fomento del emprendimiento, en colaboración con el Ministerio de Industria. Hemos dibujado el primer mapa de empleabilidad de las titulaciones universitarias. Hemos presentado en la UE y en el BFUG el documento de estrategia de internacionalización de las universidades españolas. Hemos hecho, en colaboración con expertos de universidades españolas, una guía de buenas prácticas para ayudar a nuestras universidades a mejorar en los rankings internacionales. Esto entre otras muchas cosas de normativa básica, convocatorias, etc.

No le oculto que he vivido fracasos personales. Es verdad que la crisis económica ha sido terrible, pero creo que debería haberse hecho un mayor esfuerzo en las partidas dedicadas a educación pública. Por ejemplo el llamado decreto 3+2 es en realidad una flexibilización de la duración de los grados para alinearnos con los principales países europeos. No entiendo la polémica desatada, es un decreto flexible y que no obliga ni en forma ni en tiempo. Y que podría haberse acompañado de un plan de adaptación de precios de tasas a medio plazo (estamos hablando de que los primeros alumnos de master afectados comenzarían en el curso 2021-2022, por tanto hay tiempo de sobra). Este decreto está alineando las propuestas recogidas en el informe del grupo de expertos independientes para la reforma de la universidad pública que, por cierto, contenía otras muchas ideas valiosas y algunas más prioritarias.

Pero también creo haber cosechado algunos éxitos personales. Como la recuperación del consenso con los rectores. El plan de pagos a proveedores. O el incremento de la tasa de reposición del profesorado desde el 10 al 50 %. Aunque soy consciente de que este no es el modelo de renovación y promoción del profesorado y PAS. En cuanto la situación económica lo permita debemos pasar de tasa de reposición a oferta de empleo adecuada y decidida por la universidad, dentro del techo de gasto de plantilla.

Desde el punto de vista profesional me llevo una experiencia muy valiosa. Me ha permitido conocer a fondo prácticamente todas las universidades españolas. Y he de destacar que muchas están haciendo políticas muy efectivas, se están planteando muy seriamente el reto de formar a los profesionales del futuro. Lo mismo puedo decir de otros sistemas educativos europeos. Por este conocimiento, puedo afirmar sin dudarlo que la UCM tiene un gran potencial y que debemos explotarlo. Para ello hace falta trazarse metas realistas. Ni la UCM ni las demás universidades españolas pueden aspirar a liderar las universidades europeas más prestigiosas, al menos a medio plazo. Pero sí es realista aspirar a situar la UCM entre las universidades europeas de rango medio alto (donde no está ahora).

Necesitamos mejorar nuestra gestión. Hacerla más profesional, previsible y contar con una planificación a 3 y 5 años vista. También nos hacen falta más recursos económicos, pero solo lo conseguiremos si mejoramos nuestras relaciones institucionales con las autoridades educativas. Además debemos trabajar por conseguir incrementar los ingresos por actividades propias. Algo que está muy directamente relacionado con el prestigio de la universidad. Por eso un equipo de profesionales comprometidos hemos dado el paso de presentarnos a las elecciones a la UCM. Porque sabemos que podemos impulsar nuestra universidad. Y de ello se beneficiará toda la comunidad académica.

¿Qué valoración hace de que Podemos naciera en la Universidad Complutense?

Siempre he defendido el pluralismo y este caso no es diferente. La decisión que han tomado los profesores de varias facultades de saltar a la arena política es personal y debemos respetarla. Y este pluralismo debe aceptarse en base al respeto de otras opciones políticas. Y respeto implica evitar la coacción y la violencia para imponer unas ideas sobre otras. En esto la autoridad universitaria ha de garantizar la convivencia atajando la violencia cuando aparezca.

Desde el punto de vista institucional, esto demuestra que nuestro profesorado cuenta con una excelente cualificación. Quiero recordar que la UCM tradicionalmente ha sido un granero de altos cargos para todas las opciones políticas: ministros, consejeros y responsables municipales. La única diferencia que aprecio es que tradicionalmente los gestores de la Complutense habían sido neutrales, sin favoritismos ni partidismos. Sin embargo, todos notamos que en los últimos tiempos se ha perdido esta imparcialidad tan saludable.

>Comentar

* campos obligatorios
0Comentarios

<< volver

La imagen del día

>SÍGUENOS EN

Julián Carrón sobre los desafíos de Europa

Marcados con la N de nazareno

Persecución en Kaduna

Arte y pintura en Páginas Digital

El caballero de la mano en el pecho

David vencedor de Goliat de Caravaggio

Ministerio de educación y cultura

>Boletín electrónico

Recibe los titulares de PÁGINASDIGITAL.es en tu correo electrónico
Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja

>DESCARGA NUESTRA APP