Diario de información sobre la actualidad política, social, económica y eclesial
14 DICIEMBRE 2018
Búsqueda en los contenidos de la web

>Entrevista a Jordi Bosch

"Queremos quitar muros, vivir expuestos"

P.D. | 0 comentarios valoración: 3  197 votos
Vota 1 2 3 4 5
Resultado 3  197 votos

Este fin de semana se celebra en Barcelona PuntBCN. Una de sus mesas redondas estará dedicada a las iniciativas de solidaridad. Moderada por Jori Bosch, director del banco Farmacéutico, estará dedicada a la “audacia y el realismo”. Bosch explica que “realismo y audacia van de la mano para poder ayudar a las personas que tienen que escoger entre comer o medicarse”.

Modera una mesa redonda en el PuntBCN sobre la colaboración entre el Tercer Sector, las Administraciones Públicas y la empresa. ¿Por qué este tema tiene cabida en el PuntBCN?

Porque en Punt BCN queremos quitar muros, vivir expuestos, fuera de los propios bastiones existenciales, desplazarnos a la periferia del otro, donde es posible el encuentro bello y desarmado. La experiencia en el Banco Farmacéutico ha sido un claro recorrido en esta dirección. Queremos explicar esta experiencia como esa posibilidad.

¿Por qué han querido titular el encuentro "Entre la audacia y el realismo"?

Porque respondiendo a la realidad de la pobreza farmacéutica que las trabajadoras sociales nos mostraban en una relación donde la persona y su necesidad estaban en el centro, nos dimos cuenta de que podíamos establecer de manera audaz un método, una experiencia que respondiese a esa situación. Realismo y audacia de la mano para poder ayudar a las personas que tienen que escoger entre comer o medicarse. De ahí ha surgido una relación de amistad con los diferentes protagonistas: trabajadoras sociales, personas de la Administración, de la empresa privada, etc. Queremos promover una cultura colaborativa entre personas de distintos ámbitos de la sociedad, que dé respuesta a la pobreza farmacéutica.

Usted dirige el Banco Farmacéutico. ¿Qué experiencia tiene de esta colaboración?

La figura de Director del Banco Farmacéutico es de hace un año, el tiempo que llevo en el Banco Farmacéutico. Como experiencia solo puedo decir que el deseo que tengo en el corazón se ve colmado por esta labor. Es una experiencia de gratuidad que responde plenamente a mi deseo. Poder presentar el Banco desde el origen, sin quitar nada de la gratuidad que nos hace nacer, es algo realmente precioso.

Catalunya tiene un amplio Tercer Sector. A menudo la Administración piensa que el Tercer Sector es subsidiario del Estado. Pero el principio de subsidiariedad clásico da el protagonismo a la sociedad. ¿Tenemos dificultad para entender el orden de los factores?

Tantas veces hay una dificultad en entender esto. Después de una larga experiencia como administrador en colegios concertados en Catalunya, he visto claramente esta dificultad. En ese camino, en el que he conocido CL, he visto cómo el método educativo era fundamental para poder entender de dónde podíamos partir, en esa perversión ideológica. Ya no es tanto una relación entre Administraciones y Tercer Sector; se trata de una relación entre personas que ponen en el centro a la persona y su necesidad. A partir del encuentro personal, la barrera ideológica sobre la concepción del principio de subsidiariedad cae, y la propuesta es otra. El principio de subsidiariedad tiene en cuenta la dignidad, libertad y diversidad de la sociedad y, por encima de todo, su capacidad para contribuir al bien común. En este sentido, el trabajo colaborativo desde diferentes ámbitos, público y privado, es la manera más eficaz y eficiente para dar soluciones a problemas sociales.

¿Cómo ha seleccionado a los ponentes de la mesa?

En primer lugar por una relación de amistad, que se ha dado como fruto de esa respuesta a la persona. En segundo lugar porque los tres representan perfectamente el camino que estamos recorriendo. Una vez lo hemos hablado con el director del PuntBCN, hay un deseo de conocer a los ponentes, no tanto por lo que puedan explicarnos de su trabajo sino por lo que son, por su respuesta a la realidad, a la necesidad de las personas que sufren la pobreza farmacéutica. En ellos he visto claramente cómo la gratuidad estaba en su centro vital; y cómo la gratuidad es dar sin esperar nada material a cambio. Sin embargo, quien ofrece su tiempo o recursos para el bien de los demás recibe recompensa en forma de satisfacción y alegría. Nosotros queremos contribuir al valor social y humano que tiene el medicamento porque, además de mejorar la salud de las personas, puede ser la oportunidad de hacer experiencia de la felicidad que genera en uno mismo cuando ayuda a los demás.

¿La actuación de ONG como la suya tienen la finalidad de "tapar agujeros" en momentos de crisis?

Nosotros tenemos que ser esa parte de la sociedad que responda a la necesidad que se ha detectado. Nosotros no tapamos agujeros, queremos responder a la persona, en su totalidad. Queremos estar despiertos para favorecer la inclusión social de las personas a través de la mejora de su salud. Nuestro compromiso consiste en la atención puesta en el otro, sea cual sea su raza, cultura, sexo, religión u opiniones políticas. Queremos colaborar para superar el individualismo e impasividad para implicarnos plenamente en la búsqueda del bien común, para hacer una sociedad más humana, que esté formada por personas apasionadas por el destino de aquellos que nos rodean, partiendo de que el otro es un bien.

>Comentar

Sólo los usuarios registrados pueden insertar comentarios. Identifíquese.

0Comentarios

<< volver

>SÍGUENOS EN

El otro es un bien, también en política

Arte y pintura en Páginas Digital

El caballero de la mano en el pecho

David vencedor de Goliat de Caravaggio

>Boletín electrónico

Recibe los titulares de PÁGINASDIGITAL.es en tu correo electrónico
Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja