Diario de información sobre la actualidad política, social, económica y eclesial
14 NOVIEMBRE 2018
Búsqueda en los contenidos de la web

>Entrevista a Antonio Polito (Corriere della Sera)

Un "Renzi bis" con fecha de caducidad

F.F. | 0 comentarios valoración: 3  400 votos
Vota 1 2 3 4 5
Resultado 3  400 votos

El gobierno italiano de Gentiloni ya ha jurado ante el jefe del Estado y se ha presentado en la cámara. Doce de los 18 ministros de Renzi, confirmados en su cargo. Sin embargo, el ex primer ministro parece que pronostica brevedad al nuevo ejecutivo, pues ha hablado de "elecciones inminentes". Hablamos con Antonio Polito, vicedirector del Corriere della Sera.

Por un lado parece que se pone punto final a la crisis. Por otro, se habla de elecciones inminentes. ¿En qué quedamos?

El gobierno de Gentiloni nace bajo la presión de ser la continuación del pasado y enfrentarse a un futuro casi inexistente. Se parece demasiado al gobierno de Renzi.

De hecho, el equipo de gobierno es casi el mismo.

Sí. Esperábamos algún cambio de ritmo, objetivos más ambiciosos, nuevas caras. Pero Gentiloni ha confirmado la estructura y los ejes de poder del gobierno anterior. Al final es el mismo gobierno pero sin Renzi, aunque el cambio es precisamente su ausencia, lo que le da al menos un breve respiro antes de unas posibles elecciones anticipadas, como el mismo Renzi ha dicho a la cúpula del PD. La única variante en el esquema sería que Renzi dejara de ser el líder del partido. En ese caso las perspectivas cambiarían, pero hay que esperar a marzo, con el congreso y las primarias.

Hablar de elecciones inminentes supone tener una nueva ley electoral que proponer y apoyos para aprobarla, o bien confiar en que una norma similar salga de la sentencia del Tribunal Constitucional el 24 de enero.

No creo que Renzi tenga una ley preparada, puesto que esa ley "Made in Italy" que toda Europa debía envidiarnos la quemó en el espacio de una mañana. Después de tres años, todo el parlamento espera que la consulta nos quite las brasas que arden bajo nuestros pies y dé paso a un corta-pega de la ley en vigor que nos permita redactar un texto más o menos parecido al del Tribunal, es decir, más proporcionado y respetuoso con la representación parlamentaria.

Entonces, ¿el gobierno de Gentiloni no será un "gobierno del presidente" Mattarella?

No, de ninguna manera. El presidente ha desarrollado un papel preciso pero esencial, se ha limitado a constatar la orientación de las fuerzas políticas.

Entonces es más un gobierno Renzi.

Es un gobierno Gentiloni que se parece demasiado al de Renzi.

Repasemos los desafíos a los que se enfrenta Renzi. Congreso y primarias del partido en primavera, y elecciones "inminentes" que podrían ser también en primavera, ¿es una coincidencia que se puede abordar?

Yo diría que sí. El problema real es cuándo estará disponible la ley electoral. Puesto que el 24 de enero se emitirá la sentencia, podrían pasar dos o tres semanas antes de conocer las motivaciones. Y las motivaciones son indispensables para entender qué es lo que no funciona para adaptar la nueva ley electoral. Ya que no me parece nada fácil llegar a un entendimiento, hará falta algo de tiempo. Así que antes de junio me parece imposible ir a las urnas.

¿Podemos pensar que el secretario del PD desconfía del gobierno y quiera por ello ir a votar?

Eso no, pero me parece que el pacto interno está claro: cuando haya ley electoral se disuelve el parlamento y se vota. Está claro que hay que sumar una serie de factores: los tiempos de la ley electoral, las fuerzas que presionan para acortar los plazos, la fecha tope del 15 de septiembre para renovar a los parlamentarios. Muchas incógnitas que hacen dudar de que la ley electoral esté a tiempo para votar en junio. Siempre hay que terminar haciendo cuentas con la realidad.

Como en las elecciones francesas, por ejemplo.

En junio podríamos encontrarnos con una nueva presidenta Le Pen que anuncie la salida de Francia de la Unión. O con un empeoramiento de la crisis económica y financiera.

¿Y entonces?

Un hecho clamoroso podría llevar a más de uno a decir: mantengamos el gobierno. No se puede hacer planes con la certeza de que la hoja de ruta se va a respetar punto por punto.

¿Es ciencia ficción imaginar que el parlamento apruebe una ley electoral antes del 24 de enero?

Sería sensato, pues así el parlamento evitaría la sentencia y cumpliría con su deber. Pero soy pesimista y me temo que los políticos no ven la hora en que los jueces decidan en su lugar.

¿Qué posibles evoluciones prevé?

Hay quien apuesta por un modelo proporcional, sobre todo Forza Italia, el único partido de la oposición que se ha declarado dispuesto a trabajar conjuntamente en la nueva ley. Es un dato importante, pues permitiría al PD demostrar que la nueva ley es compartida.

Si las urnas están entonces tan lejos, ¿cree que el centro-derecha podría volver a reunirse?

Veo ante todo signos de una fragmentación. La Liga se niega a hacer consultas con el presidente, los Hermanos de Italia en cambio ya lo han hecho; ambas partes harán manifestaciones pidiendo elecciones inmediatas, pero por separado. Pero Forza Italia no quiere elecciones. Las posiciones son divergentes.

>Comentar

Sólo los usuarios registrados pueden insertar comentarios. Identifíquese.

0Comentarios

<< volver

>SÍGUENOS EN

El otro es un bien, también en política

Arte y pintura en Páginas Digital

El caballero de la mano en el pecho

David vencedor de Goliat de Caravaggio

>Boletín electrónico

Recibe los titulares de PÁGINASDIGITAL.es en tu correo electrónico
Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja