Diario de información sobre la actualidad política, social, económica y eclesial
7 DICIEMBRE 2016

Renzi se la juega, Mattarella decide

| 0 comentarios valoración: 4  70 votos
Vota 1 2 3 4 5
Resultado 4  70 votos

Explicaremos por qué. Mattarella, como Presidente de la República, tiene la capacidad de encargar formar gobierno. Cuando hay un claro vencedor tras las elecciones (como sucedió con las que ganó Berlusconi en 2008), entonces esto no es más que un puro formalismo, ya que el ganador de los comicios tiene asegurados los votos para ganar una investidura. Sin embargo, cuando nos encontramos en medio de una legislatura (como la presente, dado que las elecciones fueron hace poco más de dos años), entonces es el Presidente de la República el que busca un candidato y le propone que intente recabar los apoyos necesarios para formar gobierno. Eso fue precisamente lo que hizo Napolitano con Letta en abril de 2013, y también con Renzi en febrero de 2014, y cuando un Presidente de la República apoya a un candidato, es difícil que las cámaras le nieguen ese apoyo (aunque alguna vez ha sucedido, como con Franco Marini a comienzos de 2008 cuando Prodi tuvo que presentar anticipadamente su dimisión, pero no suele ser lo normal).

Los diputados díscolos del Partido Democrático saben que, si cae Renzi, lo más seguro es que Mattarella convoque elecciones anticipadas, ya que sencillamente no hay recambio posible. Lo más cercano a Matteo Renzi es Giuseppe "Pippo" Civati, pero éste no tiene garantizado el apoyo de su partido ya que en las primarias a la secretaría general de diciembre de 2013, mientras Renzi se llevaba el 70% de los votos, Civati tuvo que conformarse con un triste 12%. A día de hoy, Renzi tiene muy controlado su partido, por lo que, aunque dimitiera, seguramente sería él el candidato a Primer Ministro por el PD, aunque ya sabe que en la política italiana todo es posible.

Por otra parte, no debe olvidarse la capacidad de influencia que Mattarella puede tener con el sector disidente del PD. Debe recordarse que, aunque aparentemente esté liderado por Pierluigi Bersani y Rosario "Rosy" Bindy, quien realmente manda ahí es el exPrimer Ministro Massimo D´Alema, y D´Alema fue precisamente quien nombró VicePrimer Ministro a Sergio Mattarella cuando tuvo que encabezar el gobierno entre 1998 y 2000. Seguramente en estos días Mattarella y D´Alema habrán hablado en más de una ocasión, y si Mattarella le ha dejado claro a D´Alema que, de caer Renzi, su decisión no será pedirle a otro formar gobierno sino convocar elecciones, entonces el tema estaría muy claro: mucho ruido y pocas nueces, y al final la ley saldría adelante. No olvidemos que Italia se encuentra sumida en una profunda crisis económica donde el paro amenaza con subir ante la falta de crecimiento y que los diputados, de seguir acatando los dictados de Renzi, podría tener asegurados casi tres años de trabajo muy bien remunerado.

Queda una última posibilidad, y es que los diputados disidentes al final acaben votando a favor el proyecto de ley electoral pero Mattarella decida reenviarlo a los cámaras antes de dar su firma definitiva para que se introduzcan los cambios necesarios. Pero eso sería muy negativo para la política italiana y para la percepción que de ella se tenga fuera, porque pondría de manifiesto que los gobernantes italianos, sean quienes sean, son incapaces de ponerse de acuerdo para nada importante. Y no hay que olvidar que el país está batiendo los récords de inestabilidad: va ya por el tercer Primer Ministro (tras Monti y Letta) no elegido por las urnas, y tres primeros ministros diferentes en poco más de dos años es mucho para un país aunque estemos hablando de una nación tan llamativa como la italiana.

>Comentar

* campos obligatorios
0Comentarios

<< volver

sobre este blog
El observador español
Pablo Martín de Santa Olalla Saludes es Doctor en Historia Contemporánea por la Universidad Autónoma de Madrid. Especialista en Historia de la España actual, ha publicado varios libros sobre el tema de la Iglesia durante el franquismo y la Transición. Sus investigaciones le llevaron a realizar numerosas estancias de investigación en Italia, donde comenzó a interesarse por la realidad italiana. Su último libro es 'El laberinto italiano. Del fenómeno Berlusconi a la crisis actual, 1994-2014'
Búsqueda en los contenidos de la web

La imagen del día

>SÍGUENOS EN

Julián Carrón sobre los desafíos de Europa

Marcados con la N de nazareno

Persecución en Kaduna

Arte y pintura en Páginas Digital

El caballero de la mano en el pecho

David vencedor de Goliat de Caravaggio

Ministerio de educación y cultura

>Boletín electrónico

Recibe los titulares de PÁGINASDIGITAL.es en tu correo electrónico
Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja

>Últimos comentarios

misma cancion - italia y espana la misma mierda con distinto nombre/desde milan despeus de 5 anos en vitoria gasteiz - Por giancarlo mandelli
Il senno di poi è una scienza esatta - In Italia si dice che "il senno di poi" è una scienza esatta. Ma tu, caro Pablo, sai che io lo avevo detto più di un anno fa: il cavallo vincente delle "prime" primarie era Renzi, e se Matteo avesse vinto (come io ho sperato, sostenendolo), oggi l'Italia avrebbe un governo stabile. Speriamo che riesca a tirarci fuori dai guai, anche se oggi la situazione è molto più complessa. Io spero molto che Francia e Spagna facciano muro per fare in modo che Bruxelles, pure nel rispetto dei "parametri", sia meno inflessibile. Quindi, caro Pablo, dateci e datevi una mano! - Por Francesco Triglia
provincias y primarias - Dos pequeños apuntes: 1) en Italia no se van a eliminar las regiones si no las provincias (de hecho no se podría crear una "Camara de las Regiones" si se van a eliminar) 2) Creo que falta un análisis sobre el tema de las primarias en PD que en mi opinión es indirectamente una de las claves del éxito de Renzi. - Por Matteo Villa

>DESCARGA NUESTRA APP