Diario de información sobre la actualidad política, social, económica y eclesial
9 DICIEMBRE 2016
Búsqueda en los contenidos de la web

>Meeting de Rímini

Del partido de Abraham

Fernando de Haro | 0 comentarios valoración: 2  31 votos
Vota 1 2 3 4 5
Resultado 2  31 votos

Abraham se ha convertido en el personaje del verano, al menos en las redes sociales italianas. Cosas del Meeting de Rímini que este año celebra su 36 edición bajo el patrocinio del patriarca bíblico. La gran iniciativa de Comunión y Liberación tiene como centro una exposición dedicada al padre de las tres grandes religiones monoteístas. Los economistas, políticos, intelectuales, artistas, y demás invitados a las numerosas mesas redondas que participan en el Meeting, así como miles de personas, recorren durante todo el día esta muestra que se titula "Abraham: el nacimiento del yo".

¿Qué sentido tiene hablar de Abraham en un mundo en el que todo parece derrumbarse? ¿Por qué el Meeting, siempre tan batallador, se dedica ahora a la Biblia? "Hablamos de Abraham, un Dios que se manifiesta vivo y ofrece esperanza. Esta es la ‘clave política del Meeting’: afrontar el vacío con todo lo positivo que aparece en la sociedad", responde Giorgio Vittadini, responsable de la Fundación para la Subsidiariedad y una de las cabezas del Meeting.

Abraham fue señalado en su momento por Giussani, el fundador de Comunión y Liberación, como el personaje con el que aparece el yo, la conciencia de la identidad personal, en la historia. Este es el argumento que vertebra la muestra organizada por el español Ignacio Carbajosa, catedrático de Escritura en la Universidad de San Dámaso. La exposición -explica Carbajosa- es un ejercicio para ensanchar la razón en los términos propuestos por Benedicto XVI. De sus palabras, en el acto de presentación que tuvo lugar este jueves, se deduce que lo que pretende el Meeting es ofrecer una respuesta a la desorientación del hombre postmoderno. Las corrientes de pensamiento moderno piensan en el hombre como un ser originado y determinado por la naturaleza, no por la historia. Filósofos como Lessing y Kant, a los que utilizamos para comprendernos aunque no los hayamos leído, nos hacen pensar que todo es necesario, todo está inscrito en unas leyes que nunca se alteran. Abraham es otra historia. Abraham reivindica el primado de la historia. A Carbajosa le ha ayudado a preparar la exposición el prestigioso arqueólogo Giorgio Buccellati (toda una vida dedicada a la investigación en Mesopotamia). Buccellati sostiene que el relato de Abraham marca una diferencia absoluta respecto a la cosmovisión dominante en las ciudades mesopotámicas. "El Dios de Abraham es un Dios viviente, un Dios que dialoga con el hombre. El Misterio se convierte en un Tú", señala el arqueólogo. Buccellati, hombre de extraordinaria cultura, está convencido de que la sociedad postmoderna de comienzos del siglo XXI es semejante a la Mesopotamia de hace 4.000 años: estamos en una sociedad politeísta en la que el yo se ha disuelto y en la lo que cuenta, sobre todo, es el poder. "Al aparecer Dios como un Tú con Abraham, aparece el yo", explica Carbajosa. El profesor español señala que la novedad del relato bíblico es la intervención en la historia de un Dios que elige a una persona. Era una novedad entonces y vuelve a serlo ahora cuando estamos sometidos a un sistema de pensamiento que no acepta lo gratuito, lo imprevisible, la irrupción del Misterio en la historia. Es esa irrupción la que aclara, la que saca a la luz, todo los factores del yo. "Antes de Abraham la dimensión personal se había expresado, pero después de Abraham el modo de concebirse es diferente, el yo ya no es solitario, es relación con un Tú. Todo se ordena de otro modo en función de esta relación. El trabajo, por ejemplo, se convierte en una respuesta a este Tú que se ha revelado", añade Carbajosa.

¿Y en qué sentido Abraham pude ser una "clave política"? Pudiera parecer que con el patriarca el Meeting y CL se retiran a los cuarteles de invierno, reducen su presencia social y su presencia política y optan por lo espiritual. "Abraham nos enseña el modo que tiene Dios de cambiar el mundo. No lo hace con un proyecto de poder. Elige a una persona, interviene en la historia y crea un pueblo", responde Carbajosa.

Última pregunta. ¿Abraham es un personaje histórico? ¿No es el relato bíblico una metáfora elaborada por el pueblo de Israel tras el exilio para tomarse la revancha con Mesopotamia? Buccellati se toma muy en serio la cuestión. No hay otra fuente más que la bíblica donde aparezca Abraham. Pero su figura es muy plausible, señala el arqueólogo. Y hace falta alguien como él para explicar el relato y los acontecimientos históricos en los que se sustentan. Hace 3.800 años un pueblo de seminómadas, el amorreo, invadió las estepas cercanas al Eúfrates. Ese pueblo amorreo formado con toda posibilidad por mesopotámicos que huían de las ciudades-estado tenía un nuevo modo de entender el mundo. El relato bíblico está lleno del "color" de la vida de ese pueblo, algo desconocido para los centros de creación intelectual del Israel del año 1.000 a.C, cuando se habría podido "inventar" el Génesis. ¿Es posible que durante 800 años la memoria de Abraham permaneciera viva de forma oral? Esa es la tesis de Buccellati. Esa memoria, según el arqueólogo, se conservó gracias a centros urbanos como el de Palmira, la ciudad ahora destruida por el Daesh. El nihilismo violento destruye el lugar donde se relató el comienzo del yo. El nihilismo estúpido y fofo lo sepulta bajo las luces del consumo. Habrá que empezar de nuevo, como hace 1.800 años.

>Comentar

Sólo los usuarios registrados pueden insertar comentarios. Identifíquese.

0Comentarios

<< volver

La imagen del día

>SÍGUENOS EN

Julián Carrón sobre los desafíos de Europa

Marcados con la N de nazareno

Persecución en Kaduna

Arte y pintura en Páginas Digital

El caballero de la mano en el pecho

David vencedor de Goliat de Caravaggio

Ministerio de educación y cultura

>Boletín electrónico

Recibe los titulares de PÁGINASDIGITAL.es en tu correo electrónico
Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja

>DESCARGA NUESTRA APP