Diario de información sobre la actualidad política, social, económica y eclesial
19 JULIO 2018
Búsqueda en los contenidos de la web

>ENCUENTROMADRID

El arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, llama a los participantes en EncuentroMadrid a ser la sal del mundo

| 0 comentarios valoración: 3  447 votos
Vota 1 2 3 4 5
Resultado 3  447 votos

"Sois la sal de la tierra: entráis en el mundo para darle otro sabor, y también, una luz diferente". En su primera parte de la homilía, Monseñor Osoro hizo un llamamiento a los asistentes a la Eucaristía en EncuentroMadrid a salir al encuentro de nuestros contemporáneos, siendo conscientes de que es con Cristo como es posible que la vida cobre novedad, y no con las fuerzas del hombre: “Sin Jesús, la Iglesia no es nada; sólo una organización más. Nada podemos sin Él". Así, la atracción que genera el cristianismo se debe "no a una idea, sino a una persona: Jesucristo, que nos reúne".

El arzobispo continuó invitando a todos los participantes en EncuentroMadrid a seguir al sucesor de Pedro: "Vamos contigo, Francisco", y que caminemos juntos; pero siempre dejando que "Èl conquiste nuestro corazón". Hacía referencia al momento en que el Señor le pregunta a Pedro: “¿Me amas?". "Su pregunta, ¿me amas?, quiere decir: ¿Has puesto el corazón en mi, o en quién has puesto el corazón? ¿Me has abrazado a mí, o a quien has abrazado? ¿Me amas? Cuando con sinceridad nos dejamos hacer estas preguntas, todos nosotros nos entristecemos. El corazón a veces se agarra a otras cosas distintas que no son la fuerza que nos da Jesucristo ni sus modos de conquistar".

Sin embargo, el mensaje de Monseñor Osoro fue esperanzador: "Descubrid este Jesús que está con nosotros y en nosotros. En el evangelio se aparece a los discípulos cuando estaba ya amaneciendo, y es que Jesús no es oscuridad: nos da horizontes, perspectivas. Este Jesús que amanece nos dice: ¡Entrad, tirad la red!".

Subrayó que lo que un cristiano aporta al mundo "no es cualquier cosa, sino al Señor mismo". El arzobispo de Madrid terminó diciendo a los asistentes: "Os aseguro que hoy más que nunca sois un movimiento necesario; hombres y mujeres dispuestos a tener tan dentro a Dios que mostráis la luz y el sabor de Jesús, cambiando, quizás, un sabor que nos puede llenar un momento pero que no siempre es dulce".

>Comentar

Sólo los usuarios registrados pueden insertar comentarios. Identifíquese.

0Comentarios

<< volver

>SÍGUENOS EN

El otro es un bien, también en política

Arte y pintura en Páginas Digital

El caballero de la mano en el pecho

David vencedor de Goliat de Caravaggio

>Boletín electrónico

Recibe los titulares de PÁGINASDIGITAL.es en tu correo electrónico
Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja