Diario de información sobre la actualidad política, social, económica y eclesial
24 OCTUBRE 2020
Búsqueda en los contenidos de la web

>Entrevista a Sandro Gozi

"Esta crisis ha puesto en evidencia el lado oscuro de Europa"

Ángel Satué | 0 comentarios valoración: 2  50 votos
Vota 1 2 3 4 5
Resultado 2  50 votos

Sandro Gozi (1968) es miembro del Parlamento Europeo (Grupo «Renew Europe»), elegido en Francia en las listas del Renacimiento («Renaissance», de «La République en Marche»), antiguo secretario italiano de Asuntos Europeos, con Matteo Renzi primero y luego con Paolo Gentiloni.

Recientemente, usted dijo en un discurso que "la Europa de los gobiernos es una Europa que ha fracasado y está fracasando", me pregunto de qué manera.

Esta crisis ha puesto en evidencia el lado oscuro de Europa: en lugar de la solidaridad y de la colaboración, algunos gobiernos han actuado de forma egoísta como lo haría la extrema derecha. Mientras que otros gobiernos dieron ejemplo acogiendo en hospitales a pacientes COVID-19 de otros países y enviaron a sus mejores investigadores al extranjero para trabajar en una vacuna. Esto muestra lo mejor y lo peor de Europa en la actualidad. Lo que es particularmente peligroso son las divisiones entre el norte y el sur de Europa, y el este y el oeste. No debería haber tales tensiones en Europa durante un período tan crítico y en cambio deberíamos ser un brillante ejemplo de solidaridad. La Europa que "existe" ha conseguido dar una respuesta rápida y, en conjunto, la UE y los Estados miembros han movilizado casi 4.000 millones de euros. Pero podemos ver la diferencia entre la pronta respuesta del Banco Central Europeo y las dificultades del "eurogrupo", donde todos los estados integrantes pueden poner un veto y donde el egoísmo y la miopía prevalecen con demasiada frecuencia.

Los ciudadanos europeos miran a la UE en la crisis de COVID-19, pero la Unión no tiene competencia en materia de atención sanitaria. ¿Se explica esto lo suficiente por la prensa y los medios de comunicación nacionales?

Exactamente. Europa no tiene una fuerte competencia en el campo de la salud porque los gobiernos siempre lo rechazaron. Hoy en día, está claro que la acción europea también es necesaria para proporcionar seguridad y protección sanitaria, sobre todo frente a una amenaza mundial como esta pandemia. Y ciertamente, los medios de comunicación no ayudan, ya que nunca explican y siempre están dispuestos a utilizar a la Unión como chivo expiatorio. Creo que hay una creciente conciencia de esto, al menos en las instituciones de la Unión Europea. Por eso la UE ha actuado de manera diferente: creando nuevas herramientas, como los Bonos de Recuperación. Necesitamos lanzar un plan de recuperación europeo masivo: para ello, necesitamos inversiones comunes y recursos frescos. Por eso hemos propuesto con éxito los Bonos de Recuperación.

Además, los gobiernos nacionales deberían tener el valor de decir por qué no han dado a la UE competencias para actuar hasta ahora. El papel de la Comisión Europea y del Parlamento Europeo consiste en defender la necesidad de contar con más herramientas a nivel de la UE en materia de política sanitaria. El intercambio de mejores prácticas, la flexibilidad en los fondos existentes de la UE y la facilitación de la cooperación entre los Estados miembros es importante pero insuficiente: la UE debe actuar más directamente para hacer frente a los problemas transnacionales.

¿Cómo evalúa las medidas tomadas por las instituciones europeas para apoyar a los estados en la crisis de COVID-19?

Las instituciones de la UE podrían haber actuado más rápido, pero finalmente tomaron muchas iniciativas para apoyar a sus estados miembros. La UE de la Comisión está actuando, la UE del Banco Central Europeo está actuando... Pero la UE de los Estados miembros está fallando, ya que sigue siendo impulsada sólo por sus intereses nacionales. Se esforzaron por acordar un ambicioso paquete de recuperación y qué prioridades deberían establecerse. Por ejemplo, ¿debemos continuar con el Acuerdo Verde, o debemos dejar que las empresas se recuperen de la crisis continuando contaminando como hasta ahora? La UE necesita ahora una reforma profunda para proporcionar a la economía europea el apoyo que necesita. Ahora la división es entre una mayoría de países que se han dado cuenta de que el mundo ha cambiado, y una minoría que no lo ha hecho.

¿Cómo explicar a Alemania, Holanda, los países nórdicos... que España, Italia, Francia... no les piden que paguen nuestras deudas cuando se habla de "bonos corona"? ¿Hay otras herramientas/políticas financieras o fiscales adecuadas?

