Diario de información sobre la actualidad política, social, económica y eclesial
3 DICIEMBRE 2016
Búsqueda en los contenidos de la web

Debate imaginario de investidura

Benigno Blanco | 0 comentarios valoración: 2  18 votos
Vota 1 2 3 4 5
Resultado 2  18 votos

Sueño...

Supongamos que Pedro Sánchez comparece ante el Congreso y dice lo siguiente:

- soy consciente de que los tiempos actuales exigen altura de miras y regeneración. Por eso anuncio que el PSOE ha decidido renunciar definitivamente a su anticlericalismo histórico, a su oposición a la enseñanza libre, al uso maniqueísta de la historia de España con fines electoralistas, a la demonización de la derecha liberal y conservadora como arma electoral.

- está surgiendo un mundo nuevo y esas herramientas del éxito histórico de la izquierda ya no son más que armas de destrucción de nuestro sistema de libertades. Por eso el PSOE renuncia a ellas para siempre.

- a partir de este momento, el PSOE dará prioridad a las propuestas realistas frente al mero afán de ganar unas elecciones; y, por ello, contribuiremos a un debate político racional y serio frente a la manipulación de sentimientos y la explotación de mitos históricos que solo sirven para dividir y tensionar. A partir de ahora la verdad será nuestro ideal y la lealtad a la democracia nuestro marco de referencia, sin poner en riesgo uno y otra para ganar unas elecciones.

- en el futuro mi partido no prometerá conquistas sociales que sabemos imposibles solo para ganar votos, no hará promesas electorales que sabemos no son realizables ni generará esperanzas irrealizables. Seremos honestos en nuestras propuestas y no engañaremos para conseguir votos. Ha llegado la hora de la verdad para hacer viable nuestra democracia y el PSOE quiere encabezar esta nueva época.

- quiero reconocer que en política no siempre uno tiene toda la razón y para siempre, sino que también los otros aciertan en ocasiones. El PP y sus gobiernos han hecho cosas aceptables y necesarias, también en las materias en que nosotros nos hemos opuesto como en el campo laboral y fiscal. No vamos a derogar todas sus reformas, sino a mejorarlas y matizarlas para que sirvan mejor al interés general.

- propongo una nueva época en que todos respetemos los derechos y libertades de los demás sin prejuicios ni sectarismos y en la que no nos cerremos a colaboraciones constructivas. Propongo una democracia de consensos y lealtades, frente a un pasado de confrontación sistémica.

Supongamos que Mariano Rajoy toma la palabra y dice lo siguiente:

- agradezco la sinceridad del candidato del PSOE y respondo con la misma honestidad intelectual. Mi gobierno ha actuado con sincero afán de superar la crisis económica, pero se ha olvidado de las personas concretas y sus dramas vitales. Hemos sido sordos al drama del dolor de tantas personas que han quedado excluidas de la vida laboral y del sistema de acogida social como consecuencia del paro y la pobreza. Nos equivocamos. Reconozco que la macroeconomía no lo es todo.

- me ha obsesionado cumplir con las exigencias de los mercados y la UE, y quizá no he sabido escuchar a la gente de la calle y no he sido sensible al dolor de los ciudadanos a los que prometí servir.

- dirigiéndome a los militantes y votantes de mi partido, reconozco que he abandonado sus anhelos y aspiraciones. Di prioridad absoluta a la economía y me olvidé de que me votaron también para defender una sociedad comprometida con la tradición humanista de Occidente en materia de familia y defensa de la vida. No he sido leal a mis compromisos electorales y reconozco que eso degrada mi credibilidad y la del sistema democrático en su conjunto.

A continuación, Albert Rivera agradece a los líderes de los dos partidos mayoritarios su sinceridad y afirma que hace suyas sus autocríticas y suma a ellas las suyas, afirmando:

- he pretendido regenerar la política española, pero reconozco que lo he hecho sometiéndome voluntariamente a la dictadura de lo políticamente correcto por razones electoralistas. Por eso reconozco que mi aportación ha sido muy limitada. No me he atrevido a ser rupturista de verdad.

- a partir de ahora apoyaré con sinceridad lo que objetivamente ayude a mejorar España sin tantas consideraciones hacia lo estratégico y táctico del día a día. Quizá así mi aportación al futuro de nuestro país no se quede solo en lo circunstancial y efímero.

Pablo Iglesias sube a la tribuna a continuación y afirma:

- nunca se me había pasado por la cabeza que la política fuese algo distinto de la toma del poder por sí mismo. Pero, tras escucharles a ustedes, debo reconocer que debo repensar todo mi proyecto e incluso la razón de mi presencia aquí y la razón de ser de la existencia de Podemos.

- mi grupo va a organizar un debate en los círculos para dilucidar si el poder no es un fin en sí mismo y si conviene decidir antes qué queremos hacer con el poder en caso de conseguirlo.

Por su parte, Francés Holms interviene y afirma:

- dado que se impone a partir de este debate en la política española la honestidad intelectual, reconozco que nuestra postura independista era un juego en el contexto de una política absurda y partitocrática. Si ahora vamos a ser todos serios y honestos, debemos redefinir nuestra estrategia y necesitamos para ello un cierto tiempo.

El portavoz del PNV afirma que no ha oído qué piensan del concierto los demás y por ello se abstiene y la de Coalición Canaria dice que espera a que se definan las posibilidades de gobierno para establecer qué saca Canarias de todo esto. Por su parte Alberto Garzón, de IU, dice que no entiende nada y que mientras no volvamos a 1917 y la revolución bolchevique, él no tiene nada que decir pues su capacidad de análisis quedó congelada en aquella fecha.

Los de las Mareas, Compromís, etc intervienen para afirmar que no hay derecho a que se plantee el debate político en estos términos tan trascendentes pues si somos tan serios ellos no tienen nada que aportar y se sienten discriminados.

Concluidas las intervenciones de los Grupos parlamentarios, el presidente de las Cortes da un turno a todos los portavoces y éstos manifiestan que no van a ser un obstáculo para que en España se establezca una nueva forma de hacer política: Rajoy y Sánchez renuncian a ser los candidatos a la presidencia para facilitar un Gobierno nuevo que de verdad permita regenerar la vida política.

Lástima que esto sea un sueño y no una crónica.

>Comentar

Sólo los usuarios registrados pueden insertar comentarios. Identifíquese.

0Comentarios

<< volver

La imagen del día

>SÍGUENOS EN

Julián Carrón sobre los desafíos de Europa

Marcados con la N de nazareno

Persecución en Kaduna

Arte y pintura en Páginas Digital

El caballero de la mano en el pecho

David vencedor de Goliat de Caravaggio

Ministerio de educación y cultura

>Boletín electrónico

Recibe los titulares de PÁGINASDIGITAL.es en tu correo electrónico
Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja

>DESCARGA NUESTRA APP