Diario de información sobre la actualidad política, social, económica y eclesial
3 DICIEMBRE 2016
Búsqueda en los contenidos de la web

Si Egipto ataca al Estado islámico...

Caleb J. Wulff | 0 comentarios valoración: 2  15 votos
Vota 1 2 3 4 5
Resultado 2  15 votos

Según el digital israelí DEBKAfile, Egipto estaría preparando acciones militares directas contra el Isis en Cirenaica, la parte oriental de Libia, lo que daría lugar a una cuarta guerra en Oriente Medio, después de Siria, Iraq y Yemen. Según informan fuentes militares y de la inteligencia, Egipto estaría concentrando tropas de tierra y fuerzas aéreas en la frontera con Libia, mientras el flujo simultáneo de fuerzas navales a las puertas mediterráneas haría pensar en una acción combinada de marines y paracaidistas. El objetivo principal sería la ciudad de Derna, capital de la región ocupada por el Isis.

Siempre según las mismas fuentes, el Isis estaría haciendo llegar a su vez fuerzas desde Siria e Iraq para hacer frente a los egipcios, que contarían a su vez con el apoyo de las milicias del general Jalifa Haftar, comandante del ejército del gobierno de Tobruk.

Recordemos que en Libia hay actualmente dos gobiernos, el de Tobruk, que goza del reconocimiento internacional, y el de Trípoli, controlado por las milicias islamistas de Fajr Lybia (Amanecer de Libia). Junto a una serie de milicias de origen tribal (son más de cien tribus), destaca también Misurata, que con sus milicias representa una especie de “tercera fuerza”. Aun luchando entre sí, las tres tienen un enemigo común, que es el Isis y los enfrentamientos datan desde mediados de marzo. La semana pasada Fajr Lybia lanzó ataques aéreos contra posiciones del Isis en Sirte.

Podemos preguntarnos por qué Egipto quiere entrar en este avispero y no limitarse a los ataques aéreos. Según DEBKAfile, lo que les ha llevado a una intervención tan directa son las infiltraciones del Isis no solo en territorio egipcio sino además en sus fuerzas armadas. Se trata de un riesgo que consideran demasiado grave para el régimen del general Al-Sisi, que evidentemente no cree que sea suficiente con una intervención indirecta mediante su aliado Haftar. Por otra parte, Egipto tiene graves problemas en su región oriental, el Sinaí, donde en los últimos días se ha prorrogado para otros tres meses el estado de emergencia que se proclamó después de que el pasado mes de octubre murieran 31 soldados en un atentado reivindicado por el Isis.

La web israelí relaciona estos preparativos de invasión con la reciente visita a Al-Sisi del director de la CIA, John Brennan, que parece haberle comunicado la contrariedad de Obama por una intervención directa de Egipto, prefiriendo un apoyo militar indirecto al gobierno de Tobruk. Por lo que parece, Al-Sisi no se habría dejado convencer, aunque habría asegurado a los americanos no tener ninguna intención de permanecer en Cirenaica. Una vez liberada del Isis, la región sería devuelta al gobierno de Tobruk.

Si sucediera realmente, la intervención egipcia tendría consecuencias de no poco alcance. No hay duda de que la acción combinada de las tropas egipcias y el ejército de Haftar tendría fuerza contra el Isis, pero no estaría tan clara la capacidad de gobierno de Tobruk para mantener el control de la región sin presencia egipcia.

El Isis probablemente seguiría adelante con su propia guerrilla y la ayuda egipcia a Tobruk correría el riesgo de hacer aún más drástico el enfrentamiento con Trípoli, cuyo gobierno está relacionado con Al-Qaeda y también con los Hermanos Musulmanes, duramente reprimidos en Egipto por el régimen militar.

Tripolitania forma parte a todos los efectos del Magreb, la parte occidental del norte de África, mientras que Cirenaica siempre ha tendido históricamente al llamado Mashreq, la parte oriental, de la que forma parte Egipto. Bajo el Imperio Otomano, las dos provincias se separaron y se volvieron a unificar bajo la dominación italiana a principios del pasado siglo. Es difícil no percibir el posible deseo egipcio de aumentar su control en esta zona.

Aunque tendría consecuencias importantes en el escenario internacional, pues la intervención en Libia podría ser el paso previo a una acción similar, y más dura, en el Sinaí, lo que llevaría a Egipto a una implicación directa en la cuestión palestina, sobre todo respecto a Hamás, fruto de la Hermandad.

El activismo militar egipcio con el inicio, según DEBKAfile, de la cuarta guerra medioriental tampoco dejaría indiferentes a las demás potencias regionales, como la suní Arabia Saudí, aliada nominal contra los chiítas en Yemen; Irán, muy activo en la llamada “media luna chií”, enemigo en Yemen pero aliado importante contra el Isis en Iraq; y Turquía, que parecería jugar con todos los frentes abiertos.

>Comentar

Sólo los usuarios registrados pueden insertar comentarios. Identifíquese.

0Comentarios

<< volver

La imagen del día

>SÍGUENOS EN

Julián Carrón sobre los desafíos de Europa

Marcados con la N de nazareno

Persecución en Kaduna

Arte y pintura en Páginas Digital

El caballero de la mano en el pecho

David vencedor de Goliat de Caravaggio

Ministerio de educación y cultura

>Boletín electrónico

Recibe los titulares de PÁGINASDIGITAL.es en tu correo electrónico
Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja

>DESCARGA NUESTRA APP