Diario de información sobre la actualidad política, social, económica y eclesial
19 NOVIEMBRE 2017
Búsqueda en los contenidos de la web

>Entrevista a Sosa Wagner

"Hay que votar, pero en el marco de las instituciones y las leyes"

Juan Carlos Hernández | 0 comentarios valoración: 3  61 votos
Vota 1 2 3 4 5
Resultado 3  61 votos

El catedrático de Derecho Administrativo Francisco Sosa Wagner analiza para páginasdigital.es el desafío secesionista. El exeurodiputado reclama la necesidad de que una votación deba realizarse dentro del marco del ordenamiento jurídico.

¿Qué valoración le merecen las medidas judiciales que se han adoptado para afrontar el desafío independentista en Cataluña?

Las medidas judiciales me parecen correctas toda vez que el juez está actuando de acuerdo con el ordenamiento jurídico y sobre todo de acuerdo con el auto del Tribunal Constitucional que ha declarado y ha suspendido la ley del referéndum, la ley de transitoriedad, etc. De manera que hay ahí un respaldo jurídico del máximo nivel, que es el intérprete de la Constitución. Creo que el juez está actuando correctamente. Además, estas cosas suelen ocurrir. Cuando uno se salta a la torera la ley, viene un juez y le recuerda que hay que cumplirla. Es bastante frecuente. Todos los ciudadanos lo sabemos.

Pero otras veces parece que la justicia no ha sido tan eficiente como cuando se incumplen las sentencias sobre política lingüística.

Aquí estamos hablando de otra cosa. Eso es una administración autonómica que no acata una norma. Aquí el juez ha iniciado una actuación para poner en práctica y poder hacer realidad lo que el Tribunal Constitucional ha dicho en términos generales. A partir de la declaración de inconstitucionalidad por parte del Tribunal Constitucional, entran a funcionar los fiscales, los jueces, la policía estatal y autonómica... En ese marco incide la actuación de ese juez de instrucción. No es nada raro. Otra cosa es que el juez ordene una cosa y luego no le hagan caso, pero ese ya es otro asunto. El juez está actuando correctamente y tiene el respaldo muy importante del Tribunal Constitucional.

Algunos valoran por parte del gobierno su ponderación, otros le acusan de falta de liderazgo. ¿Se están haciendo bien las cosas por parte del gobierno de Rajoy?

Creo que el gobierno está haciendo algunas cosas bien, las relacionadas con llevar todo este asunto al Tribunal Constitucional, movilizar a la fiscalía, etc. Es lo correcto, no se puede decir, como se dice en algunos medios informativos, que hay que actuar ya y que no sirve de nada enviar papelillos al Tribunal Constitucional. Papelillos no son, son cosas muy importantes y el gobierno actúa correctamente utilizando los mecanismos que le ofrece la ley orgánica del Tribunal Constitucional para intervenir en este asunto. De manera que yo en este sentido es correcta. Ahora bien, ¿dónde está fallando el gobierno, a mi juicio estrepitosamente? En la explicación de este asunto a la ciudadanía de los países europeos, y del mundo entero en general, pero me refiero a los países europeos, que son los más cercanos a nosotros y donde nosotros estamos incorporados, en la Unión Europea. Yo sigo los periódicos alemanes, franceses, y ahí se encuentra uno con unas informaciones que están desconociendo la realidad de lo que pasa en Cataluña, y presentando Cataluña como si fuera un país colonizado, olvidando el hecho de grandísimo bulto de que los nacionalistas catalanes están gobernando en Cataluña desde hace treinta o cuarenta años y están cogobernando en España, porque han estado condicionando al gobierno de España toda la vida, porque los presidentes del gobierno español han dependido del voto de los nacionalistas. Presentar a estas alturas a un territorio como Cataluña como un territorio colonizado por los españoles, por los señores de Zamora, de Sevilla o de Cáceres, parece una cosa de risa. Sin embargo, hay medios informativos en Europa que lo están aceptando y divulgando. No sé quién tiene la culpa, si el ministro de Exteriores o quien sea, pero eso el gobierno lo está haciendo muy mal. El presidente del gobierno hizo la semana pasada una declaración institucional correcta, pero ahí faltaba otro escenario, que es una rueda de prensa con los corresponsales extranjeros, pues es absolutamente clave, y eso falta.

El profesor Quintana Paz explicaba en un artículo que las democracias modernas se basan en dos pilares: una Constitución y el reconocimiento de que existen derechos que nadie puede arrebatar a los individuos. El hecho de votar es un aspecto de la democracia pero no el único. De hecho han existido gobiernos donde se vota y, sin embargo, no son democráticos ¿Ha faltado pedagogía para explicar estas cosas?

Decir sin más que votar es democrático es como no decir nada, es una tontería. Sé que los catalanes están votando, desde que los españoles vivimos en un sistema democrático los catalanes se han podido expresar muchísimas veces en elecciones locales, autonómicas, nacionales, europeas, etc. Votar, simplemente votar, hay que votar, pero en el marco de las instituciones y las leyes. Por cierto, como ellos han dicho, a pesar de que se olvida estos días alguien ha recuperado la memoria, cuando hubo una iniciativa por parte de Podemos en Cataluña sobre una iniciativa ciudadana y puso unas urnas, el gobierno de Artur Mas las retiró, las requisó. ¿Por qué? Porque entendía que no venía a cuento esa pregunta que se estaba haciendo a la ciudadanía. Esto quiere decir que los votos hay que producirlos en el marco de lo que es el ordenamiento jurídico, y lo que permite el texto constitucional. Por ejemplo, podríamos hacer un referéndum sobre reintroducir la pena de muerte o quitar el voto a los mayores de 80 años. Hay debates en el mundo que se están planteando estos asuntos. No es algo que yo me invente ahora. Supongamos que esto se plantea: vamos a suprimir el voto a los que cumplan 80 años. Pues mire, no, porque eso no encaja dentro de nuestra Constitución, no es compatible con ella.

