Diario de información sobre la actualidad política, social, económica y eclesial
7 DICIEMBRE 2016
Búsqueda en los contenidos de la web

Erdoğan, ¿aliado ambiguo o autócrata impresentable?

Mustafa Akyol | 0 comentarios valoración: 2  31 votos
Vota 1 2 3 4 5
Resultado 2  31 votos

Si en 2002 parecía que Turquía iba a introducir, por primera vez en su historia y en la de toda la región, la tan esperada síntesis islamo-democrática, hoy esta idea se ha perdido por completo.

En los últimos trece años, el Partido de la Justicia y el Desarrollo (Akp) ha estado siempre en el poder, a pesar de perder en las elecciones de junio la mayoría absoluta que había recuperado el noviembre anterior. Pero su línea política no siempre ha sido constante. El presidente Recep Tayyip Erdoğan es, para muchos, la principal causa de la deriva autoritaria del gobierno. Miembro fundador del Akp, Erdoğan se distinguió desde el principio por sus capacidades de liderazgo con el objetivo de incluir el islam en la línea política del partido naciente. Tomó forma entonces un movimiento de inspiración islamista cuyo manifiesto se tituló “Muhafazakar Demokrasi” (democracia conservadora).

Con el paso de los años, sobre todo desde 2011, dentro del Akp se han delineado dos corrientes: una más fiel a la impronta liberal y demócrata del inicio, cuyo exponente más representativo es el ex presidente Abdullah Gül, y otra que ha virado hacia el autoritarismo, siguiendo el liderazgo de Erdoğan. Víctima del actual presidente, Gül, defensor de valores liberales como la libertad de prensa y de expresión, no ha podido presentarse en la escena política de 2015. De hecho, Erdoğan ha alejado a las diversas formas de oposición política, empezando por sus viejos aliados. Con los años, su autoritarismo ha sido un obstáculo para cualquiera que quisiera enfrentarse a su liderazgo, y ha llevado a Ankara hacia una democracia no liberal, siguiendo una deriva difícilmente reversible por la falta de alternativas, tanto dentro del Akp como en otros bandos. Algo que podría tener otras perspectivas si emergiera alguien en el partido capaz de hacer frente al presidente. En cambio, otros desean que se forme una coalición de fuerzas opositoras, aunque este intento ya resultó un fracaso en las elecciones de noviembre.

Variables razonables

Con Gül fuera de juego, muchos miran al primer ministro Ahmet Davutoğlu como posible rival de Erdoğan. Pero si existe un contrapunto dentro del Akp, todavía es tímido y silencioso, y no falta quien admite que con Erdoğan la victoria, hasta ahora, siempre ha estado asegurada. Pero el problema de la democracia autoritaria se complica cuando entramos en el escenario regional.

La relación con Occidente es uno de los aspectos más fluctuantes de la política turca. En la primera fase del gobierno del Akp, Turquía quería entrar con fuerza en la Unión Europea. A pesar de que el informe turco fuera uno de los más lentos, el país estaba interesado en todos los aspectos del proceso de integración. Entre 2010 y 2012, el gobierno turco se alejó de las peticiones europeas, sobre todo en materia de derechos humanos, con la censura a la prensa, la aprobación de leyes restrictivas sobre la venta de alcohol, la llamativa represión armada en las manifestaciones de Gezi Park en mayo de 2013. Al mismo tiempo, faltó compromiso en la resolución de conflictos internos como pedía la UE; por ejemplo, el proceso de pacificación con los kurdos.

Sin embargo, a causa del agravarse de la guerra en Iraq y Siria, del avance del Estado islámico y del cada vez más importante papel de Turquía en la crisis de los refugiados (casi dos millones en todo el país), las relaciones con Europa mejoraron recientemente. Hoy, Ankara es un aliado europeo imprescindible en dos frentes: la inmigración y la guerra en Siria e Iraq. Sin duda, hay que tomar medidas ante un gobierno autoritario, pero no todo lo que el presidente hace es forzosamente erróneo. A veces, lo que transmiten los medios está maquillado. Ambos, gobierno y oposición, tienen su propia propaganda, pero el escenario nunca es blanco o negro. Por ejemplo, en el ámbito de la política internacional turca, algunas tomas de posición internas no son criticables. En un principio, Turquía intentó, por ejemplo, mediar entre el presidente sirio Bashar al-Assad y los rebeldes. Pero una vez fracasadas las negociaciones, Ankara cometió el error de apoyar indistintamente a la oposición. Sin embargo, sería injusto acusar a Erdoğan de financiar al Isis o, como sostiene Rusia, comprar su petróleo.

El contraste con Moscú

Para complicar la situación, las relaciones entre Ankara y Moscú se han roto. El abatimiento del avión ruso por parte de militares turcos a finales de noviembre generó un debate en Turquía y en el extranjero sobre las posibles motivaciones de un gesto así. Todavía no ha llegado una respuesta clara, pero la diplomacia de Ankara ha tenido que ponerse en marcha rápidamente para intentar contener la creciente tensión entre ambos países. Ahora todo depende de la estrategia que Moscú decida adoptar. El corte de suministro de gas de Rusia a Turquía, amenazado por el presidente ruso Vladimir Putin, es un riesgo real. Por eso, el gobierno turco está trabajando estas semanas en nuevas relaciones económico-energéticas con países como Qatar.

El papel de Turquía en la crisis actual de Oriente Medio podría ayudar al país a volver a apropiarse de los valores demócratas y liberales. Sería una ventaja tanto para Ankara como para Bruselas, pues por un lado el país podía volver a acercarse a Europa, gracias también a la ayuda económica, y por otro el islam turco moderado podría favorecer una relación entre el mundo occidental y el bando no fundamentalista del islam.

>Comentar

Sólo los usuarios registrados pueden insertar comentarios. Identifíquese.

0Comentarios

<< volver

La imagen del día

>SÍGUENOS EN

Julián Carrón sobre los desafíos de Europa

Marcados con la N de nazareno

Persecución en Kaduna

Arte y pintura en Páginas Digital

El caballero de la mano en el pecho

David vencedor de Goliat de Caravaggio

Ministerio de educación y cultura

>Boletín electrónico

Recibe los titulares de PÁGINASDIGITAL.es en tu correo electrónico
Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja

>DESCARGA NUESTRA APP