Diario de información sobre la actualidad política, social, económica y eclesial
10 DICIEMBRE 2018
Búsqueda en los contenidos de la web

"En la prisión permanente no se puede seguir una corriente mediática que hace mucho daño a nuestra democracia"

P.D. | 0 comentarios valoración: 2  28 votos
Vota 1 2 3 4 5
Resultado 2  28 votos

El portavoz de Interior en el PSOE, David Serrada, valora para www.paginasdigital.es la propuesta de ampliación de la prisión permanente aprobada por el Gobierno. El diputado defiende el principio de reinserción.

¿Por qué el PSOE se muestra tan crítico con la posible ampliación de la prisión permanente revisable?

La postura del partido socialista no es nueva, la venimos defendiendo desde hace tiempo. Hay una cuestión fundamental. No se puede legislar a golpe de casos, a golpe de lo que la opinión pública pueda pensar en un determinado momento. El partido socialista siempre está al lado de las víctimas, y siempre que hay una víctima el Estado debe garantizar la protección. Ahora bien, a partir de ahí, determinados casos y sobre todo cuando hay un debate político encima de la mesa entre partidos políticos con un corte ideológico muy determinado, no podemos caer en medidas que supongan legislar basándonos en cuestiones claramente populistas. Tenemos que ser más rigurosos y la posición del partido socialista ya vino expresada en una proposición no de ley presentada en el Congreso de los Diputados, vino expresada en un posicionamiento político en torno al debate que se generó sobre esta misma cuestión en el Congreso, y ha venido expresada por el posicionamiento político del partido frente a esa posición que el PP ha pretendido marcar en este debate. Por tanto, creemos que la postura del PSOE es de sobra conocida y que se ajusta a un criterio razonable en un tema que creemos que es muy sensible.

Pero en los países de nuestro entorno hay prisión permanente revisable. En Reino Unido, en Francia, en Alemania es una figura penal y penitenciaria que existe.

No podemos caer en trampas argumentales. Lo primero que tenemos que ver es cuál es la propuesta que hay encima de la mesa en nuestro país y qué es lo que se está haciendo en otros países. Y más allá de eso, tenemos que pensar qué es lo que hay en nuestro código penal y qué es lo que se puede mejorar, sin necesidad de incluir ese tipo de pena, que va en contra de una cuestión fundamental, que es la reinserción y la reeducación de los presos, tal como viene explicada en nuestra Constitución. Por tanto, creo que si esa propuesta la está haciendo el PP, debe ser explicada claramente a los ciudadanos, y debe decir expresamente en qué la diferencia de lo que sucede en otros países y qué aporta que no esté aportando ya el código penal.

¿Es suficiente con lo que hay en el Código Penal para afrontar el problema en este momento?

La cuestión es que el PP está intentando poner en marcha una medida con la que el partido socialista no está en absoluto de acuerdo porque creemos que atenta contra un principio constitucional muy claro. A partir de ahí, podemos entrar en cualquier tipo de debate, pero tenemos que tener esa cuestión muy clara, y eso es lo que va a regir la postura de nuestro partido, como creo que ha sido defendida desde el primer momento.

Estableciendo un sistema de revisión de la pena de la prisión permanente, ¿no se salvaguarda el principio de reinserción de la Constitución?

Solo hay que comparar cómo se puede aplicar el código penal y qué es lo que aplica el PP, incluso hay que ver cómo se aplica esa prisión permanente revisable en otros países, qué plazo de duración tiene la revisión de condena, y entonces podemos hablar. Sobre eso es sobre lo que tenemos que fijar este debate. Pero cualquier medida que en estos momentos lo que haga sea aprovechar una corriente mediática estará haciendo flaco favor a la defensa de nuestra democracia.

Parece que hay una buena parte de la opinión pública que está a favor de endurecer la prisión permanente, de ampliarla a otros delitos, ¿a qué se debe esto?

Esto se debe claramente a que cuando hay casos graves en nuestro país, que a la opinión pública le sensibilizan, evidentemente se crea una corriente de opinión favorable a tomar determinado tipo de medidas. Pero creo que la labor del legislador es legislar pensando en el presente y sobre todo en el futuro. Y teniendo en cuenta cuáles son los índices de criminalidad y de asesinato en nuestro país, somos el sexto país del mundo con la tasa más baja de asesinatos, y eso es lo que nos debe llevar a conducir, sobre todo en el Congreso de los Diputados que es donde se toman las decisiones, a valorar cualquier tipo de decisión que tomemos. No debemos guiarnos sobre casos concretos que, insisto, son absolutamente execrables y tienen toda nuestra condena y todo nuestro apoyo las personas que lo sufren –eso vaya por delante– pero tenemos que ser conscientes y responsables de la situación actual, sobre todo pensando en la legislación de cara al futuro.

>Comentar

Sólo los usuarios registrados pueden insertar comentarios. Identifíquese.

0Comentarios

<< volver

>SÍGUENOS EN

El otro es un bien, también en política

Arte y pintura en Páginas Digital

El caballero de la mano en el pecho

David vencedor de Goliat de Caravaggio

>Boletín electrónico

Recibe los titulares de PÁGINASDIGITAL.es en tu correo electrónico
Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja