Diario de información sobre la actualidad política, social, económica y eclesial
21 OCTUBRE 2017
Búsqueda en los contenidos de la web

La tarea de la legislatura

Juan Carlos Hernández | 0 comentarios valoración: 3  291 votos
Vota 1 2 3 4 5
Resultado 3  291 votos

El pasado sábado 29 de octubre, después de varios meses de Gobierno en funciones y dos elecciones generales, el Congreso de los Diputados votó por mayoría simple a Mariano Rajoy como presidente del Gobierno. Casi en el último minuto se han podido evitar unas terceras elecciones que para muchos ciudadanos de a pie suponían un hartazgo de la política y de los políticos.

¿Qué tarea toca afrontar ahora? En circunstancias normales estaríamos hablando de aprobar presupuestos, de leyes educativas, de creación de empleo, de política antiterrorista… todo ello de suma importancia. Será trascendental, en medio de las provocaciones de Podemos, no perder de vista todas estas cuestiones fundamentales. Pero, a través de todas esas vicisitudes, ¿qué nos jugamos en esta legislatura? Recobrar la confianza del ciudadano en la política y, por tanto, si el populismo crece o no. No olvidemos que uno de los factores que explica el auge de Podemos es el desencanto hacia los partidos tradicionales. Desencanto que en muchas ocasiones ha sido justificado y en otras ocasiones injusto por esperar de la política lo que no puede dar.  

En los próximos meses será crucial el entendimiento entre PP, PSOE y C´s. No será fácil por la larga tradición de enfrentamientos, por la falta de cultura del diálogo y por el circo permanente de Podemos. Sin embargo, la mezcla de estos tres partidos no tiene que ser mala. Cada uno con su historia, con sus sensibilidades, con sus virtudes y defectos puede aportar al bien común. Sin embargo, para que la reacción entre los tres partidos funcione les puede hacer falta un catalizador. Mariano Rajoy ha demostrado ser un hombre prudente frente a la travesía del desierto del PSOE en las últimas semanas pero no parece la persona más capaz de ser ese catalizador. Quizá Albert Rivera pueda desempeñar ese papel dadas las circunstancias.

Capítulo aparte merece el PSOE que se debate entre dos almas, como explicaba Redondo Terreros en este periódico, “una izquierda pragmática y otra utópica. De vencer esta última no tardará en ser devorado por Podemos”. En cómo salga el PSOE nos jugamos mucho en esta legislatura (bastante tenemos ya con Podemos y nacionalistas radicales) y para ello será decisiva la elección del líder del partido.

En la transición todos los protagonistas (Cortes franquistas, PSOE, Partido Comunista, Iglesia Católica…) tuvieron que renunciar a una parte de su hegemonía pero existía un ideal al cual todos se podían sumar. Hoy en día, ¿existe un ideal en el que los partidos constitucionalistas se puedan reconocer? Todos tenemos amigos que son votantes de Podemos porque están desencantados de la política pero que están alejados de las ideas radicales de sus dirigentes. ¿Se puede construir una política atractiva y realista para ellos? En estas páginas Valentí Puig afirmaba que “si se hace política de calidad, con rigor e imaginación, la gran demagogia de Podemos tal vez vaya perdiendo fuelle”. No es baladí el reto de esta legislatura.

>Comentar

Sólo los usuarios registrados pueden insertar comentarios. Identifíquese.

0Comentarios

<< volver

>SÍGUENOS EN

El otro es un bien, también en política

Arte y pintura en Páginas Digital

El caballero de la mano en el pecho

David vencedor de Goliat de Caravaggio

>Boletín electrónico

Recibe los titulares de PÁGINASDIGITAL.es en tu correo electrónico
Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja

>DESCARGA NUESTRA APP