Desde luego, parece necesaria la apelación que usted hace al marco jurídico. Pero da la impresión de que solo el cumplimiento de las leyes, premisa necesaria, no es suficiente, que estamos ante un problema más profundo. ¿Cómo se pueden reconstruir las relaciones entre Cataluña y el resto de España?

Es muy difícil. Si queremos decir cosas blandas y buenas para unos y otros, podemos hacerlo, pero si queremos decir la verdad, es muy difícil. Es muy complicado y vamos a ver qué pasa el uno de octubre. El presidente de la Comunidad Autónoma ha publicado un tuit donde remite a una web que publica las mesas electorales donde se puede ir a votar. El referéndum va a ser un churro, pero eso estaba previsto desde el principio. Nadie ha pensado nunca que fuera a ser un referéndum serio. Por tanto, si la gente va a votar y la Generalitat tiene al final del domingo unos números que ofrecer que sean presentables para ella, aunque no para el resto, dirán que se ha ganado el referéndum, que la población se ha pronunciado, y como no hay parámetros establecidos, podrán decir que a partir de ahí entra en vigor la ley de transitoriedad y se abre un periodo constituyente de un año. ¿Que no se puede celebrar el referéndum porque el gobierno consiga pararlo físicamente todo: urnas, papeletas, colas de gente… y que sea físicamente imposible? Entonces no sé qué va a pasar. No contemplo yo a la Generalitat diciendo que se han equivocado, y que convocan elecciones ¿de acuerdo con qué, con el Estatuto? ¿Lo que quiere Ciudadanos? Para hacer eso no hacía falta tanto lío. Lo terrible, porque crearía un problema enorme, sería que el gobierno de la Generalitat dijera: como no hemos podido expresarnos por la acción represora de jueces y fiscales, etc, nos reunimos en el parlamento y como tenemos mayoría declaramos unilateralmente la independencia. Desde el punto de vista de los gobernantes catalanes, eso es fácil porque tienen la mayoría, supone una huida hacia adelante cuando no puede haber huidas hacia atrás y envían una carta explosiva al gobierno de Madrid, que les puede divertir bastante. Pero yo creo que si entran en razón y no pueden realizar el referéndum, que tengan que aceptarlo aunque no sea con las palabras estricta de la derrota, y que entren en conversaciones con el gobierno de España para ver cómo pueden arreglar esto. Entrar en el debate de una reforma constitucional o lo que sea.

¿Una reforma Constitucional podría ser útil o contraproducente?

No sé si solucionaría algo, no lo sé. A mí me alarma mucho una cosa. Lo que estamos viendo es que hay unas personas que tienen banderas y que las enarbolan con energía, y que además cantan un himno. Bandera e himno son los ingredientes fundamentales para constituir una nación. Allí tienen bandera y tienen himno. Enfrente, la bandera se avergüenzan los ciudadanos de exhibirla, y el himno no existe. Esto hay que tenerlo en cuenta.

Entonces, ¿el problema lo tenemos nosotros?

Evidente. Todo lo que se dice de la mayoría silenciosa que está allí. Eso de silenciosa… He visto un comunicado de un montón de colegios profesionales que iban desde los abogados hasta los fisioterapeutas, diciendo que estaban por el referéndum. No sé si eso responde a la verdad, pero lo cierto es que quienes los representan utilizan esto, como el F.C. Barcelona. Yo quiero saber si en la medida en que con mi pluma estoy defendiendo las posiciones españolas y del estado constitucional, me gustaría saber a cuántos catalanes estoy defendiendo, si a cinco mil o a tres o cuatro millones, pero no lo sé. He visto manifestaciones de los estudiantes universitarios, ¿representan realmente a todos o no? No lo sé. Lo que sí sé es que quienes están por las opciones constitucionales no los vemos en la calle. Desgraciadamente, no los vemos. Fíjese lo que sería ir con la bandera catalana, con la senyera, que ha sido abolida por la estelada, fíjese lo que sería ir con ella, con la española y con la europea. Podían hacerlo. Estudiantes, fisioterapeutas, colegios profesionales… Yo no les veo. Y eso es muy grave. Comprendo la situación que esta gente vive allí. Esto no es nada fácil hacerlo, sí decirlo. Pero ahora bien, cuando se llega a una situación extrema como esta hay que salir a la calle y expresar la opinión divergente. También es cierto que hay una actitud muy valerosa de ciertos alcaldes y es para quitarse el sombrero.

>Comentar

Sólo los usuarios registrados pueden insertar comentarios. Identifíquese.

0Comentarios

<< volver

>SÍGUENOS EN

El otro es un bien, también en política

Arte y pintura en Páginas Digital

El caballero de la mano en el pecho

David vencedor de Goliat de Caravaggio

>Boletín electrónico

Recibe los titulares de PÁGINASDIGITAL.es en tu correo electrónico
Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja

>DESCARGA NUESTRA APP