Diario de información sobre la actualidad política, social, económica y eclesial
17 DICIEMBRE 2017
Búsqueda en los contenidos de la web

>Entrevista a Antonio Fernández Teixidó, exconsejero de la Generalitat

"Es inútil llegar a la luna si no se sabe cómo volver"

F.H. | 0 comentarios valoración: 3  70 votos
Vota 1 2 3 4 5
Resultado 3  70 votos

Antonio Fernández Teixidó fue consejero de la Generalitat y diputado de CiU. Se marchó del partido de Puigdemont porque no era independentista y acaricia la idea de crear una nueva formación. Habla con páginasDigital.es para analizar lo que va a suceder en los próximos días en Cataluña.

¿Cuál cree que sería la respuesta más adecuada para el referéndum y después?

Respecto al 1 de octubre, creo que poco más se puede hacer. Creo que la suerte está echada y por tanto en las próximas horas se irán produciendo medidas complementarias en la actuación del gobierno y respuestas a estas medidas por parte del govern. Creo que la suerte del 1 de octubre está decidida. No tendremos un referéndum obviamente con garantías de ningún tipo, que pueda tener algún tipo de vinculación en función de los resultados, pero se hará creer que sí se ha votado masivamente en referéndum. Las votaciones se producirán, serán fragmentarias, habrá movilización en la calle no sé con qué resultado final desde el punto de vista de los acontecimientos que sucedan, y lo importante es que por la noche tengo la sospecha de que el gobierno catalán proclamará el éxito de la convocatoria y el gobierno español subrayará el fracaso de la convocatoria.

¿Pero cree que habrá declaración unilateral de independencia esa misma noche o luego en el parlament?

No, esa misma noche no. Hay un compromiso por parte de Puigdemont y su gobierno para proclamar la independencia en 48 horas. Se necesita un marco solemne, que es el del parlament, y si se puede justificar que una parte importante de la ciudadanía en Cataluña ha salido a la calle, ha votado o ha intentado votar pero ha expresado claramente su voluntad de hacerlo, no descarto que la república catalana pueda ser proclamada horas después de la convocatoria del parlament.

¿Y ahí cuál podría ser la reacción más conveniente?

El margen de maniobra es pequeño. Yo admito este punto. Creo que es pequeño porque, en definitiva, si una parte del territorio proclama su secesión, yo soy poco partidario de las medidas drásticas pero no sé qué imaginación puede desarrollar el gobierno español para no quedar en una situación muy, muy comprometida. Tengo la impresión de que el gobierno catalán va a apostar por una dialéctica de doble poder, conocen perfectamente sus limitaciones pero creo que Puigdemont supone una dinámica de doble poder.

¿Qué es una dinámica de doble poder?

Quién manda en Cataluña, es decir, la aspiración de que es el gobierno español quien manda en Cataluña en representación de la soberanía española, y a eso se contrapone la idea de que manda el gobierno catalán en defensa de la soberanía catalana. Por su propia dinámica esto es inestable, y hay que ver lo que puede suceder en los próximos días, y no creo que nadie esté en condiciones de aventurarlo, tampoco el gobierno, ni el de aquí ni el de allí.

¿Y tampoco hay posibilidad de rehacer de alguna manera algún diálogo?

Eso exactamente no es lo que hay que hacer sino lo que se debería haber hecho. Y algunos de nosotros hemos insistido hasta la saciedad en esta no solo necesidad sino obligación. Pero ahora es tarde, hasta que no conozcamos qué pasa el 1 de octubre y pensar con serenidad en lo que conviene hacer, yo creo prácticamente imposible el diálogo. El presidente Puigdemont insiste en la necesidad de celebrar este referéndum. El presidente Rajoy insiste en la necesidad de evitarlo. Por tanto, sobre este punto no creo que haya diálogo posible. ¿Después? No va a quedar más remedio que retomar el diálogo, por una parte y por la otra.

¿Y elecciones?

