Diario de información sobre la actualidad política, social, económica y eclesial
4 DICIEMBRE 2016
Búsqueda en los contenidos de la web

La trituradora

Francisco Pou | 0 comentarios valoración: 3  14 votos
Vota 1 2 3 4 5
Resultado 3  14 votos

No hay nada como combinar las noticias para conseguir una instantánea más fiel de la realidad. Permítanme hoy hacer un cocktail de dos. La primera noticia real esta semana en Cataluña fue la detención de nueve personas: el tesorero de Convergencia, un alto cargo funcionarial y siete empresarios. ¿El motivo? La trama de comisiones del 3% que cualquier iniciativa privada en la que pudiera intervenir la administración autonómica gobernada por Convergencia debía pagar al partido. Por la causa. Una leyenda, la del 3%, sobre la que las evidencias van mutando de bulo urbano a hecho probado. Bueno, es fácil predecir las reacciones: para el nacionalismo convergente no era más que “una persecución, sobreactuada, para aniquilarles”. “El león contra la gacela”, dice Mas. Cuando sobre el hecho juzgado no hay nada que decir, nada como sacar a escena las intenciones, las teorías conspiratorias y el martirologio nacional, los nacionalistas como gacelas. Algo así como si el multado en el tráfico urbano se defendiese con “la intención” de devorar que le supone al policía. Pero la propaganda puede con imposibles y Artur Mas, con el tesorero detenido, sigue generando leyenda.

¿Cuál fue una pieza clave para llegar a esas detenciones? Una trituradora. Una trituradora utilizada por el tesorero de la que los investigadores compusieron el rompecabezas de papel para llegar a los documentos de las evidencias. Triturar la realidad y triturar la Historia es algo a lo que un nacionalista está acostumbrado para negar la evidencia, pero por una vez el “in fraganti” nos muestra el proceso del parto mental con pelos, señales y papelitos recompuestos en largas veladas de puzle retador. Durante los registros que llevó a cabo la Guardia Civil en Olot, la Guardia Urbana multaba a los coches policiales por “aparcamiento indebido”. Un paralelismo perfecto de cómo el proceso independentista está utilizando cínicamente el reglamento para esquivar la ley y la evidencia, en una “guerra de Gila” que la masa “compra”. Ese guardia urbano pasará a la nueva historia nacional, arrebatando el guión al tamborilero del Bruch.

La otra noticia a pocos importa ya. La Universidad Central de Florida, con un programa que utilizó 67 fotografías aéreas, en un estudio avalado por la universidad Pompeu Fabra, rebaja el número de asistentes en la última diada nacionalista a 530.000. Es un software de exactitud, que según el director del centro tecnológico de Florida, Mubarak Shah, están usando para ayudar a instituciones gubernamentales que utilizan sus servicios para información y análisis. La Guardia Urbana de Barcelona dio la cifra de 1,4 millones. Los organizadores de más de dos. Es impresionante ver cómo la ideología crea un bulto de un millón y medio de personas donde no había ya más que adoquines. Pero la evidencia, la verdad, las matemáticas y el sentido común no importan. Importaba impresionar con “millones” antes de ir las masas a votar. Porque la verdad importa poco cuando la mentira y la leyenda, como los asistentes a la manifestación, se multiplican, se repiten: en la nueva patria se convierten en verdad. Por más que una trituradora esconda las mentiras.

>Comentar

Sólo los usuarios registrados pueden insertar comentarios. Identifíquese.

0Comentarios

<< volver

La imagen del día

>SÍGUENOS EN

Julián Carrón sobre los desafíos de Europa

Marcados con la N de nazareno

Persecución en Kaduna

Arte y pintura en Páginas Digital

El caballero de la mano en el pecho

David vencedor de Goliat de Caravaggio

Ministerio de educación y cultura

>Boletín electrónico

Recibe los titulares de PÁGINASDIGITAL.es en tu correo electrónico
Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja

>DESCARGA NUESTRA APP