Diario de información sobre la actualidad política, social, económica y eclesial
2 DICIEMBRE 2016
Búsqueda en los contenidos de la web

>Entrevista al Patriarca de Damasco, Gregorio III

'Dispuestos a acompañar a nuestro pueblo hasta la muerte'

P.V. | 0 comentarios valoración: 2  66 votos
Vota 1 2 3 4 5
Resultado 2  66 votos

“Acaba de cumplirse el segundo aniversario de cuando, en Siria, fue secuestrado el padre Paolo dall’Oglio. Hago un sincero y urgente llamamiento para la liberación de este estimado religioso. No puedo olvidar tampoco a los obispos ortodoxos secuestrado en Siria”. El padre Dall’Oglio fue secuestrado el 29 de julio de 2003 por un grupo de extremistas cercanos a Al Qaeda. Este jesuita trabajó en Siria desde 1982 hasta 2011, cuando fue expulsado por el presidente Asssad, pero en 2013 decidió regresar clandestinamente a la parte de Siria controlada por los rebeldes. Por su parte, los dos obispos sirios secuestrados son Boulos Yazigi y Yohanna Ibrahim, que desaparecieron entre los días 22 y 23 de abril de 2013. Hablamos con Gregorio III Laham, patriarca católico sirio en Damasco.

¿Qué significa el llamamiento del Papa Francisco?

Estamos muy agradecidos al Papa por su compromiso continuo en favor de la paz en Siria, de los refugiados, de los solicitantes de asilo, de todos los que cruzan el mar en barcazas. No puedo más que compartir el llamamiento de Bergoglio en favor del padre Dall’Oglio y los dos obispos secuestrados, uno de ellos hermano del patriarca greco-ortodoxo Youhanna X, y de los muchos sacerdotes y laicos que están en manos de sus raptores. Estos secuestros son una gran tragedia para todos nosotros, y por ello damos gracias al Señor por todas las iniciativas de Su Santidad al respecto. Se suele tratar de personas que llevan años secuestradas y de las que nadie ha sabido nada más.

¿Quién secuestró al padre Dall’Oglio y a los dos obispos?

¿Quién sabe? Pregúntele a Obama y a China, si son capaces de espiar a Angela Merkel también pueden saber dónde están los religiosos secuestrados.

¿Qué medidas de seguridad adopta cuando va a Siria?

Nunca he tomado medidas especiales de seguridad ni he cambiado mi agenda, siempre estoy al servicio de mi pueblo. Normalmente paso dos o tres días en mi despacho de Beirut y otros dos o tres en Damasco, pero a veces me quedo quince días o un mes seguido en Siria.

La situación para la Iglesia en Siria es cada vez más dura. ¿Qué le da la fuerza necesaria para seguir adelante?

A los discípulos del lago Tiberíades, Jesús les dijo: “¡Soy yo, no tengáis miedo!”. San Juan, en su primera carta, ya nos advierte: “La victoria que vence al mundo es nuestra fe”. La fe de los cristianos sirios es una escuela de la que yo nunca dejo de aprender. No olvidemos que Siria, junto a Palestina, es el país que ha sido la cuna del cristianismo. Todo eso nos da la paciencia, el coraje y la fuerza necesarias para resistir. Pero a pesar de todo eso, todos los días los cristianos huyen de Siria, algunos por mar y otros muchos incluso a pie, hasta Alemania.

¿A los cristianos sirios usted les aconseja quedarse en Siria o huir?

Nosotros nunca podremos animar a alguien a irse. A los que tienen la posibilidad les aconsejamos quedarse en Siria, donde los representantes de la Iglesia estarán con ellos hasta el final y morirán con ellos. Pero cuando alguno decide marcharse, bajo su propia responsabilidad, hacemos todo lo posible por ayudarle. Estos días por ejemplo he estado en Alemania, organizando la pastoral para los refugiados sirios.

¿Los representantes de la Iglesia están dispuestos a quedarse al lado de los cristianos sirios hasta la muerte?

Sí, lo hemos repetido muchas veces, pero deseamos ardientemente salir con vida. Nosotros somos hijos de la vida, estamos atravesando un Via Crucis, pero también estamos en camino hacia la Resurrección. Como ha dicho el Papa Francisco, “nunca dejéis que la llama de la fe y de la esperanza se apaguen en los corazones”.

Pero desde el punto de vista puramente humano, ¿existe alguna esperanza de devolver la paz a Siria?

Habría una esperanza si Rusia, la UE y Estados Unidos unieran sus fuerzas y llamaran a la misma unidad al mundo árabe, para poder tener una estrategia común y luchar contra el Isis. Especialmente deberían apoyar y no oponerse contra los gobiernos de Siria e Iraq.

¿Cree que Assad debe ser apoyado?

Si una parte de las potencias mundiales ayuda a Damasco y otra parte al Isis, no se llegará a ningún resultado. Siria e Iraq, los dos estados que más sufren por el Isis, deben recibir ayuda con el mayor compromiso posible. Ayudar una vez a Damasco y otra vez a los grupos rebeldes no es una estrategia eficaz.

¿Por qué no apoyar también a los rebeldes moderados?

En Siria luchan 28 grupos rebeldes distintos: están divididos, son débiles e incapaces. Cuando Occidente les proporciona dinero y armas, inmediatamente esto llega a manos de los grupos más fuertes, y por tanto al Isis.

>Comentar

Sólo los usuarios registrados pueden insertar comentarios. Identifíquese.

0Comentarios

<< volver

La imagen del día

>SÍGUENOS EN

Julián Carrón sobre los desafíos de Europa

Marcados con la N de nazareno

Persecución en Kaduna

Arte y pintura en Páginas Digital

El caballero de la mano en el pecho

David vencedor de Goliat de Caravaggio

Ministerio de educación y cultura

>Boletín electrónico

Recibe los titulares de PÁGINASDIGITAL.es en tu correo electrónico
Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja

>DESCARGA NUESTRA APP