Diario de información sobre la actualidad política, social, económica y eclesial
3 DICIEMBRE 2016
Búsqueda en los contenidos de la web

El nuevo arzobispo de Nueva York: joven, educador y dialogante

José Luis Restán

Su trayectoria demuestra que sabe aunar la firmeza doctrinal con la suavidad en las formas, y que prima el trabajo educativo de fondo sobre las batallas públicas en torno a  los valores, aunque en este terreno sus pronunciamientos han sido siempre muy claros y en plena sintonía con el magisterio del Papa. Su designación para la sede de Nueva York demuestra que Benedicto XVI desea una inversión a largo plazo en la ciudad de los rascacielos, ya que se trata de un arzobispo joven que podrá trabajar con perspectiva de futuro.

A nadie se le oculta que la era Obama plantea a la Iglesia serios desafíos debido a sus anunciadas políticas en campos como la familia y la defensa de la vida, pero también en lo que se refiere al modelo de laicidad norteamericana tan alabado por Benedicto XVI, que empieza a verse seriamente cuestionado en la práctica por diversas medidas legislativas e intervenciones de los tribunales. Por todo ello, algunos observadores esperaban para Nueva York un arzobispo que mantuviese altos los decibelios de la dialéctica con la Casa Blanca. No ha sido ésa la opción del Papa, consciente de que el problema de fondo es más la debilidad interna que la hostilidad ambiental.

La elección de Dolan combina el deseo de mantener un espacio de diálogo con un Obama todavía ignoto en muchas materias, y la apuesta por la cohesión interna de la comunidad católica y la educación en la fe de las nuevas generaciones. Destaca la apertura con la que Dolan ha acogido a los nuevos movimientos en Milwaukee y su dedicación a generar un sujeto eclesial más consistente. Las macroestructuras escolares y caritativas de la Iglesia en los Estados Unidos, con todo su mérito y su historia a las espaldas, no pueden esconder serios problemas de formación y de presencia pública de un catolicismo que legítimamente ha buscado su lugar al sol, pero que a veces ha pagado un alto precio en cuanto a su identidad y su capacidad misionera.

Evidentemente esto no significa que la voz de los obispos, en cuyo coro sonará con especial timbre la de Timothy Dolan, deje de comparecer con fuerza en la escena pública. Pero el protagonismo católico en el debate público no requiere sólo voces episcopales contundentes, sino fortalecer la fibra espiritual, cultural y comunitaria del catolicismo en los Estados Unidos. Ésa será la prioridad del nuevo arzobispo neoyorkino.

<< volver

La imagen del día

>SÍGUENOS EN

Julián Carrón sobre los desafíos de Europa

Marcados con la N de nazareno

Persecución en Kaduna

Arte y pintura en Páginas Digital

El caballero de la mano en el pecho

David vencedor de Goliat de Caravaggio

Ministerio de educación y cultura

>Boletín electrónico

Recibe los titulares de PÁGINASDIGITAL.es en tu correo electrónico
Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja

>DESCARGA NUESTRA APP