Diario de información sobre la actualidad política, social, económica y eclesial
8 DICIEMBRE 2016
Búsqueda en los contenidos de la web

>Entrevista a Margarita Robles

"Sería una estafa a la sociedad que no hubiera un gobierno rápido"

Cristina López Schligting | 0 comentarios valoración: 2  14 votos
Vota 1 2 3 4 5
Resultado 2  14 votos

Por su interés, publicamos parte de la entrevista realizada a la diputada socialista por Cristina López Schligting el pasado fin de semana en la Cadena COPE.

¿Qué es más difícil? ¿Ser de las primeras de la promoción, ascender en la judicatura, o abrirse paso como mujer en una sociedad de hombres?

Abrirse camino como mujer en una sociedad de hombres es siempre muy complicado, entre otras cosas porque a las mujeres siempre nos exigen el doble y cuando cometemos un error se es mucho más crítico con nosotras que con un hombre. Entre los hombres hay una cierta tolerancia y en cambio cuando somos las mujeres, estamos siempre en el punto de mira. Pero creo que eso siempre tiene un aspecto positivo, y es que nos obliga a esforzarnos más y que, en mi opinión, cuando hacemos algo lo hacemos con muchísima solidez, con muchísimo rigor, y sobre todo con muchas ganas de hacerlo bien.

Usted no tuvo temor a investigar los GAL cuando estaba Felipe González en el gobierno y usted formaba parte de él, a oponerse a la inclusión de Barrionuevo en las listas del PSOE porque le parecía que no estaba bien, y a la vez conoce muy bien el partido socialista. ¿Está de acuerdo en lo que ha dicho Felipe González de que el partido socialista tiene que abstenerse para que el PP gobierne?

Mire, yo en mis posiciones tengo un condicionamiento, y es que yo vengo del mundo del Derecho y a mí me vinculan muchísimo los planteamientos jurídicos. Yo creo de verdad que los programas electorales son un contrato con los ciudadanos. Cuando un partido, cualquier partido, se presenta a unas elecciones con un programa es para cumplirlo. Una de las razones por las que hay tanta desafección es porque los ciudadanos ven que los partidos políticos presentan un programa y luego hacen con ese programa lo que quieren. El partido socialista, igual que el PP, igual que los demás partidos, se presentó con un programa, y además era un programa que tenía como título “Sí al cambio”, es decir, era un programa que se basaba precisamente en criticar aquello que el Partido Popular había hecho porque entendía, y yo lo compartía también, que estos cuatro años no han sido buenos para las clases medias y para las clases trabajadoras. No se puede, por tanto, pedir sin más que ahora que hay un programa que va a cambiar la posición del PP se le diga sí o que se abstenga. Eso no es razonablemente posible desde el punto de vista jurídico. Desde ese mismo punto de vista jurídico, hay un partido que es el PP, que es el partido que ha sido el más votado, que es el que ha ganado las elecciones. Yo en su momento fui muy crítica con Mariano Rajoy cuando no aceptó el encargo del jefe de Estado, de Su Majestad el Rey, porque creo que como representante del partido más votado tenía que haber asumido ese encargo, y no lo hizo. Si ahora el PP, que es el partido más votado y que razonablemente es el que tiene que gobernar, él es el que tiene que tomar la iniciativa, haciendo cosas precisamente para que dejemos de tener un gobierno en funciones. Me ha sorprendido mucho ver a Mariano Rajoy diciendo que llevamos 200 días de gobierno en funciones, yo le pregunto qué está haciendo él. Porque él se presentó con un programa, y este programa ahora, si quiere apoyos parlamentarios de otros grupos, tendrá que modificarlo, tendrá que cambiarlo, tendrá que ofrecer algo, y eso es lo que no sabemos. Si quiere abstenciones o votos afirmativos de partidos más grandes, tiene que decir en qué va a modificar su programa electoral, en qué va a modificar su cambio de posición en lo que ha sido su gobierno estos últimos cuatro años. Uno no puede pedir un cheque en blanco, no puede pedir que haya gobierno sí o sí. No, tiene que haber un gobierno que vaya a hacer algo que los españoles y España necesitan. Y yo lo que veo en este momento es que, por parte del PP, que es el que tiene que tomar la iniciativa razonablemente, se están haciendo unas puestas en escena, unas reuniones, pero yo no estoy viendo que haya habido unas ofertas concretas para decir en qué va a consistir un gobierno, que ya nos tenemos que acostumbrar a que no puede ser de mayorías absolutas. Un partido con 137 diputados va a tener que pactarlo todo, y yo quiero oír, y los ciudadanos tienen que oír esta oferta de Mariano Rajoy, que es muy razonable que sea él quien intente constituir el gobierno, sobre en qué va a consistir, qué cambios va a hacer, si va a haber cambios en la reforma laboral, en la reforma educativa, en la justicia. Porque si no es así, yo como ciudadana, no ya en este momento como diputada, como ciudadana tengo que saber, y mucho más si encima pertenezco en este momento a un grupo parlamentario, qué es lo que se me ofrece para pedirme una abstención. Y yo no estoy viendo que eso se esté haciendo. Por tanto, ese contrato de los partidos políticos con sus votantes los partidos tienen que cumplirlo, y quien aspira a formar gobierno tiene que decir, de verdad, qué es lo que ofrece.

Si efectivamente se producen esas ofertas, porque la bondad de este sistema es que efectivamente se tiene que proceder al pacto, por ejemplo de una reforma constitucional, de una reforma educativa, de unos incrementos en las cuestiones sociales, ¿usted es partidaria de esa abstención en segunda vuelta?

Habría que verlo, porque obviamente el PP se presentó con un programa, y se presentó con un compromiso que asumieron ocho millones de votantes. Ahora tampoco se puede decir que como quiero que me nombren, resulta que cambio el programa. Esto es mucho más serio. La política es pacto, pero hay que saber qué es lo que se pacta. Y hay que saberlo, no como un brindis al sol, diciendo “ahora que me voten, luego ya veremos”. Y eso es lo que yo echo de menos en este momento. Se dice: “tiene que haber un gobierno rápido”. Estoy de acuerdo, creo que en este momento sería una estafa a la sociedad que no hubiera un gobierno rápido, y sería una estafa a la sociedad continuar con un gobierno en funciones. Pero cuando se hagan esas propuestas concretas. Mientras tanto, lo de “vótenme a mí porque soy el más votado” no es razonable ni para los votantes del PP, ni para los del PSOE, ni para la ciudadanía en general. Por otro lado, sé que hay gente que dice que el partido socialista tiene que intentarlo con Podemos. Sobre esto, rotundamente mi posición es que no. Yo creo que Podemos no cumplió con su obligación en las anteriores elecciones, yo he sido muy crítica con Podemos, no sé si es un partido o un grupo, no lo sé exactamente, pero creo que no ha tenido sentido de Estado, que ha hecho unas presentaciones que han sido luz y sonido pero que a la hora de comprometerse no se han comprometido, y entiendo que en ningún caso el partido socialista puede hacer ningún intento con Podemos. Lo que sí creo es que el punto de mira hay que ponerlo en el PP, que es quien tiene la responsabilidad y tiene que hacerlo ya. He oído hablar de una reunión secreta con Convergencia, y eso sí que no me parece. Si hay reuniones, háganse con transparencia, dígase qué es lo que se va a ofrecer, y a partir de ahí y con transparencia, los votantes del PP sabrán si se cumple o no el compromiso, y aquellas personas que han votado al partido socialista precisamente porque quieren un cambio, porque no están de acuerdo con las políticas de Mariano Rajoy, podrán decir lo que piensan ante un determinado escenario. Pero mientras tanto, hablar en especulación no me parece serio, tengo esa cierta deformación del mundo del Derecho, que es muy práctico y que tiene que dar resolución con arreglo no a especulaciones sino a propuestas concretas.

Lo que pasa es que todo este devenir nos pone en septiembre sin gobierno.

Pero ahí quien tiene una responsabilidad es Mariano Rajoy. Creo que es bueno poner el foco sobre quien tiene que llevar la iniciativa, y en este momento la tiene que llevar el gobierno en funciones. Por eso entiendo perfectamente que en este momento la posición del PSOE sea decir que no, porque en otro caso sería un fraude a sus votantes. Pero también soy muy exigente con el PP y con el gobierno en funciones. No entiendo que se diga “que se reúnan conmigo cuando quieran”. No, usted tiene una obligación, y además la ley establece unas competencias para el gobierno en funciones, y eso no se está haciendo. Por respeto a los ocho millones de votantes del PP, creo que es muy exigible que se diga qué se quiere hacer, con quién lo quiere hacer, cómo lo quiere hacer, y en qué términos va a modificar su gobierno anterior. Porque, efectivamente, el programa de un gobierno con mayoría absoluta no puede ser igual que el programa de un gobierno con 137 diputados.

>Comentar

Sólo los usuarios registrados pueden insertar comentarios. Identifíquese.

0Comentarios

<< volver

La imagen del día

>SÍGUENOS EN

Julián Carrón sobre los desafíos de Europa

Marcados con la N de nazareno

Persecución en Kaduna

Arte y pintura en Páginas Digital

El caballero de la mano en el pecho

David vencedor de Goliat de Caravaggio

Ministerio de educación y cultura

>Boletín electrónico

Recibe los titulares de PÁGINASDIGITAL.es en tu correo electrónico
Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja

>DESCARGA NUESTRA APP