Diario de información sobre la actualidad política, social, económica y eclesial
31 OCTUBRE 2020
Búsqueda en los contenidos de la web

El destino de Argentina, entre Argenzuela y el narco-estado

Arturo Illia | 0 comentarios valoración: 2  25 votos
Vota 1 2 3 4 5
Resultado 2  25 votos

El camino hacia una Argentina presa del totalitarismo o, como la llaman muchos argentinos, hacia una Argenzuela, avanza imparable con un Gobierno que finge no entender la gran protesta social en su contra y que solo se nutre de contradicciones y también de mentiras. Cada vez resulta más evidente que, por primera vez en su tortuoso camino democrático, el país se encuentra con una figura presidencial que sustancialmente actúa como secretario de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Su desconexión con el país, o al menos con gran parte del mismo, ya es total. Solo se sostiene políticamente por esa parte de la población que vive gracias a subsidios eternos, y también por todo un mundo de sindicalistas y políticos dispuestos a hacer de todo con tal de que nada cambie.

El 1 de septiembre sucedió algo inverosímil. El congreso de diputados tenía que debatir dos iniciativas muy importantes, como la grave crisis turística debida al Covid-19 y el problema de la pesca ilegal. Este segundo tema es fuente de continuos problemas porque el tramo atlántico argentino constituye uno de los mares de pesca más importante del mundo y durante décadas pesqueros de varias nacionalidades, pero sobre todo chinos, pescan ilegalmente en aguas territoriales argentinas. Pero los medios disponibles, en la desastrosa crisis que el país vive desde hace años, no permiten preparar una flota capaz de velar por la seguridad de sus aguas. Por eso era importante encontrar una solución para ambos problemas.

La oposición, que en el congreso de los diputados cuenta con una mayoría, aunque escasa, se personó en masa, mientras que los diputados que apoyan al Gobierno participaron de manera virtual. El presidente de la cámara, Sergio Massa, un delfín kirchnerista que durante años repudió a este bando político para luego volver al redil (como el presidente Alberto Fernández, por cierto) con una decisión que supera la metafísica, decidió considerar a la oposición ausente en la reunión, a pesar de que tenía ante sus ojos a todos sus miembros en persona. Luego la reunión prosiguió como si nada, a pesar de las protestas de los diputados presentes, y se prolongó hasta las cinco de la madrugada, con la aprobación de dichos procedimientos contando solo los votos virtuales. En la práctica, asistimos a la liquidación política del congreso de los diputados pero, a pesar de que los presentes protestaron por este auténtico “golpe” institucional, Massa decidió aprobar la sesión y por tanto darla por válida.

Al día siguiente asistimos además a lo que se podría definir como “La parodia de la República”, con el presidente Fernández que desde el principio dio por nula la sesión, dada la gravedad de la situación que se produjo, pero al cabo de apenas una hora se convirtió en lo que ya es un clásico de su gestión, revertía la situación dando la sesión por válida. ¿Pero cómo? Porque claramente el “secretario” de Cristina Kirchner ha avalado las ideas de su vicepresidenta, que luego en la práctica, con esta decisión, ha mostrado quién detenta el poder en este país.

Mientras tanto, continúa el ataque al sector agrícola, donde grupos políticos rompen las bolsas donde se conservan las cosechas de soja, causando daños gravísimos para los propietarios, pero además ha vuelto a la palestra, en el sur patagónico del país, la ocupación de terrenos y casas por parte de los miembros de la tribu mapuche, que se consideran los propietarios de aquel territorio, a pesar de tratarse de una etnia de claro origen chileno que conquistó esas tierras asesinando a la etnia tehuelce originaria.

Pero también en la provincia de Buenos Aires, grupos pertenecientes a centros sociales ocupan de manera ilegal terrenos y viviendas que luego pasan a manos de organizaciones de narcotraficantes sin que el Estado mueva un dedo para defender a los propietarios legítimos ante estas invasiones. Si sumamos a todo esto el cambio radical en el sector de la justicia realizado recientemente, tenemos sin duda el cuadro de una Argentina que está descuidando la vigilancia de sus fronteras en plena disolución republicana y con un narco-estado a las puertas.

Todo ello mientras se mantiene una cuarentena eterna, que ya entra en su sexto mes y que, además de superar las diez mil muertes, ya ha alcanzado y superado el medio millón de contagios en una situación que probablemente, visto el nivel de contagios, llevará a una restricción aún más dura, con una cuarentena insoportable, que ya ha causado el cierre de más del 70% de las pequeñas y medianas empresas, la mayoría familiares, y que ha abierto las puertas al nacimiento de la Argenzuela.

>Comentar

Sólo los usuarios registrados pueden insertar comentarios. Identifíquese.

0Comentarios

<< volver

>SÍGUENOS EN

>Entrevistas

El otro es un bien, también en política

Arte y pintura en Páginas Digital

El caballero de la mano en el pecho

David vencedor de Goliat de Caravaggio

>Boletín electrónico

Recibe los titulares de PÁGINASDIGITAL.es en tu correo electrónico
Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja