Diario de información sobre la actualidad política, social, económica y eclesial
17 DICIEMBRE 2017
Búsqueda en los contenidos de la web

>Entrevista a Mikel Buesa

"No parece que de las primarias vaya a salir una solución que reconduzca y refuerce el partido"

Juan Carlos Hernández | 0 comentarios valoración: 3  238 votos
Vota 1 2 3 4 5
Resultado 3  238 votos

Entrevistamos a Mikel Buesa acerca de las próximas primarias en el PSOE y la crisis del socialismo, que se debe reinventar o desaparecerá arrumbado por las corrientes revolucionarias de la extrema izquierda según Buesa.

¿Qué valoración hace del debate entre los candidatos a la Secretaría General del Partido Socialista?

Me pareció un debate interesante y deplorable. Interesante porque mostró el escaso nivel intelectual y político de los participantes y deplorable porque permitió constatar la profunda división que atenaza a los socialistas, de manera que no parece que de las primarias vaya a salir una solución que reconduzca y refuerce el partido.

¿Hay riesgo de que el PSOE actual se acabe pareciendo mucho a Podemos?

En mi opinión, en Podemos hay una línea política mejor definida y más clara, de carácter revolucionario, orientada a la destrucción del sistema democrático. Lo del PSOE es un radicalismo sin programa, una definición negativa (por oposición a las realizaciones del PP) de la política que carece de objetivos precisos.

Que Pedro Sánchez llegue con posibilidades de salir elegido, ¿es signo de que la política española se ha polarizado en parte?

Es uno de tantos elementos que señalan no sólo una polarización, sino una fragmentación del electorado y de la representación parlamentaria. Esto último es más problemático que lo primero, pues hace inviable cualquier intento de delimitar un acuerdo político que estabilice el sistema. En realidad la polarización viene de lejos, toda vez que tradicionalmente el voto se ha dividido entre dos partidos relevantes, a derecha e izquierda, que sumaban entre dos tercios y tres cuartos del electorado. Ahora esa suma está sólo un poco por encima del 50% porque el voto se ha fragmentado.

Según las encuestas, Javier Fernández es uno de los políticos mejor valorados. Por otra parte, ¿existe también un amplio espectro que busca la moderación?

Las valoraciones de las encuestas son poco fiables, pues no se ponderan con el nivel de conocimiento que tienen los líderes entre los electores. Por tanto, el caso de Javier Fernández es poco significativo y no señala necesariamente una moderación entre los votantes socialistas. Si tenemos en cuenta que estos últimos son predominantemente personas de cierta edad muy dependientes de las rentas que se transfieren desde el Estado del Bienestar, yo me inclino a pensar que el residuo de voto que le ha quedado al PSOE es más bien conservador con respecto al statu quo. No ideológicamente conservador, pero si sociológicamente conservador y refractario a los cambios en el sistema de transferencia de rentas.

En nuestro entorno, el socialismo sufre también crisis profundas como en el caso de nuestros vecinos franceses. ¿Se tiene que reinventar el socialismo?

El socialismo o se reinventa o desaparecerá arrumbado por las corrientes revolucionarias de la extrema izquierda. Tiene que buscar un discurso que incline hacia la izquierda el sistema democrático-constitucional y a la vez lo preserve frente a las corrientes revolucionarias que tratan de destruirlo.

En un artículo en El Mundo, Nicolás Redondo Terreros afirmaba: “El reto de los socialistas sería convertirnos en los reformadores de la globalización, siendo capaces, con programas posibilistas y pragmáticos, de disminuir sus efectos negativos y hacer comunes los innegables beneficios de una sociedad más global que nunca”. ¿Va en la línea que usted postula?

Me parece que la formulación de Nicolás Redondo es esencialmente correcta y va en la línea de lo que apuntaba en la respuesta anterior. El socialismo debe hacerse ideológicamente más complejo, pues ya no basta con la apelación a una ampliación del Estado y a la invención de nuevos derechos. Lo que se necesita es un Estado viable capaz de albergar a los más débiles sin destruir los incentivos al crecimiento de la economía. Ello implica un cambio de mentalidad con respecto al sistema fiscal (impuestos pagados por todos con un nivel moderado de progresividad), a la gestión de los servicios públicos (que ha de abrirse a la iniciativa privada), al respeto a la estabilidad macroeconómica y al equilibrio en las cuentas públicas, a la internacionalización y la integración europea, a la protección de la familia para combatir simultáneamente los problemas del envejecimiento y de la pobreza, a la preservación de los derechos individuales frente a las tendencias colectivistas, etcétera.

>Comentar

Sólo los usuarios registrados pueden insertar comentarios. Identifíquese.

0Comentarios

<< volver

>SÍGUENOS EN

El otro es un bien, también en política

Arte y pintura en Páginas Digital

El caballero de la mano en el pecho

David vencedor de Goliat de Caravaggio

>Boletín electrónico

Recibe los titulares de PÁGINASDIGITAL.es en tu correo electrónico
Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja

>DESCARGA NUESTRA APP