Diario de información sobre la actualidad política, social, económica y eclesial
16 OCTUBRE 2019
Búsqueda en los contenidos de la web

>Entrevista a Eduardo Uriarte

"Los resultados de las elecciones muestran la volatilidad de la opinión pública"

Juan Carlos Hernández | 0 comentarios valoración: 2  25 votos
Vota 1 2 3 4 5
Resultado 2  25 votos

El ex del PSE ve probable que Sánchez, por pragmatismo y sostenerse en el poder, acabe haciendo serias concesiones a los nacionalismos periféricos y demandas demagógicas.

¿Qué significa la victoria del PSOE?

En mi opinión, la capacidad de la propaganda en estos momentos de crisis, y de nuevos medios de comunicación, de arrastrar con mucha facilidad al electorado desde la plataforma del Gobierno y en muy poco tiempo. Es la miseria de la democracia, se suele elegir en determinadas épocas al más demagogo.

Otra consecuencia es la volatilidad de la opinión pública, la inexistencia de memoria, la carencia de capacidad crítica, su seducción por sueños virtuales y el rechazo de retos y responsabilidades. Tenemos en estos momentos una opinión pública emotiva, sentimental y poco racional.

¿Qué camino debe recorrer el PP para recuperar el espacio perdido? ¿Corre el riesgo de que Vox le marque la agenda?

Creo que la labor del PP es rehacerse y armonizar un tanto sus bases dominadas por baronías. La espantada de Rajoy ha dejado la sensación de que el PP es un partido de señoritos que se acercan a la política sin distinguirla de otras actividades sociales, con cierta actitud displicente propia del pasado. Ante los inconvenientes carece de capacidad de reacción, pasó en el 11M y le pasó a Rajoy con la moción de censura y la traición del PNV. ¿Qué esperaba del PNV? Me parece que nadie le va a poder marcar la agenda al PP porque de momento no tiene agenda. Bastante tiene con rehacerse internamente.

En el caso concreto del País Vasco el votante podría ver al PNV como el partido que representa la moderación y además asegura el bienestar social. ¿Podría haber más razones? ¿Por qué los partidos constitucionalistas no terminan de cuajar en el País Vasco?

En el País Vasco fuera del nacionalismo no hay salvación, por eso se le ha acercado tanto en su paulatino decrecer el PSE, y por eso, tras acercársele, prácticamente ha desaparecido el PP. El resto, Cs y Vox lo tienen muy difícil para penetrar.

El nacionalismo da garantías de supervivencia a cualquier ciudadano que no tenga ganas de meterse en líos. Como en el franquismo en sus dos primeras décadas. El nacionalismo lo es todo, desde el mundo empresarial, casi todo, la comunicación (el grupo Vocento rezuma acomodación al nacionalismo), clubs deportivos, de ocio, y hasta la Santa Madre Iglesia. El discurso hegemónico, dominante y difamante, es el nacionalista. Y todo ello es así porque los partidos no nacionalistas, desde la Transición, entregaron este trozo de pastel al nacionalismo. Hay que ser marginal para no acercarse y votar nacionalismo en el País Vasco. Los intentos cívicos de enfrentamiento al nacionalismo acabaron siendo ahogados por los partidos del Gobierno, y doña Soraya, la última, no es ajena a ello. Votar nacionalista se ha convertido en “lo natural”, y al PNV, además, en moderado y de buen gusto.

“El nacionalismo da garantías de supervivencia a cualquier ciudadano que no tenga ganas de meterse en líos. Como en el franquismo en sus dos primeras décadas”

¿Debería Ciudadanos llegar a acuerdos con el PSOE? ¿O tienen razón cuando afirman que Sánchez no es de fiar?

Sánchez no es de fiar porque su proyecto prioritario es el poder, y el segundo, si puede ejercerlo, es izquierdista. El segundo no lo tiene muy asumido, pero por pragmatismo y sostenerse en el poder acabará haciendo concesiones serias a los nacionalismos periféricos y las demandas demagógicas. Creo que no tiene la mínima cualidad de estadista que permita a un partido como Ciudadanos jugarse su existencia con tal personaje, aun a riesgo de repetir elecciones. Dudo mucho que Sánchez esté dispuesto a pactar asuntos serios, Navarra, la aplicación del 155, reforma territorial… a cambio de su investidura.

¿Por qué baja Podemos? Aparte de cuestiones de liderazgo, ¿podría tener que ver con la decepción de toparse con la realidad después de la utopía de tomar el cielo por asalto?

Hay un poco de “toparse con la realidad”, pero además, perdida de la seducción que producía ser un frente de rechazo al sistema. Una vez metido el pie en la necesidad de decidir, por poco que haya sido, el invento se fue desmoronando. A ello hay que sumar el exceso de caudillismo de Iglesias, su culto a la personalidad, su comportamiento de vida…

Para colmo, vino otro que se puso a hacer populismo nada menos que desde el Boletín Oficial del Estado. Y el voto socialista, mayoritariamente anarquista (Largo Caballero), volvió al PSOE de Sánchez. Si González fue perdiendo electorado, entre otras razones, fue porque se convirtió en un hombre de estado. Lo que quiere el emotivo pueblo español son fábulas de ciego, pero le domina la envidia, nunca debió comprar el chalé de Galapagar. Galapagar, galapagar, moro de la morería, el día que tu naciste grandes señales había…

>Comentar

Sólo los usuarios registrados pueden insertar comentarios. Identifíquese.

0Comentarios

<< volver

>SÍGUENOS EN

>Entrevistas

El otro es un bien, también en política

Arte y pintura en Páginas Digital

El caballero de la mano en el pecho

David vencedor de Goliat de Caravaggio

>Boletín electrónico

Recibe los titulares de PÁGINASDIGITAL.es en tu correo electrónico
Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja