Diario de información sobre la actualidad política, social, económica y eclesial
20 SEPTIEMBRE 2018
Búsqueda en los contenidos de la web

La otra justicia, la reparativa

F.H. | 0 comentarios valoración: 3  162 votos
Vota 1 2 3 4 5
Resultado 3  162 votos

El Meeting de Rimini de 2017, como ya lo hiciera el del año pasado, ha dedicado atención a la justicia reparativa. La justicia que intenta ir más allá de las sentencias que hacen pagar a los culpables su responsabilidad o que le dan la razón a una de las partes en los conflictos civiles. Auspiciados por Marta Cartabia, vicepresidenta del Tribunal Constitucional de Italia, se han desarrollado una serie de encuentros que relatan la ventaja de esta forma de hacer justicia. En la edición de 2016 los protagonistas fueron las víctimas y los responsables de la violencia terrorista de los años 70. Este año hemos escuchado el valor de la mediación en el ámbito familiar y civil, y en el de las prisiones.

Cartabia, con una reflexión que ha partido de las tragedias griegas y de la justicia protagonizada por Orestes, ha insistido en la necesidad de “buscar nuevas formas de hacer justicia para responder mejor a las necesidades humanas”. “Hemos visto -añadía la magistrada- cómo a los responsables de atentados terroristas no les bastaban muchos años de cárcel para superar la culpa y cómo tampoco les bastaban a las víctimas las condenas para rehacer sus vidas. Es necesaria otra justicia para romper la cadena del mal”. Cartabia ha explicado que la justicia tradicional mantiene como instrumento una parte de la venganza que quiere evitar. “La justicia tradicional toma prestado algo de la violencia original”. Sin embargo, la justicia reparativa, en el encuentro entre víctima y victimario, entre las diferentes partes en conflicto, quiere reparar de algún modo el mal causado y el mal sufrido.

Carmen Velasco, notaria española, ha contado su experiencia en la mediación, y su utilidad, por ejemplo en el campo de los créditos hipotecarios. Según Velasco, más allá de las soluciones técnicas, es necesario entender la necesidad de la persona que no puede pagar un crédito, hacerse cargo de la vergüenza que sufre, ayudarle a que ella misma busque soluciones. La experiencia de las cárceles APAC en Brasil ha ilustrado cómo un preso puede hacer un camino para reconocer su culpa, buscar la reparación de la víctima y reconstruir su vida.

Hasta Gherardo Colombo, uno de los magistrados más implacables en aquello que se llamó “manos limpias”, ha venido al Meeting a hablar de las ventajas de la justicia reparativa, de una forma alternativa de hacer justicia.

>Comentar

Sólo los usuarios registrados pueden insertar comentarios. Identifíquese.

0Comentarios

<< volver

>SÍGUENOS EN

El otro es un bien, también en política

Arte y pintura en Páginas Digital

El caballero de la mano en el pecho

David vencedor de Goliat de Caravaggio

>Boletín electrónico

Recibe los titulares de PÁGINASDIGITAL.es en tu correo electrónico
Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja