Diario de información sobre la actualidad política, social, económica y eclesial
17 DICIEMBRE 2017
Búsqueda en los contenidos de la web

Más allá del ámbito político

Pablo Duro | 0 comentarios valoración: 3  367 votos
Vota 1 2 3 4 5
Resultado 3  367 votos

El pasado jueves 23 de febrero me invitaron a un evento muy interesante en el Senado que tenía por título el de un libro de Julián Carrión: “La belleza desarmada”. Julián Carrión es el actual presidente de la Fraternidad de Comunión y Liberación y responsable de este movimiento eclesial desde la muerte de su fundador, Luigi Giussani.

Tengo que reconocer que asistí al coloquio sin haber leído el libro ni conocer a su autor, por lo que no sabía exactamente qué iba a escuchar, pero el plantel de invitados me parecía muy atractivo: moderaba Fernando de Haro, director de este diario, y entre los ponentes estaban representantes de primer nivel de los principales partidos políticos como Pablo Casado del PP, Juan Carlos Girauta de Ciudadanos y Ramón Jáuregui del PSOE.

Después de una breve introducción sobre el papel del Senado en nuestra democracia representativa y bicameral, su función territorial, etc por parte de la senadora Cristina Ayala del Partido Popular, Fernando comenzó a hacer preguntas a los ponentes teniendo como telón de fondo las tesis o reflexiones que hace Julián Carrión en “La belleza desarmada”. El núcleo gordiano del coloquio era discutir si “el otro” se puede ver fundamentalmente y en primer lugar como un bien para uno mismo, cuestión que en la arena política puede plantear muchas dudas dado lo enconado que el debate político suele devenir… el otro que es irreductible, que sigue teniendo ideas distintas a las nuestras, que nos confronta, que también nos ayuda a identificarnos, a conocer nuestras debilidades…

Lo cierto es que las ideas que salieron fueron realmente muy buenas: se habló del proceso de la transición y de lo que ha significado para nosotros como españoles. De la importancia de los grandes acuerdos, de saber pactar, de saber dialogar, de la necesidad de ceder para llegar a acuerdos. El diálogo entendido como un camino y no un fin en sí mismo…

En el dialogo, en el pacto se aprende del adversario político, a veces de su experiencia de gobierno como apuntaba Girauta citando a personas concretas como Fátima Báñez, ministra de Empleo del Partido Popular.

Girauta insistió en la importancia de contar con un ascensor social para el correcto funcionamiento del Estado y las instituciones. La democracia, comentaba, debe ser regada y mimada, no puede darse por supuesto y mucho menos, añado yo, concluida, asentada o terminada. Jáuregui apuntaba la necesidad de aceptar al otro, de reconocerlo y respetarlo abandonando la cultura del enfrentamiento. Por eso no se puede banalizar el debate político.

Casado, por su parte, habló de la importancia de reivindicar la labor política, tarea noble y que no puede ser substituida. Previno sobre los nacionalismos y populismos que pueden devenir en totalitarismos y que hacen imposible o impracticable el debido respeto al otro. Para acabar con estos enemigos de la democracia, decía, hay que hacerlos en la práctica innecesarios.

Lo cierto es que el coloquio se me pasó volando y quedé encantado de escuchar las reflexiones que los políticos hacían sobre estas ideas. Creo que estas reflexiones deberíamos todos hacérnoslas más allá del ámbito político en nuestro propio ámbito: en mundo de la empresa, la familia, las amistades, etc.

>Comentar

Sólo los usuarios registrados pueden insertar comentarios. Identifíquese.

0Comentarios

<< volver

>SÍGUENOS EN

El otro es un bien, también en política

Arte y pintura en Páginas Digital

El caballero de la mano en el pecho

David vencedor de Goliat de Caravaggio

>Boletín electrónico

Recibe los titulares de PÁGINASDIGITAL.es en tu correo electrónico
Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja

>DESCARGA NUESTRA APP