Diario de información sobre la actualidad política, social, económica y eclesial
3 DICIEMBRE 2016

Podemos (II) nosotros y el sentido de mi voto

Angel Satué | 1 comentarios valoración: 3  7 votos
Vota 1 2 3 4 5
Resultado 3  7 votos

"El problema no es la muerte de un hombre, el problema es la muerte de esta Organización", dijo Kennedy en la Asamblea de la ONU en 1961, tras la muerte en Congo de su Secretario General.

España el próximo domingo decide un nuevo Parlamento, unas Cortes Generales, que entroncan con las tradiciones parlamentarias castellano-leonesa y aragonesa-catalana que nacieron en España antes que en otro lugar de Europa, en la Edad Media. Estos parlamentarios tienen ante sí grandes retos: Cataluña, Europa, la guerra, la convivencia con el Islam, los nuevos derechos, el aborto, las migraciones, la deuda pública,....Todo nos afecta como ciudadanos, todo nos importa como hombres. Nada ha estado en la campaña electoral, al menos como merecía un juicio sano y maduro.

Está en juego la pervivencia o no de un modelo de sociedad y de un sistema de vida, y de un modelo de Estado, como nunca antes hasta la fecha.  

A mí me pesa mucho el tema del aborto a la hora de votar.  Si hubiera esclavismo, eutanasia, pena de muerte, cadena perpétua, también.

El drama del aborto afecta en primer lugar al niño no nacido, y después a la mujer, que acaba siendo víctima propiciatoria aunque la mayoría le venda un derecho. La realidad es que el lugar del seno materno, donde una persona está íntimamente relacionado con su madre, pasa a ser lugar, aquí y ahora, de muerte en vez de vida, futuro y profunda unión. Se tenga o no derecho a ello, esa es la realidad.

Ante esto, el católico solo puede aspirar a elegir estas elecciones entre no más de 10 u 11 opciones con posibilidades reales de representación parlamentaria. De entre ellas, todas, hasta el Partido Popular, partidarios del estado actual de regulación, que es absolutamente permisivo en cuanto aborto.

No obstante, el Partido Popular pretendió limitar los efectos del aborto en un solo caso, cuando hace necesario el consentimiento paterno. Algo futil, en la medida en que lo que se ve como una limitación a la práctica de más abortos, en un país que su conciencia la forma la TV española del tipo Reality Shows o Programas de Debate de Casa de Vecinos, resulta ser mucho confiar en la formación de los padres.   

En mi opinión, así las cosas, me encuentro absolutamente libre respecto de cualquier partido, pues todos defienden lo mismo en este plano. 

Ahora bien, no todos tienen una visión de la sociedad donde se confie en la persona como motor del cambio. No todos los partidos creen en una sociedad civil plural, abierta al diálogo. No todos los partidos buscan intervenir en todos los reductos de la vida, incluso los de alcoba. No todos los dirigentes han consentido prácticas poco éticas, ni han tenido vínculos con gobiernos extranjeros autoritarios, ni defienden ideologías pasadas de moda, ni siguen sembrando el odio y el rencor. 

Aquí está el punto que puede servir para discernir entre las opciones. ¿Qué opción me va a dejar más espacio para criticar y opinar libremente? ¿Qué opción cree en la sociedad civil, en sus asociaciones y en las manifestaciones culturales? ¿Qué político concreto confío yo en que me deje ser y estar?

Como católico tengo claro que siempre he de estar a favor de la vida, y también a favor de la cultura de la vida. Ese es el plano cultural y educativo donde todos tenemos que estar. En las APA de los colegios de los hijos, en los clubes deportivos, de montaña, de vela, de tenis, de golf; en los trabajos; en las asociaciones culturales; en las cartas de opinión de nuestros diarios y webs; todo es una ocasión para ponerse en juego, y para defender con pasión, pero con mano abierta y tendida, en las periferias de nuestra visión del hombre, lo que nos mueve en la vida.

Tal vez tengamos la tentación del activismo, pero no se trata de esto. Se trata de estar en la sociedad, de construir puentes desde nuestra orilla, de tener una presencia visible, sin complejos y dispuestos a dar razones de nuestra alegría y forma de vida si nos preguntan. La tentación de la hegemonía es humana, también la del poder, pero hay una cosa que, al menos yo, tengo clara: al final del día, cuando miro a mis hijas, quiero que amen la vida y se compromentan con ella tanto como yo.

El bien común existe, hagamos visible la presencia católica a través de nuestra presencia en la vida, y si de paso, alguien quiere votar mañana, que lo vea como el primer compromiso que asume con la sociedad para los siguientes 4 años, pues el segundo ha de ser necesariamente, estar en el trabajo, en el parque, en el mercado, en la calle,....Viviendo como queremos vivir. Apuntando a Aquel que nos da las razones para vivir. 

 

>Comentar

* campos obligatorios
1Comentario
Francisco Alonso Franco
|
El equilibrio se deja ver en cada frase. Cuando lo leo, ougo a una persona entrañable, sincera y, en el buen sentido de la palabra, una buena persona.
Gracias por compartir.

<< volver

sobre este blog
Angel Satué, Aitana Sierra y el Alcalde de SanMontemares
Tres autores. Tres visiones. La del jurista abierto a la sociedad global, la de la antropóloga, ensimismada por el corazón del hombre; la del buen hombre de paz, ya anciano y, por eso, sabio y aun idealista, que habla de política.
Búsqueda en los contenidos de la web

La imagen del día

>SÍGUENOS EN

Julián Carrón sobre los desafíos de Europa

Marcados con la N de nazareno

Persecución en Kaduna

Arte y pintura en Páginas Digital

El caballero de la mano en el pecho

David vencedor de Goliat de Caravaggio

Ministerio de educación y cultura

>Boletín electrónico

Recibe los titulares de PÁGINASDIGITAL.es en tu correo electrónico
Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja

>Últimos comentarios

- El nuevo pais se llamaría.. ESTADOS UNIDOS DE EUROPA OCIDENTAL. - Por Jorge
Plataforma de unión - Buenos días, interesante artículo. Esa plataforma ha sido creada, se llama Plataforma por la Federación Ibérica. https://www.facebook.com/PlataformaFederacionIberica/ - Por Rafa González
Unión Ibérica - La unión política de Portugal y España parece inexorable dentro de la Unión Europea y se impodrá porque va aumentado el criterio ciudadano en ambos estado a la bondad de una Unión Ibérica. A las medidas que se proponen añadiría otros, al menos, de principio: homologación de los sistemas tributarios y de protección social, así como de los sistemas educativos  y de sanidad pública. - Por José Luis Díaz Domínguez
Ojalá - Sería muy bonito. Tenemos tantas cosas que compartir y que nos unen. Creo que si lucháramos por un mundo mejor y más justo, empezando por la Península (más culto y rico, ecológicamente sostenible y que inviritiera en industrias con valor añadido y sostenibilidad, preocupado por la cultura y la producción científica), se crearía un marco atractivo para muchos de aquellos que no se sienten a gusto en la actual España. No sólo respetando sino admirando la diversidad de sentir y de culturas que tenemos... Es una pena que, con el potencial de todos los pueblos ibéricos, estemos tan separados unos de otros... Ojalá las cosas cambien. Un saludo y ánimos - Por Francisco
- El equilibrio se deja ver en cada frase. Cuando lo leo, ougo a una persona entrañable, sincera y, en el buen sentido de la palabra, una buena persona. Gracias por compartir. - Por Francisco Alonso Franco

>DESCARGA NUESTRA APP