Diario de información sobre la actualidad política, social, económica y eclesial
6 DICIEMBRE 2016
Búsqueda en los contenidos de la web

>Entrevista a Benigno Blanco

"Percibo en Podemos, con quien discrepo en casi todo, cosas estupendas"

Elena Santa María | 0 comentarios valoración: 3  23 votos
Vota 1 2 3 4 5
Resultado 3  23 votos

El abogado Benigno Blanco analiza en Páginas Digital la situación sociopolítica española después de la última legislatura que ha desembocado en una nueva cita electoral, en la que “no creo que haya grandes cambios, aunque bastantes escaños bailarán con estos pequeños cambios y ese baile puede tener importantes efectos psicológicos”.

¿Qué consecuencias tiene el pacto Podemos-IU? ¿Cómo afectará al PSOE?

No creo que haya grandes cambios numéricos en los resultados del 26-J respecto al 20-D, aunque bastantes escaños bailarán con estos pequeños cambios y ese baile puede tener importantes efectos psicológicos aunque no alteren sustancialmente las posibilidades de elección de presidente.

Supongo que el pacto Podemos-IU hará perder a ambos partidos parte de su voto pues para muchos votantes tradicionales de IU Podemos es una amalgama poco seria ideológicamente y para bastantes de Podemos IU es tan viejo y casta como el PP. La reubicación de Podemos en la izquierda comunista clásica hará que pierda atractivo para el electorado del PSOE.

El problema del PSOE es autóctono: una pérdida de identidad cada vez más difícil de tapar con meros eslóganes publicitarios y el odio a la derecha. El PSOE seguirá cayendo en fuerza por sí mismo como le está pasando a todo el socialismo europeo.

Mikel Buesa afirmaba en una entrevista a este periódico que Ciudadanos se está quedando cada vez más fuera de la realidad política. ¿En qué posición se encuentra? ¿Cuál es su función en este momento?

No coincido con esa apreciación de Buesa. Creo que Ciudadanos ha actuado con bastante dignidad en estos últimos meses aunque se ha pasado de frenada en la escenificación de su noviazgo con el PSOE presentándolo casi como un matrimonio. Supongo que seguirá recibiendo algunos votos procedentes del PSOE ante la crisis escandalosa de éste y seguirá siendo refugio de cuantiosos votos procedentes del electorado del PP que ven en Cs la posibilidad de alguien que modere y centre la única opción posible de gobierno que pasará -¡otra vez!; en esto Rajoy tenía razón- por algún tipo de complicidad entre PSOE, PP y Cs.

Cs tendría mucho más campo para crecer si no hubiese optado de forma tan radical por un rancio laicismo de género impropio de quien se presenta como algo nuevo. Con esta querencia decimonónica se cierra la puerta para parte del electorado desencantado con el PP y eso es un tapón para su eventual crecimiento a costa del PP.

El PP está basando su campaña en el miedo a la izquierda. ¿Es suficiente?

El miedo es motivación insuficiente salvo cuando se vuelve patológico, cosa que en política solo sucede en entornos totalitarios... que gracias a Dios, no es la situación de la España actual. Es el amor, el compartir un ideal, querer lo mismo, lo que engancha y fideliza. Por eso no creo que esa estrategia del PP resulte exitosa.

El gran problema electoral del PP es su renuncia a sus señas de identidad y a hacer política en serio. Y eso no se supera solo apelando al miedo. El miedo moverá hacia el PP cuatro votos pero no le devolverá su liderazgo pasado en el espectro de quienes aprecian los valores del humanismo cristiano y tienen alta conciencia social ni entre quienes creen en la eficacia de una política liberal en materia económica ni entre quienes aprecian el conservadurismo reformista como actitud sensata en el quehacer político.

En un editorial reciente de este periódico se afirma que "la perplejidad occidental erige una disyuntiva política que fuerza a elegir entre dos males: el populismo o la tecnocracia". ¿Cómo valora esta afirmación? ¿Hay alguna otra alternativa?

Esa elección puede ser una situación de hecho; lo es en España y en parte de Europa hoy en el corto plazo. Pero obviamente no es algo deseable, pues elegir entre dos males es la peor situación en la vida personal y en la colectiva. Lo deseable es estar en condiciones de elegir entre el bien y el mal; y aún mejor, entre lo bueno y lo mejor. Y para llegar a esta situación hay que trabajar, también en la política española de hoy.

Intuyo que en breve veremos cómo se movilizan nuevos agentes políticos y sociales en España que amplíen horizontes, saneen la atmósfera, trabajen con la verdad por delante sin vender sus convicciones al éxito inmediato de obtener o conservar el poder, reimplanten los ideales en el espectro de la derecha como Podemos lo ha hecho al principio de su vida en el de la izquierda. E intuyo esto porque la historia me enseña que los vacíos en política se llenan como en la mecánica de fluidos. Y después, como siempre en democracia, el pueblo elegirá la senda por la que seguir, pero teniendo alternativas que nos permitan -si queremos- romper el actual ambiente claustrofóbico y maloliente de una casta política encerrada en sí misma y en su obsesión por el poder. Lo que sucede y lo que puede suceder es responsabilidad de todos, también mía y tuya.

En otro editorial se dice que "el otro, con sus ideas y con la posibilidad que tiene de llegar al poder, no es una amenaza. Es alguien del que necesito para construir". ¿Cómo se podría aplicar esto hoy?

Estoy completamente de acuerdo con esta afirmación. El otro siempre es alguien con un inmenso potencial de bien en todos los ámbitos de la vida; nunca es el otro un "malo" sin esperanza alguna de que pueda aportar cosas buenas al conjunto. Hasta Gollum ayuda al final -aunque sin querer- a la destrucción del anillo en la saga de “El Señor de los Anillos”. Es más, Frodo no habría logrado consumar con éxito su misión si Gollum no hubiese estado allí para ayudarle a entrar en Mordor y al final para arrancarle el anillo y el dedo y caer con ellos al fuego del monte del destino. Eso sí, no hay que ser ingenuo: Gollum te puede llevar, también, a las garras de Ella-La Araña.

Por poner un ejemplo, yo percibo cosas estupendas en Ada Colau o en Podemos, con quienes discrepo radicalmente en casi todo; pero no puedo negar en ellos ideales estupendos y un compromiso admirable con causas nobles como la lucha contra los desahucios y muchos privilegios e injusticias que me parecen tan dignos de ser combatidos como a ellos... aunque discrepe casi siempre en su forma de luchar y en sus propuestas. Podría hablar con ellos perfectamente y llegar a acuerdos si renunciasen a sus ribetes sectarios.

Precisamente, crear un clima en la vida política española en que se pueda hablar, contrastar información y propuestas, sin vetos previos ni banderías belicistas, es lo que necesitamos para reconstruir una convivencia política creativa en libertad capaz de insuflar hálito vital a nuestro sistema político para bastantes años más...

>Comentar

Sólo los usuarios registrados pueden insertar comentarios. Identifíquese.

0Comentarios

<< volver

La imagen del día

>SÍGUENOS EN

Julián Carrón sobre los desafíos de Europa

Marcados con la N de nazareno

Persecución en Kaduna

Arte y pintura en Páginas Digital

El caballero de la mano en el pecho

David vencedor de Goliat de Caravaggio

Ministerio de educación y cultura

>Boletín electrónico

Recibe los titulares de PÁGINASDIGITAL.es en tu correo electrónico
Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja

>DESCARGA NUESTRA APP