Bueno, es una pregunta clave. Parecería razonable, pero solo digo que parecería razonable, que el presidente Puigdemont estuviera reflexionando sobre este contexto. Esta es una prerrogativa que le corresponde a él. Él es el presidente de la Generalitat, por tanto es a él a quien corresponde la posibilidad de convocar elecciones, y ante la imposibilidad de un referéndum como el que ha planteado y viendo los resultados de esa convocatoria, no va a ser el tipo de referéndum por el que la mayoría de los catalanes ha suspirado, y debería ofrecer a sus conciudadanos la posibilidad de que pudiéramos votar de una manera distinta. Y no hay otra que la convocatoria de elecciones. La pregunta es si esa es la dinámica que va a seguir el presidente Puigdemont. Me temo que ahora mismo no, eso no entra en sus cálculos. Después, depende de las circunstancias que le obliguen. Lo que me parece determinante es que Puigdemont puede hacerlo, que tenga la competencia que le es propia para poder convocar elecciones. Si él no las pudiera convocar, tarde o temprano tendrán que ser convocadas estas elecciones, pero desconozco en qué contexto puede hacerse.

Para que haya una declaración solemne de independencia como prevé la ley de transitoriedad, es necesario el apoyo del PDCat, y dentro del PDCat ya hay quien ha dicho que no está por esa fórmula, ¿puede haber una deserción dentro del PDCat?

No lo creo. El PDCat es un partido disciplinado, ha apostado claramente por la independencia, lo han hecho sus dirigentes y la gran mayoría de sus cuadros. Todos aquellos que nos hemos puesto en contra de esta dinámica desde hace tiempo estamos fuera del partido, por tanto dudo que a estas alturas del guion sectores del PDCat renuncien a seguir al presidente Puigdemont. Desde este punto de vista, creo que no es razonable creer en la ruptura de la coalición Junts pel Sí. Se impondrá el criterio de Esquerra Republicana y el presidente Puigdemont, muy azuzados por las exigencias de la CUP, y dudo que haya grandes disidencias en el seno del PDCat.

Pero entonces ese escenario obliga al gobierno en Madrid a tomar las medidas más radicales, de suspensión de la autonomía…

Eso deberá juzgarlo el gobierno español, sabiendo que resuelve bien poco. Es verdad que en determinados momentos de la vida política se toman determinaciones de escaso valor de futuro, pero eso tiene que decidirlo el gobierno. A mí me parce que esa no es una buena solución. Porque, en definitiva, si se llegaran a convocar elecciones cuando se convoquen, siempre pesará esta decisión en el electorado, y eso no creo que convenga a los intereses de los que están por la no separación de Cataluña. Pero me parece a mí. Es difícil aventurarlo ahora, pero tengo la intuición de que eso no va por aquí.

Hace unos años la independencia tenía un apoyo de en torno al 15%. ¿Hay una parte del más de 40% de apoyo actual que pueda ser recuperable?

Indiscutiblemente. La conciencia de los ciudadanos progresa a saltos, en función de las experiencias que cada ciudadano vive. Y los ciudadanos catalanes vamos a vivir experiencias un tanto traumáticas durante las próximas horas. Y tendrán que probar si un sueño de estas características está justificado a cualquier precio. El gran debate en este momento no es si la independencia, si la democracia… todo este debate con el que finalmente se ha aliado aquí la mayoría gubernamental en Cataluña para conseguir el máximo apoyo en el país. Ese no es el debate. El debate es si un sueño de las características que ellos apuntan se ha de conseguir a cualquier precio, ¿toda factura es legítima?, ¿hay que llegar aquí donde ustedes lo han planteado pase lo que pase? ¿O tiene sentido justamente que los catalanes nos planteemos serenamente por dónde hay que caminar, cuándo, con qué aliados y de qué manera? Me parece razonable el segundo planteamiento. De nada sirve llegar a la luna si no se puede volver. Creo que estamos apuntando en una dirección en la que, en definitiva, podemos contar con un fracaso de todo lo que ha sido esta experiencia y algo mucho peor, con nuestras instituciones políticas, largamente defendidas, en un estado muy preocupante.

>Comentar

Sólo los usuarios registrados pueden insertar comentarios. Identifíquese.

0Comentarios

<< volver

>SÍGUENOS EN

El otro es un bien, también en política

Arte y pintura en Páginas Digital

El caballero de la mano en el pecho

David vencedor de Goliat de Caravaggio

>Boletín electrónico

Recibe los titulares de PÁGINASDIGITAL.es en tu correo electrónico
Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja

>DESCARGA NUESTRA APP