Diario de información sobre la actualidad política, social, económica y eclesial
9 DICIEMBRE 2016
Búsqueda en los contenidos de la web

Más Mariano Rajoy que nunca

Raquel Martín

Es más, Rajoy ha demostrado con hechos que ha cometido algunos errores en la dirección del Partido Popular, que muchos problemas le han estallado en las manos o que se ha puesto de perfil en otros. Es innegable. También parece inexplicable su ralentización, muchas veces inacción, en la toma de decisiones vitales tanto internas como en su acción de oposición. Tanto, que en ocasiones ha parecido hacer seguidismo de la diputada Rosa Díez en el Congreso de los Diputados.

Por no hablar de las propuestas de contenido de fondo que quiere impregnar al nuevo PP que ha nacido bajo su presidencia, que no es más que pensamiento dominante y vaciamiento de las grandes tradiciones. Todo esto y mucho más que se puede describir de Mariano Rajoy es verdad.

Pero las pasadas elecciones gallegas y vascas han supuesto un punto de inflexión en la trayectoria, quizás descendente, del líder del PP desde que está al frente del partido. Se ha reconquistado Galicia y en el País Vasco su formación es vital para cambiar el rumbo de una comunidad autónoma que sólo ha sabido de la existencia del nacionalismo y de la omnipresencia del partido (PNV)-estado.

La novedad es que Mariano Rajoy ha ganado unas elecciones. Las primeras desde la trágica derrota de 2004, tres días después de aquella jornada que cambió la historia más reciente de nuestra democracia: el 11-M. El Partido Popular quedó entonces totalmente fuera de juego.

Es objetivo e incuestionable: por primera vez desde entonces Rajoy ha vencido. Es verdad que en este tiempo han tenido lugar otras citas electorales autonómicas. Pero en ellas no se producía un verdadero pulso por el poder entre el PP y el PSOE. Y nunca como hasta el pasado 1 de marzo, entre el mismísimo presidente Zapatero y Rajoy. Y el líder popular ha ganado.

Sí, con todos sus errores y sus carencias. Prácticamente con toda la maquinaria mediática en contra. Con un proceso judicial abierto con las mayores intencionalidades para desprestigiar a todo el partido dos semanas antes de la cita electoral. Con las espadas internas de nuevo en alto. Y ha ganado.

Ha logrado una clarísima victoria en Galicia y un resultado, si no bueno en número de escaños, decisivo para provocar el fin del nacionalismo en el País Vasco. Ya les hubiera gustado a Jaime Mayor Oreja y Nicolás Redondo Terreros haber conseguido tales resultados en los comicios vascos del año 2001.

El PP de Mariano Rajoy ha salido fortalecido de esta crucial cita electoral. Nos gustará más o menos, pero desde ahora podemos afirmar que gana elecciones. La pregunta ahora es la siguiente: ¿se quiere o no se quiere desalojar al Partido Socialista del poder? Parece que este PP con Rajoy a la cabeza puede. Lo demás puede ser tirar votos a la basura, o soñar con la existencia de un líder o un partido que, hoy por hoy, no existe. Si esta tendencia del PP se mantiene en las próximas elecciones del mes de junio, Mariano Rajoy se habrá confirmado como líder hasta 2011 y, lo mejor, se habrá consolidado una alternativa real a Zapatero.  

<< volver

La imagen del día

>SÍGUENOS EN

Julián Carrón sobre los desafíos de Europa

Marcados con la N de nazareno

Persecución en Kaduna

Arte y pintura en Páginas Digital

El caballero de la mano en el pecho

David vencedor de Goliat de Caravaggio

Ministerio de educación y cultura

>Boletín electrónico

Recibe los titulares de PÁGINASDIGITAL.es en tu correo electrónico
Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja

>DESCARGA NUESTRA APP