Diario de información sobre la actualidad política, social, económica y eclesial
20 ABRIL 2018
Búsqueda en los contenidos de la web

>Entrevista a Juan Milián, diputado del PPC

"Es esencial que en Cataluña cambiemos el modo de vernos, dejemos de ser enemigos"

P.D. | 0 comentarios valoración: 3  52 votos
Vota 1 2 3 4 5
Resultado 3  52 votos

El diputado del PP en Cataluña Juan Milián habla con www.paginasdigital.es de la marcha de la campaña y de los retos tras el 21-D.

Parece que los bloques siguen sin moverse, que vamos a un resultado parecido al de 2015.

En esta campaña habrá partido hasta el último minuto. Es cierto que hay movimientos dentro de los bloques, pero muy poco movimiento de bloque a bloque. Al final tendremos a independentistas o no independentistas que ganan por uno o dos diputados. Está siendo una campaña muy emocional. Pero en caso de ganar los independentistas no podrán mantener su promesa de saltarse la ley. Ya hemos visto lo que hay, y ellos también lo han visto: el Estado de Derecho actúa. Aquel engaño que antes pretendían sostener ahora no lo van a poder mantener. Saben que no podrán saltarse la ley. Soy optimista.

¿Cree posible una victoria de Arrimadas?

No sé quién será la fuerza más votada del bloque constitucionalista, dependerá de tres partidos, pero creo que Arrimadas no es la que tiene más opciones para gobernar. En este caso el PP será clave en Cataluña, ha aplicado el 155, ha cesado al gobierno de la Generalitat y ha convocado estas elecciones para salir de la situación de bloqueo en que estábamos. Para a que Arrimadas pudiese gobernar los Comunes tendrían que abstenerse y no parece que eso vaya a pasar.

Ahí está la clave, veremos qué hacen los Comunes.

Lo que me preocupa de ellos es esa equidistancia, diciendo que ni 155 ni Declaración de Independencia. No es verdad, al final siempre están con los de la Declaración de Independencia como caballo de Troya, siempre están en las manifestaciones a favor del independentismo. Podemos se encarga de recurrir el 155 cuando no recurre nada de la declaración de independencia.

De hecho, las encuestas dicen que están perdiendo votos en todas las direcciones.

Podemos hablar de muchas cosas, pero a la hora de votar hay que ver si quieren estar en España o seguir con el procés. Al no dar una respuesta clara a esto, se encuentran con esa pérdida.

¿Es posible la operación Iceta? Quizás en ese caso los Comunes sí se abstendrían.

Quizás dé más juego esta hipótesis, habrá que ver la aritmética del 21 de diciembre. Seguro que tiene más opciones de pacto que Arrimadas.

Puigdemont sigue estando muy fuerte. Lo creíamos políticamente derrotado y está fuerte.

Es una lucha entre independentistas, entre las bases de voto de Esquerra y Convergencia, una lucha muy emocional que depende de la última jornada, hasta entonces no veremos si los votos se van a un partido u otro. Lo importante es que esa suma cada día sea menor. Creo que el cambio de clima social en Cataluña va a penalizar a Puigdemont. Hemos vivido, hasta que se aplicó el 155, unos meses de tensión absoluta. Creo que la gente tiene muy vivo el recuerdo de lo que se ha vivido los meses de septiembre y octubre en Cataluña, con sensación de miedo, fuga de empresas, eso ya provoca cansancio. Después del 155 y la convocatoria de elecciones hay un cierto alivio. Ahora está claro que no existe esa independencia sin costes y a corto plazo, y que Puigdemont siga hablando de seguir con el procés me parece la peor opción.

Más allá de la cuestión política, o dentro también de la cuestión política, ¿qué posibilidades hay para restañar heridas? En algún momento habrá que superar la polarización, ¿qué se puede hacer en este campo?

Al final, el problema es ese, curar esta sociedad. El problema es fundamentalmente entre catalanes. Estamos en una vía rupturista que en el fondo es un choque ideológico entre el nacionalismo y la libertad, entre sociedad abierta y sociedad cerrada. El primer paso hacia la solución ha sido convocar elecciones. Con la convocatoria electoral se ha producido una bajada de la tensión muy importante, que puede favorecer un clima de diálogo. Después es necesario restaurar en la política catalana algo que se ha perdido con el procés, la importancia del Estado de Derecho, el pluralismo, el respeto por la opinión y sentimientos de los otros. Todo esto se ha ido perdiendo, así como el respeto a lo que significa Europa. Hay que reconstruir también, no solo cuestiones jurídicas sino lo que se denomina “relato”. El lenguaje político debe dejar de tener agresividad, aquí se puede hablar de prácticamente todo dentro del marco de la ley. Pero lo primero es que cambie el lenguaje político y la manera de vernos. Parece poca cosa, pero es esencial. Si tú no miras al otro como un ciudadano más sino como un enemigo, que es lo que pasa en Cataluña, o como un súbdito, no avanzas. Necesitas volver a crear la confianza para poder hablar de reformas, si no cambias este clima es muy difícil.

>Comentar

Sólo los usuarios registrados pueden insertar comentarios. Identifíquese.

0Comentarios

<< volver

>SÍGUENOS EN

El otro es un bien, también en política

Arte y pintura en Páginas Digital

El caballero de la mano en el pecho

David vencedor de Goliat de Caravaggio

>Boletín electrónico

Recibe los titulares de PÁGINASDIGITAL.es en tu correo electrónico
Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja

>DESCARGA NUESTRA APP