Diario de información sobre la actualidad política, social, económica y eclesial
7 DICIEMBRE 2016
Búsqueda en los contenidos de la web

>Entrevista a John Allen

El encuentro que puede cambiar el futuro del islam

Pietro Vernizzi | 0 comentarios valoración: 2  27 votos
Vota 1 2 3 4 5
Resultado 2  27 votos

John Allen, periodista americano, es el redactor jefe de Crux, la web del Boston Globe especializada en temas relacionados con el Vaticano. Durante años, Allen fue corresponsal en la Santa Sede para la CNN y el New York Times, y ha escrito dos biografías del Papa Benedicto XVI. Esta semana el Papa Francisco ha recibido al presidente iraní y se han desatado los rumores de que Bergoglio podría devolverle pronto la visita.

¿Cómo valora el encuentro entre el Papa Francisco y Rouhani?

La relación entre la Santa Sede e Irán es muy importante, especialmente en la perspectiva de un pontífice que quiere ser un Papa de paz. Desde el punto de vista geopolítico, Irán es un país decisivo, dada su influencia en Siria, Iraq y todo el mundo musulmán.

¿Qué se espera de esta visita?

Es el primer encuentro entre el Papa Francisco y Rouhani después del acuerdo nuclear, que obviamente el Vaticano ha apoyado. Por tanto, era una oportunidad para que el Papa pudiera animar nuevos pasos adelante por caminos de paz. No es posible resolver el conflicto en Siria sin un papel positivo de Irán, y sin duda este también ha debido ser un tema clave en el encuentro.

El embajador iraní en Roma ha dicho que las relaciones entre ambos siempre han sido positivas, ¿por qué?

Existe una cercanía entre el catolicismo y el islam chií. Los chiítas son esa parte del islam que no se basan solo en las sagradas escrituras, sino también en su interpretación por parte del clero y sobre una corriente de devoción popular muy fuerte. Esta similitud ha llevado a Irán y al Vaticano a establecer una relación muy estrecha también desde el punto de vista diplomático. La Santa Sede quiere ser una fuerza de paz y se da cuenta de que en este siglo no será fácil alcanzar este objetivo sin un cambio de trayectoria dentro del mundo musulmán.

¿Qué papel puede tener Teherán?

Para que eso ocurra hace falta que se implique Irán, que no quiere ser solo una fuerza regional sino también una potencia mundial. Por eso, Teherán ha decidido instaurar un diálogo no solo con los más poderosos del mundo, sino también con los líderes espirituales, como el Papa Francisco. Tanto la Santa Sede como Irán tienen por tanto motivos bastante obvios para establecer una relación recíproca.

¿Qué puede hacer Rouhani en relación con los cristianos perseguidos?

La realidad es que en países como Egipto, Iraq, Siria, los chiítas son una minoría como los cristianos, y muchas veces sufren los mismos problemas. Por otro lado, los cristianos en Irán se encuentran con muchas dificultades. Por ejemplo, los pastores cristianos en Irán muchas veces terminan en la cárcel. Además, hay problemas en la construcción de iglesias, y existen formas de vigilancia por parte de los servicios de seguridad que los cristianos califican de bastante duras e invasivas.

¿Qué piensa EE.UU del encuentro entre el Papa y Rouhani?

La Santa Sede es una institución global que goza de buenas relaciones con Estados Unidos. Por tanto, EE.UU está satisfecho por la existencia de una voz moral como la del Papa Francisco, capaz de instaurar el diálogo con Irán. Al mismo tiempo, Washington tiene problemas con la línea de Irán y no quiere que el mensaje sea que Teherán ha recibido una bendición papal. En la actitud americana hay por tanto un poco de ambigüedad. Por un lado, EE.UU espera que la Santa Sede sea capaz de realizar una presión positiva sobre Irán, pero al mismo tiempo no quiere que la opinión pública piense que en ese país todo va bien.

Después de este encuentro, ¿el Papa visitará Irán como dicen algunos periódicos?

Si sucediera, no me sorprendería. Los papas son cada vez más “globetrotter”, y el Papa Francisco en particular ha dicho que quiere llegar a las “periferias” del mundo. Por tanto, no sería un gran shock si decidiera visitar Irán, de hecho sería bastante natural. Entre la Santa Sede y el pueblo iraní existe una relación diplomática, política, cultural y también religiosa desde hace siglos. La solución alcanzada respecto a la cuestión nuclear hace este viaje aún más factible.

>Comentar

Sólo los usuarios registrados pueden insertar comentarios. Identifíquese.

0Comentarios

<< volver

La imagen del día

>SÍGUENOS EN

Julián Carrón sobre los desafíos de Europa

Marcados con la N de nazareno

Persecución en Kaduna

Arte y pintura en Páginas Digital

El caballero de la mano en el pecho

David vencedor de Goliat de Caravaggio

Ministerio de educación y cultura

>Boletín electrónico

Recibe los titulares de PÁGINASDIGITAL.es en tu correo electrónico
Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja

>DESCARGA NUESTRA APP