Diario de información sobre la actualidad política, social, económica y eclesial
2 DICIEMBRE 2016
Búsqueda en los contenidos de la web

>Diario de campaña

Otra vez la polarización

Fernando de Haro

El candidato en realidad es Zapatero y este lunes, por si hubiera alguna duda, en la jornada gallega lo ha subrayado. No está intentado hacerse un hueco diferenciado. Comió en Santiago de Compostela y ¿de qué habló? Del Debate del Estado de la Nación y de Zapatero. "Ha supuesto una reinvestidura", aseguró vehemente. Quizás sus palabras le parecieron excesivas y en Vigo, por la tarde, intentó corregir: "No está en juego la victoria de Zapatero, sino una Europa que no pase por encima de los trabajadores". La negación de López Aguilar lo ha hecho más evidente. 

¿Y que campaña está haciendo el "candidato Zapatero"? Mitin en Las Palmas de Gran Canaria, en el primer sábado después del Consejo de Ministros que  aprobó el proyecto de ley del aborto. Los comentarios del presidente del Gobierno en los que acusa al PP de hipocresía, de querer imponer su moral y de partidismo por haber anunciado que iba a recurrir al Tribunal Constitucional ponen de manifiesto su estrategia: necesita movilizar a los abstencionistas de izquierda y, por eso, enciende el fuego de la división entre los españoles en una cuestión tan crucial como la tutela de la vida. Es el pirómano que convierte el aborto en un derecho y que se presenta como el bombero del incendio que ha provocado, argumentando que la discusión sobre la interrupción del embarazo está superada. 

Es difícil romper esta dinámica. Es evidente que el partidismo está del lado de Zapatero. Hay un importante sector social que reconoce en el no nacido una persona, hay otro sector que está confuso: no quiere una penalización del aborto pero tampoco que se convierta en un derecho y hay un tercer minoritario pro-abortista radical. El sector que está confuso, aunque no reconozca con claridad que es necesario tutelar al no nacido, sí puede reconocer con facilidad que estamos ante una cuestión muy importante que no se puede convertir en materia de refriega para una campaña. Necesita sosiego. Zapatero está convencido de que la polarización le dará votos entre los más confusos. Intenta, como otras veces, utilizar las críticas a su favor. 

Este lunes Mayor Oreja, en una entrevista en La Tarde con Cristina de Cope, apuntaba en esta dirección: la estrategia del Ejecutivo "responde a su proyecto, un proyecto que quiere que los valores dividan a los españoles. La herencia que nos dejará Zapatero es un sociedad divida en los valores esenciales. Los presidentes de Extremadura y de Castilla La-Mancha, Guillermo Fernández Vara y José Barreda, junto al alcalde de Lleida, Ángel Ros, socialistas todos ellos, han criticado el proyecto aprobado del Gobierno. Puede ser una maniobra de distracción: a última hora se elimina la posibilidad de que las chicas de 16 años aborten sin el consentimiento de los padres y Zapatero se presenta como moderado. O puede ser también más sencillo: estos líderes socialistas están muy pegados a sus electores y saben que forzar demasiado las cosas para conseguir votos de los "confusos" no va dar buen resultado.

<< volver

La imagen del día

>SÍGUENOS EN

Julián Carrón sobre los desafíos de Europa

Marcados con la N de nazareno

Persecución en Kaduna

Arte y pintura en Páginas Digital

El caballero de la mano en el pecho

David vencedor de Goliat de Caravaggio

Ministerio de educación y cultura

>Boletín electrónico

Recibe los titulares de PÁGINASDIGITAL.es en tu correo electrónico
Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja

>DESCARGA NUESTRA APP