Diario de información sobre la actualidad política, social, económica y eclesial
22 JULIO 2018
Búsqueda en los contenidos de la web

Una pequeña cruz que ha puesto todo en su sitio

Giuseppe Frangi | 0 comentarios valoración: 1  13 votos
Vota 1 2 3 4 5
Resultado 1  13 votos

El Mantegna de abajo ha encontrado al Mantegna de arriba. Así podría resumirse la historia del afortunado hallazgo que ha enriquecido el ya extraordinario patrimonio de la Academia Carrara de Bérgamo. Una pequeña tabla con la “Resurrección de Cristo” que encaja a la perfección, como la pieza de un puzle, con otra tabla muy conocida como el “Descenso al limbo”. El desarrollo en vertical de ambas escenas obedece a una perfecta lógica secuencial narrativa y también a una situación topográfica. El limbo abajo, en el corazón de la tierra, y arriba la tumba, a cielo abierto, con el brinco de la Resurrección. El encaje entre ambas piezas del puzle es la cruz del estandarte de Cristo en el limbo, que se encuentra en la parte baja de la tabla “descubierta” con la escena de la resurrección.

Era por tanto una obra única que en tiempos antiguos se cortó para hacer de un Mantegna, dos. La tabla más famosa salió a subasta en Nueva York en 2003 por casi treinta millones de dólares. En el cuadro bergamasco se fijó sir Charles Eastlake —nombrado en 1850 presidente de la Royal Academy, y desde 1855 el primer director de la National Gallery de Londres—, que pasaba por Italia buscando incrementar la colección del museo londinense. Al ver la imagen le puso el nombre de Mantegna, pero fue contestado por uno de los mayores expertos de la época, Giovanni Morelli. El caso es que ojos importantes había caído sobre esta obra. La clave llegó gracias a un pequeño detalle que se le había escapado a todos: aquella extraña cruz pintada en la parte baja de la tabla.

Quien miró el cuadro con ojos expertos habla de una obra bastante deteriorada que había que restaurar. Una obra que, como casi todas las creaciones del genio de Mantegna funcionaban como prototipos replicados como secuela de muchos artistas. En la biblia imprescindible mantegnesca, un libro de Giovanni Agosti publicado en 2005, se muestran varias réplicas parciales de la Resurrección que ponen en evidencia el motivo de Cristo saliendo del sepulcro con la pierna derecha. Se pensaba entonces que la tabla bergamasca era la réplica de un original perdido, debido sobre todo a sus malas condiciones.

Ahora, el detalle de la pequeña cruz ha vuelto a poner las cosas en su sitio. Y también invita a mirar al Mantegna “de abajo”, el Descenso al Limbo, ahora en manos privadas, que muestra una de las creaciones más osadas, sorprendentes y replicadas del maestro, de ese genio que era Andrea Mantegna.

>Comentar

Sólo los usuarios registrados pueden insertar comentarios. Identifíquese.

0Comentarios

<< volver

>SÍGUENOS EN

El otro es un bien, también en política

Arte y pintura en Páginas Digital

El caballero de la mano en el pecho

David vencedor de Goliat de Caravaggio

>Boletín electrónico

Recibe los titulares de PÁGINASDIGITAL.es en tu correo electrónico
Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja