Diario de información sobre la actualidad política, social, económica y eclesial
17 DICIEMBRE 2017
Búsqueda en los contenidos de la web

>Entrevista a Mikel Buesa

"Ante la corrupción es necesario que el poder judicial actúe con mayor diligencia"

Juan Carlos Hernández | 0 comentarios valoración: 3  266 votos
Vota 1 2 3 4 5
Resultado 3  266 votos

La corrupción es una de las mayores preocupaciones en la sociedad española actual. Mikel Buesa nos ayuda a desmontar algunos mitos y señala algunas medidas para limitarla.

Acorde a los números, ¿se podría afirmar que la corrupción no tiene siglas y afecta a todos los partidos por igual independientemente de su ideología?

La corrupción política es el resultado de la existencia de algunos políticos que se corrompen. Esto último es inherente al ser humano que esos políticos llevan dentro y, por tal motivo, la corrupción afecta a todas las siglas. No por igual, ciertamente, porque el número de casos depende del poder político acumulado por cada partido. Pero si se corrige este sesgo (por ejemplo, midiendo el número de casos de corrupción por cada millón de votantes a un partido) entonces el resultado es muy similar para casi todos los partidos políticos. La excepción está en algunos partidos muy pequeños que se configuraron desde el principio como organizaciones delictivas, como por ejemplo el caso de la Unión Mallorquina de María Antonia Munar o el Grupo Independiente Liberal de Jesús Gil.

Por tanto, ¿existe una proporcionalidad entre la cuota de poder y la corrupción?

En efecto, esa proporcionalidad es perfectamente constatable como, por cierto, puede verse en mi libro “La pachorra conservadora”.

¿Qué medidas realistas se podrían tomar para limitar los casos de corrupción entre los partidos políticos? ¿Una mayor independencia del Poder Judicial podría ser una de ellas?

Aparte de medidas destinadas al control de legalidad en el gasto público y a la transparencia en los procesos de licitación pública, lo más relevante sería que el poder judicial funcionara con diligencia. El hecho de que muchos casos de corrupción se vean en los tribunales hasta diez años después de haber ocurrido, en nada ayuda a luchar contra ella. Esto no tiene nada que ver con el Consejo del Poder Judicial, sino con: a) las leyes procesales, b) las ganas de trabajar de los jueces y c) las tentaciones que tienen algunos jueces para construir macrosumarios. Y además nos haría falta más decencia en el manejo de la dirección de los partidos políticos; o sea, que hubiera inflexibilidad con los corruptos. A ello habría que añadir una actitud diferente de los ciudadanos al ejercer el voto, pues lamentablemente los políticos corruptos apenas tienen rechazo electoral.

¿Es España un país especialmente corrupto en comparación con los países de nuestro entorno?

No lo creo. Hay que tener en cuenta que los índices de percepción de la corrupción son demasiado sensibles a las alharacas de los medios de comunicación; son de carácter mediático y no se basan en una medición objetiva del fenómeno. Si tenemos esto en cuenta, España no aparece como un país muy distinto de los de nuestro entorno europeo.

¿Qué responsabilidad tenemos los ciudadanos frente a la corrupción política?

En la corrupción política, ninguna. Frente a la corrupción política (o sea, frente a los políticos corruptos), mucha, pues acabamos siendo condescendientes con ellos generalmente por adhesión a las siglas bajo las que se presentan.

>Comentar

Sólo los usuarios registrados pueden insertar comentarios. Identifíquese.

0Comentarios

<< volver

>SÍGUENOS EN

El otro es un bien, también en política

Arte y pintura en Páginas Digital

El caballero de la mano en el pecho

David vencedor de Goliat de Caravaggio

>Boletín electrónico

Recibe los titulares de PÁGINASDIGITAL.es en tu correo electrónico
Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja

>DESCARGA NUESTRA APP