Diario de información sobre la actualidad política, social, económica y eclesial
21 OCTUBRE 2017
Búsqueda en los contenidos de la web

Las hadas de las encuestas

Francisco Pou | 0 comentarios valoración: 3  27 votos
Vota 1 2 3 4 5
Resultado 3  27 votos

La reciente encuesta del CEO catalán muestra cómo el independentismo catalán sigue desinflándose, a 7 puntos porcentuales de diferencia sobre los que opinan lo contrario. Vienen turbulencias, el gobierno de Mas consigue un soberano suspenso y tiene, además, un futuro incierto frente a las elecciones generales. Esquerra Republicana empata y no hay mayoría a la vista.

Las prisas de Artur Mas para llegar a lo que él llama “eleciones plebiscitarias” son lógicas; a medida que pasa el tiempo, a Mas se le rompen los trastos. Ha ido cosechando una caída en barrena de Convergencia y, cuando parecía que había tocado suelo, llega la escisión de Unió Democrática. Se acabó la Unión de Convergencia, que se queda sólo a secas. ¿Convergencia… con quién?

¿Cómo es posible que en sólo 3 meses los indepentistas hayan bajado 5 puntos más en las encuestas? Puede haber cansancio. Desilusión. Reflexión. Puede, sobre todo, que el espectáculo de las formaciones indepentistas durante estos últimos meses haya sido muy educador. Los independentistas no han sido capaces de elaborar ninguna lista electoral unitaria. Como con la receta del gazpacho, cada indepententista tiene su fórmula. Como una anítesis de lo que debería ser la política de unir y remendar para crear, han sido las subvencionadas asociaciones culturales nacionalistas, como la “Asamblea Nacional Catalana”, quienes están intentando suplir a los partidos, igual que una monja exaltada, Teresa Forcades, que ha abandonado su aventura en la “flotilla palestina” estos días y a quien nadie quiere dar el liderazgo que ella cree tener.

El clima político en Cataluña coge calma. El folclore indepentista de los domingos, con recogida de firmas junto a la sardana, se ha afianzado, y ya no asusta a nadie. Va a menos. Mientras es cierto que se va afianzando el espectáculo de un gobierno autónomo sustentado por una lujosa cabalgata propagandística. Tv3, la televisión autonómica, es un Pravda que levanta protestas incluso de periodistas independentistas a los que les da vergüenza participar en un espectáculo semejante. La gestión autónoma de la sanidad sigue ahogando a las farmacias, la educación liderando el fracaso escolar en Europa y los “salvapatrias” siguen abriendo un entramado de embajadillas por el mundo. Todo sigue igual.

Las encuestas son no sólo un dato de análisis sociológico-político. Son un arma política afilada. Por algo se prohiben en las vísperas electorales. El Centre de Estudis de Opinió, dependiente directamente de la Generalitat, y que por lo menos “cocina” sus trabajos con patriótico cariño, da un dato revelador. Sólo algo más del 14% de los catalanes piensa que el tema de la relación España-Cataluña es importante o urgente. A pesar de la cabalgata propagandística, se dan dos temas como realmente preocupantes: el paro y la gestión de los políticos. El líder socialista catalán Iceta se refería esta semana en un debate enésimo y plúmbeo a las pretensiones independentistas como “un cuento de hadas”, expresión atávica catalana para referirse a los encantadores que ignoran la cruda realidad. Y crudos eran los datos del CEO sobre los catalanes, por más que, a base de cocina, se quiera construir un cuento, un cuento de hadas.

>Comentar

Sólo los usuarios registrados pueden insertar comentarios. Identifíquese.

0Comentarios

<< volver

>SÍGUENOS EN

El otro es un bien, también en política

Arte y pintura en Páginas Digital

El caballero de la mano en el pecho

David vencedor de Goliat de Caravaggio

>Boletín electrónico

Recibe los titulares de PÁGINASDIGITAL.es en tu correo electrónico
Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja

>DESCARGA NUESTRA APP