Preferiría referirme a ellos como Bonos de Recuperación. Su creación enviaría dos mensajes: uno político y otro económico. En primer lugar, los Bonos de Recuperación demuestran una recuperación solidaria y permitirían la financiación de bienes públicos europeos, como la transición ecológica. Este enfoque nos permitiría, por ejemplo, tanto construir una UE más resistente como abordar la crisis climática.

En segundo lugar, la creación de estos Bonos para la Recuperación daría a los países la capacidad de aumentar sus inversiones. Este instrumento común podría emitirse como parte de un fondo europeo dedicado a la recuperación, establecido por un tiempo limitado, pero que sería suficiente para una recuperación sostenida. Ese mecanismo puede establecerse sin modificar los tratados de la Unión Europea, lo que significa que podemos hacerlo rápidamente.

En resumen, no se trata de poner en común la deuda existente, sino de ayudar a los países a invertir para que Europa pueda recuperarse rápidamente. ¡Salgamos del debate de ayer! Nadie está pidiendo a los contribuyentes alemanes u holandeses que paguen las deudas existentes en Italia o España. Estamos hablando de la deuda europea para financiar juntos un proyecto común en nuestro interés común, y esto es absolutamente necesario para contrarrestar la crisis actual, la peor crisis económica y social desde la Segunda Guerra Mundial.

¿Piensa que este virus es una prueba de esfuerzo, un test de estrés, no sólo para el sistema sanitario o financiero, sino también para la solidaridad y el principio de subsidiariedad entre los niveles de gobierno?

Absolutamente, y tenemos que aprender de esto y debe hacer a Europa más fuerte. Se lo debemos a las víctimas del virus, y a todos los negocios, tiendas y personas cuyos medios de vida se están viendo afectados por la crisis.

Europa necesita proteger; no ser un espectador pasivo incapaz de hacer nada. Esto no quiere decir que Europa deba sustituir a los gobiernos nacionales, pero los virus como el COVID-19 no respetan las fronteras, por lo que es evidente que también es necesario actuar a nivel europeo. La UE nunca podrá sustituir a las autoridades locales o a los gobiernos nacionales, pero debe ser capaz de complementar el trabajo realizado de forma eficaz.

Es necesario celebrar un verdadero debate, con los ciudadanos, sobre cómo hacer más eficaz la compleja estructura de la UE y evitar las diferentes respuestas de los países de la UE.

¿Qué aportamos los europeos a la sociedad global de hoy en día en un mundo dominado por Beijing y Washington?

Los europeos aportan muchas cosas al mundo de hoy. En primer lugar, un ferviente defensor del multilateralismo: todos los problemas clave del mundo actual requieren que los países trabajen juntos y tenemos que proteger y promover el nuevo "bien común global" como el desarrollo sostenible, las ciencias, la energía limpia, la investigación... También necesitamos un nuevo programa de "seguridad humana". La ciberseguridad, la crisis climática, las cuestiones migratorias y el terrorismo no pueden ser abordados por un solo país, incluso si se trata de una superpotencia como China o los Estados Unidos. La UE es el ejemplo vivo de que trabajando juntos, los países están mejor equipados para resolver los problemas de sus ciudadanos.

En segundo lugar, aportamos el mayor mercado único del mundo, con más de 500 millones de personas, combinado con un sólido estado de bienestar. Este modelo es único, nos da influencia en términos de la economía global, pero también muestra que se puede ser competitivo y a la vez tener reglas fuertes. Los populistas europeos olvidan que el mercado único es un mercado de reglas comunes que permiten a las empresas comprar/vender bienes y servicios en 27 países, protege a los clientes del fraude al tiempo que les otorga derechos más fuertes, y nos permite abordar la crisis climática de manera eficaz. Tenemos que defender este modelo y enfoque europeo.

¿Necesita la UE listas transnacionales a pesar de que el sistema de Spitzenkandidaten ha fracasado?

"No tires al bebé con el agua del baño" (NdT, “Do not throw the baby out with the bathwater”, es algo así como “No mezcles churras con merinas”), diría yo. El hecho de que el presidente de la Comisión Europea, Von der Leyen, no fuera un Spitzenkandidat no significa que el sistema esté "muerto", ni que haya que deshacerse de las listas transnacionales. Sin embargo, las listas transnacionales complementan naturalmente el sistema Spitzenkandidat, y una de las razones por las que fracasó en 2019 es que no se basaba en listas transnacionales. Una vez que el Spitzenkandidat de cada lista transnacional pueda ser votado en todos los países de la UE y los partidos realicen verdaderas campañas paneuropeas, el Consejo Europeo no tendrá más remedio que aceptar el voto de los ciudadanos de la UE.

