Diario de información sobre la actualidad política, social, económica y eclesial
13 DICIEMBRE 2017
Búsqueda en los contenidos de la web

El Meeting y la manzana de Newton

Giorgio Vittadini | 0 comentarios valoración: 3  145 votos
Vota 1 2 3 4 5
Resultado 3  145 votos

Ius soli/ius culturae, grandes acuerdos, Europa, ¿a favor o en contra? Es más que normal preguntarse qué piensa el pueblo del Meeting de Rimini sobre temas calientes que interesan a todos. Pero el Meeting, también este año, quiere reivindicar su papel, que no es el de engrosar las filas de un bando sino crear momentos de reflexión y mostrar ejemplos de cultura y de misión.

Un ejemplo son las respuestas que los chicos que se han visto interpelados han dado sobre el ius soli/ius culturae. Opiniones diversas, a veces discordantes, pero argumentadas, no ideológicas. Otro ejemplo lo encontramos en la exposición sobre el trabajo, donde los jóvenes han dado voz a las preguntas más dispares que llevan en su corazón (cómo moverse en el mercado laboral, cómo afrontar los fracasos, cómo no perder de vista el propio crecimiento personal), sin dejarse bloquear por las dificultades del momento actual.

Tener una identidad no significa alinearse en un escenario en blanco y negro. A menudo significa buscar, interrogarse, confrontarse. En una palabra, razonar, no ser hinchas en un estadio. En este clima tan confuso, corremos el riesgo enorme de banalizar problemas complejos. Sin embargo, es más necesario que nunca detenerse para comprender, confrontar, profundizar.

Y sobre todo preguntarse qué mundo queremos dejar a los que vengan después de nosotros. Por ejemplo, ¿qué tipo de sociedad están creando los flujos migratorios, cómo acompañar la integración de las diversas culturas, cómo tutelar a los más débiles? El Meeting no tiene la exigencia de responder según los tiempos de la política. Más bien le son propios los de la reflexión y la experiencia (que lee también la historia del hombre), porque su contribución consiste en formar un sujeto que desee desarrollar su conocimiento y su autoconciencia.

Hecha esta obligada premisa, hay que decir que las decisiones del Meeting están claras. Ante todo contra la indiferencia populista, y teniendo en cuenta el malestar y el sufrimiento de las personas, seguimos animando a las instituciones, pero no porque pensemos que da todo igual sino porque no hemos perdido el orden de prioridades. Las instituciones tienen la tarea de garantizar ante todo el bien común, el bien de todos.

Luego, naturalmente, consideramos que las instituciones deben ser subsidiarias, es decir, ser expresión de las realidades populares que representan, más que de los gobiernos. No sentimos ninguna nostalgia por hombres solos que están al mando, ni mucho menos por los nacionalismos del XIX. Ahí están los ejemplos de CERN, los Erasmus, la Agencia espacial, donde las instituciones dejan espacio a la autonomía. Ejemplos de una Europa subsidiaria.

Otro punto donde el Meeting sigue teniendo las ideas claras es el valor del testimonio, que no es en absoluto hagiográfico sino por la importancia de ejemplos que puedan sugerir un método válido de amplio espectro. Como ha sucedido por los proyectos de solidaridad del Banco de Alimentos o la Casa musulmana de Cultura en Milán. Si la manzana hubiera caído en la cabeza de Newton ahora, alguno habría gritado “al ataque” contra el agricultor. En cambio Newton, a partir de un episodio particular, llegó a descubrir una ley universal.

>Comentar

Sólo los usuarios registrados pueden insertar comentarios. Identifíquese.

0Comentarios

<< volver

>SÍGUENOS EN

El otro es un bien, también en política

Arte y pintura en Páginas Digital

El caballero de la mano en el pecho

David vencedor de Goliat de Caravaggio

>Boletín electrónico

Recibe los titulares de PÁGINASDIGITAL.es en tu correo electrónico
Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja

>DESCARGA NUESTRA APP