Diario de información sobre la actualidad política, social, económica y eclesial
9 DICIEMBRE 2016
Búsqueda en los contenidos de la web

Paraíso Travel

Víctor Alvarado

La historia, narrada en flashback, cuenta la odisea de Marlon Cruz y Reina para alcanzar la frontera de los Estados Unidos. Se trata de un relato cinematográfico, basado en la novela de Jorge Franco, que detalla  minuciosamente las dificultades de los inmigrantes para  alcanzar el sueño americano y conseguir adaptarse a una nueva vida.

Las interpretaciones están muy conseguidas. Particularmente atractivo es el papel de Aldemar Correa (Marlon), un chico locamente enamorado que busca desesperadamente a su chica y que guarda una pizca de inocencia a pesar de todo lo que le pasa en su vida. Este muchacho sufre un dilema moral entre la novia de toda la vida y la chica que le ofrece una estabilidad. El actor expresa muy bien la dificultad para saber cuál es la decisión correcta ante esa encrucijada. La actriz, Ana de la Reguera, tiene una mirada que trasmite muy buenas vibraciones en cada fotograma de la película. El alma caritativa del largometraje le corresponde al personaje de Raquel, que se pone en el lugar de los más débiles, mostrándose solidaria con el necesitado. El que no convence demasiado es John Leguizamo. Quizá ha sido utilizado como reclamo para atraer al público. Su aparición es puramente comercial. El personaje no concuerda con la historia. Interpreta a un rarito que le gusta el sado. Las situaciones tienen un tono cómico y  provocan la sonrisa, pero están metidas con calzador

Simon Brand, conocido por Mentes en blanco (2006), ofrece un relato que refleja  magníficamente el drama de la inmigración. Estas personas se lo juegan todo a una carta, pensando que van a encontrar un mundo mejor. El realizador colombiano ha querido contar el modo en el que las mafias tratan a los inmigrantes que se juegan literalmente la vida para conseguir su objetivo. Estas organizaciones los manejan como si fueran mera mercancía. Sólo interesan mientras puedan pagar. Y cuando se acaba la pasta...

Por otra parte, explica que en el país de los sueños los inicios son posibles. Sin embargo, no es oro todo lo que reluce. Es fácil prosperar en la vida si te esfuerzas mucho. Otro punto que debe ser analizado es que en este largometraje algunos pueden percibir la falta de elementos positivos de la sociedad americana más consolidada, que suele dedicar parte de su vida y de su sueldo a la beneficencia, entre otras cosas.

Cambiando de tema y al margen de que haya escenas que puedan gustar más o menos dentro de la historia, podemos encontrar algunas perlas que no estamos acostumbrados a ver, que son de una belleza exquisita por su sencillo, pero profundo, significado. Hay una escena en la que Marlon tiene prisa por despedirse de su madre en el transcurso de una llamada telefónica y ocurre lo siguiente:

  • - Tengo prisa. Pero mamá, ¡déme la bendición!
  • - Dios le bendiga, hijo mío.

También, en las múltiples llamadas que realiza a lo largo de la cinta, una de las preocupaciones fundamentales del protagonista es conseguir el perdón de su padre. Como vemos, la familia y la religión se presentan como los pilares fundamentales donde se sustenta el hombre hispanoamericano heredero de la cultura española.

<< volver

La imagen del día

>SÍGUENOS EN

Julián Carrón sobre los desafíos de Europa

Marcados con la N de nazareno

Persecución en Kaduna

Arte y pintura en Páginas Digital

El caballero de la mano en el pecho

David vencedor de Goliat de Caravaggio

Ministerio de educación y cultura

>Boletín electrónico

Recibe los titulares de PÁGINASDIGITAL.es en tu correo electrónico
Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja

>DESCARGA NUESTRA APP