Diario de información sobre la actualidad política, social, económica y eclesial
8 DICIEMBRE 2016
Búsqueda en los contenidos de la web

>Entrevista a Mikel Buesa

"El cerrilismo de Sánchez con respecto al PP va dar lugar a una investidura fracasada"

Elena Santa María | 0 comentarios valoración: 2  13 votos
Vota 1 2 3 4 5
Resultado 2  13 votos

En su discurso en la primera sesión del Debate de Investidura, Pedro Sánchez ha tratado muchos temas clave para abordar en la próxima legislatura: reforma laboral, política exterior, desafío soberanista catalán, economía, corrupción, políticas sociales, etc. ¿Cómo valora, en términos generales, el contenido del discurso del líder socialista?

Mi valoración del discurso es ambivalente. Por una parte, ha reiterado la exclusión política del PP, tanto por su liderazgo como por su trayectoria en la última legislatura. Ello me merece una valoración muy negativa, toda vez que Sánchez ha afirmado también que, en las actuales circunstancias, derivadas de los resultados electorales, se necesita una confluencia de partidos para emprender un programa de cambio. Por otro lado, ha esbozado ese programa exponiendo el acuerdo PSOE-Ciudadanos. Se trata de un programa reformista, relativamente moderado, en el que hay muchos aspectos en los que se podría llegar a acuerdos con el PP. Tiene también aspectos discutibles, aunque no insalvables desde una perspectiva de centro-derecha. Ello es positivo. Pero lo paradójico es que, con esos mimbres, lo que ha pretendido en todo su discurso es atraer el voto radical de Podemos, un partido éste que está en las antípodas del discurso de Sánchez. Por tanto, ese discurso es finalmente contradictorio y está abocado al fracaso.

En varios momentos de su discurso Sánchez ha insistido en la necesidad de firmar grandes Pactos de Estado con el resto de formaciones políticas en materias tan trascendentales como la sanidad, las pensiones, la educación, ciencia y cultura; la justicia o la violencia de género. ¿Cómo valora esta búsqueda de acuerdos?

Me parece que la búsqueda de acuerdos es necesaria para sacar al país del impasse en el que está metido. Pero insisto en que este aspecto positivo choca con la negatividad que supone excluir del diálogo al partido más votado. Es una contradicción que carece de solución y conduce a la melancolía.

En cuanto a los acuerdos, el candidato socialista ha dejado claro que con el PP siempre serán puntuales, a pesar de insistir en que esta es la legislatura del diálogo y que "encastillarnos en nuestras posiciones no puede ser una alternativa". ¿Cree posible que en algún momento el acuerdo entre PP y PSOE, más allá de los posibles pactos puntuales, será posible?

Tal como están planteadas las cosas en este momento me parece que la confluencia entre los dos partidos (PP y PSOE) es imposible. Básicamente porque el PSOE ha tratado de definir su proyecto por oposición radical a Rajoy; y secundariamente porque este último no está dispuesto a que se menosprecien sus logros en términos electorales. En política, además de intereses e ideología, hay circunstancias personales que facilitan o dificultan los consensos. Y lamentablemente estamos en una situación en la que los personalismos han alcanzado una influencia decisiva. Por ello, es probable que el desbloqueo de esta situación requiera un cambio de líderes en los dos partidos. Esto es algo en lo que debieran pensar si se repiten, como parece probable, las elecciones.

Aclaro que, al decir esto, no pongo a Sánchez y a Rajoy en el mismo nivel, pues es obvio que ha sido el líder socialista el que ha desencadenado esta situación. Pero la política es a veces injusta; y en este caso lo es con Rajoy si, por responsabilidad, se ve abocado a dar paso a otro dirigente popular.

Durante su discurso Pedro Sánchez ha presentado su acuerdo con Ciudadanos como "un acuerdo que muestra una forma de hacer que ya es una reforma de nuestra vida política" apostando así por el "mestizaje ideológico" como solución para el cambio que piden los españoles. ¿Qué opinión le merece este pacto PSOE-Ciudadanos?

En general el pacto PSOE-Ciudadanos me parece aceptable, más allá de que hay contenidos concretos que me parecen como mínimo discutibles y, en algún caso, desacertados. Por ejemplo, tengo serias dificultades para aceptar el planteamiento que ha hecho Sánchez del aborto o de la eutanasia, aunque añado que tal planteamiento es lo suficientemente ambiguo como para que quepan en él interpretaciones muy alejadas entre sí. Otro ejemplo sería el referente al mercado de trabajo, en especial por lo que concierne a la negociación colectiva; pero insisto en que en la formulación que ha hecho Sánchez caben muchos matices. Sin embargo, el planteamiento que ha hecho de la reforma constitucional me parece básicamente acertado, más allá de que no sé qué significa en concreto lo del federalismo. Por ello, más que discutir puntualmente cada uno de los planteamientos que hay en el acuerdo, lo que ahora me parece relevante es valorar su orientación; y ésta me parece netamente reformista, en general alejada de radicalismos revolucionarios, y orientada a suscitar un consenso amplio en la sociedad española. La pena es que, con ese programa, el cerrilismo de Sánchez con respecto al PP y su obcecación por atraer a los antisistema (Podemos y nacionalistas) van a dar lugar a una investidura fracasada.

>Comentar

Sólo los usuarios registrados pueden insertar comentarios. Identifíquese.

0Comentarios

<< volver

La imagen del día

>SÍGUENOS EN

Julián Carrón sobre los desafíos de Europa

Marcados con la N de nazareno

Persecución en Kaduna

Arte y pintura en Páginas Digital

El caballero de la mano en el pecho

David vencedor de Goliat de Caravaggio

Ministerio de educación y cultura

>Boletín electrónico

Recibe los titulares de PÁGINASDIGITAL.es en tu correo electrónico
Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja

>DESCARGA NUESTRA APP