Diario de información sobre la actualidad política, social, económica y eclesial
29 MARZO 2017
Búsqueda en los contenidos de la web

El credo político de Caamaño: 'La diferencia de derechos entre los españoles es genética'

M. Medina

El nuevo ministro ha mantenido una interesante polémica con Luis María Díez Picazo. Este último ha criticado que los nuevos Estatutos de Autonomía declaren derechos, deberes y principios. Caamaño, en un artículo que publicó en el número 79 (enero-abril 2007) la Revista Española de Derecho Constitucional, ha polemizado abiertamente con Díez Picazo. Caamaño relativiza  la crítica de que existan diferentes derechos en las distintas Comunidades Autónomas y sostiene que "los derechos y principios estatutarios son un catálogo de preferencias que reflejan, dentro de la Constitución, la libertad colectiva que ésta reconoce a los ciudadanos de una comunidad autónoma para fijar valores comunes que orienten la acción política de sus órganos de autogobierno, en tanto que comunidad política diferenciada".

El nuevo ministro, por tanto, es un teórico que apoya cambios en los Estatutos de Autonomía que modifican los valores que hasta ahora le eran comunes a todos los españoles. Caamaño escribe: "sostiene Luis María Díez Picazo que si los Estatutos de Autonomía pueden incorporar distintas declaraciones de derechos, entonces las Cortes Generales podrían dar derechos distintos a los españoles. Me temo, sin embargo, que esta esquizofrenia no es patológica sino genética". El nuevo ministro defiende además una concepción de los derechos fundamentales en la que su contenido objetivo está determinado por las opciones que hace el legislador. Para conocer la dimensión objetiva de los derechos -afirma Caamaño- "probablemente sea necesario analizar las preferencias y discontinuidades del legislador de los derechos fundamentales". Son, en definitiva, las diferentes políticas las que determinan "no su contenido último pero sí configuran el entorno del derecho y coadyuvan a su objetivización como valor de una comunidad".

Suena a justificación de la inflación de derechos que se ha producido bajo el Gobierno de Zapatero. ¿Está queriendo decir el nuevo ministro que los derechos fundamentales no son un límite al poder sino que es el poder el que determina su contenido? Sería peligroso.

<< volver

>SÍGUENOS EN

El otro es un bien, también en política

Marcados con la N de nazareno

Persecución en Kaduna

Arte y pintura en Páginas Digital

El caballero de la mano en el pecho

David vencedor de Goliat de Caravaggio

Ministerio de educación y cultura

>Boletín electrónico

Recibe los titulares de PÁGINASDIGITAL.es en tu correo electrónico
Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja

>DESCARGA NUESTRA APP