Las listas transnacionales pueden utilizarse como una forma de fortalecer la identidad europea y hacer que la solidaridad entre los países de la UE sea un reflejo y no un esfuerzo. Para que la UE tenga una agenda política fuerte, necesitamos que los ciudadanos se sientan europeos tanto como se sienten españoles, italianos, franceses o suecos. Las listas transnacionales pueden y deben ser el germen de una nueva política transnacional indispensable para una democracia verdaderamente europea y una mayor legitimidad de la UE en su conjunto.

Tomó este párrafo en uno de sus últimos discursos: "A veces el curso de nuestras vidas depende de lo que hacemos o dejamos de hacer en unos pocos segundos, un latido, cuando aprovechamos la oportunidad o simplemente la perdemos. Pierde el momento y nunca tendrás una oportunidad de nuevo (Aidan Chambers, Muriendo por conocerte)". ¿Estamos viviendo ese momento? ¿Es un fracaso defender el status quo de los tiempos pasados?

Nos encontramos en un momento crucial de la historia europea: ¿hacemos que el proyecto de la UE sea más fuerte, más eficiente y mejor equipado para luchar contra los desafíos de hoy... o pretendemos que el statu quo es "suficientemente bueno", mientras que el "statu quo" es nuestro peor enemigo y el mejor aliado del nacionalismo? No podemos permitirnos una Europa dividida cuando sus ciudadanos cuentan con ella para actuar. ¡Es absolutamente necesario que aprovechemos el momento y luchemos por Europa!

Salarios, horas de trabajo, pensiones, seguro de desempleo, atención médica y educación, todo lo que importa a la población trabajadora se negocia a nivel nacional y local. ¿Será necesario repensar el papel de nuestros Estados de Bienestar, esta vez a escala europea? ¿Es el federalismo la última oportunidad de la Unión?

No estoy de acuerdo con la suposición de que todo lo que importa se hace a nivel nacional. A nivel de la UE, damos a los ciudadanos el derecho a vivir, trabajar, estudiar, casarse y jubilarse en todos los países de la UE sin discriminación. Gracias a la UE, hemos creado el mayor mercado único del mundo, que está configurado por un conjunto de normas comunes que protegen a los consumidores, el medio ambiente, ayudan a las PYME y apoyan a las empresas europeas a exportar/importar sus bienes y servicios. Cada año, la UE financia cientos de carreteras, escuelas, puentes, líneas de tren, turbinas eólicas y proyectos locales. Estas cosas son importantes para el europeo medio, y no deberíamos ser tímidos a la hora de recordárselo.

¿Significa esto que la UE debería reemplazar a los estados miembros en todas las áreas políticas? Por supuesto que no. La UE no puede ser un sustituto, sino que puede apoyar a los países que lo necesitan. Por ejemplo, durante el momento más oscuro de la crisis financiera, fue la UE quien intervino para ayudar. Por lo tanto, el federalismo es el enfoque correcto para Europa: la UE puede ayudar en muchas áreas, mientras que algunas cosas se hacen mejor a nivel local o nacional sin la UE en el asiento del conductor.

Sólo amas lo que conoces, y sólo defiendes lo que amas... ¿Sabemos los europeos lo que es Europa para amarla?

Creo que esto realmente depende de a quién le preguntes. Algunos en Europa claramente no ven el valor añadido de la UE, y eso es una lástima. Muchos otros, sobre todo los jóvenes, son los primeros en defender la UE: sin ella, no habrían podido estudiar en el extranjero gracias al programa Erasmus, tomar vuelos baratos durante un fin de semana y que se les reconozca su título universitario si se trasladan a otro país europeo.

En términos más generales, piense en esto: ¿cuál es la alternativa a la UE? El nacionalismo, restablecer los controles fronterizos, retirarse del escenario internacional y dejar de lado nuestra historia común. Nadie quiere esto. Imagina afrontar la pandemia de COVID-19 sin que exista la UE. Lucharíamos por cerrar las fronteras exteriores de forma consistente y haríamos muy difícil el traslado de pacientes a través de las fronteras. Aunque obviamente necesitamos hacer más, no debemos tener miedo de compartir también las historias de éxito de Europa.

>Comentar

Sólo los usuarios registrados pueden insertar comentarios. Identifíquese.

0Comentarios

<< volver

>SÍGUENOS EN

>Entrevistas

El otro es un bien, también en política

Arte y pintura en Páginas Digital

El caballero de la mano en el pecho

David vencedor de Goliat de Caravaggio

>Boletín electrónico

Recibe los titulares de PÁGINASDIGITAL.es en tu correo electrónico
Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja